lunes, 22 de agosto de 2016

El Parlamento alemán quiere investigar al servicio de inteligencia turco

La canciller alemana Angela Merkel, durante un acto de campaña en Boldekow (Alemania), el 18 de agosto. SEAN GALLUP GETTY IMAGES

Un diario germano cifra en unos 6.000 los agentes que tratan de acallar la oposición a Erdogan

Por ENRIQUE MÜLLER - Berlín

La comisión de Control Parlamentario del Bundestag, un selecto gremio integrado por diputados de los cinco partidos que tienen representación parlamentaria y que se ocupa de vigilar las actividades de los servicios de inteligencia en el país, desea investigar las actividades que está llevando a cabo en Alemania la Organización de Inteligencia Nacional de Turquía (MIT, en sus siglas en turco), bajo sospecha por estar llevando a cabo una sistemática campaña de represión y amenazas contra la comunidad turca que vive en Alemania.

Poco después de la asonada golpista fallida contra el mandatario turco, varios empresarios turcos simpatizantes del clérigo Fetulá Gulan, a quien el régimen turco acusó de ser el cerebro intelectual del intento de golpe, recibieron amenazas anónimas, una campaña que fue apoyada por los imames pagados por el Gobierno turco, que utilizaron sus sermones de los viernes en las mezquitas alemanas para denunciar a los "traidores" de Estado turco.

"Pediré una reunión del gremio de control del Bundestag para analizar las actividades del MIT en Alemania. Están llevando a cabo actividades secretas extraordinarias" dijo el diputado Hans-Christian Ströbele, que teme que los servicios de inteligencia y seguridad alemana puedan volverse cómplices de la represión de los agentes del MIT en Alemania. La propuesta de Ströbele, un veterano militante de Los Verdes fue compartida y apoyada por su colega democratacristiano, Clemens Binninger.

Las amenazas hicieron temer a las autoridades alemanes que la represión iniciada en Turquía después del 15 de julio podría ser trasladada a Alemania, donde vive la mayor diáspora turca del mundo. Las actividades del MIT en Alemania, según un informe periodístico publicado por el periódico Welt am Sonntag, han cobrado una dinámica especial tras el golpe.

Este domingo, el periódico reveló que unos 6.000 agentes voluntarios del MIT estarían trabajando en Alemania para intentar acallar las voces críticas que existen en la comunidad turca. El periódico señala que el director de la edición alemana del periódico turco ZAMAN, recibió una carta escrita por agentes del MIT donde se le amenaza de muerte si no coopera.

El MIT también ha intentado utilizar al Servicio de Inteligencia Exterior alemán (BND) para su lucha en contra de la oposición turca que viven en Alemania. Sus agentes en Alemania, según revelo la revista Der Spiegel, solicitaron la cooperación del BND para someter a vigilancia a los seguidores de Gulan.

El gobierno turco, a través del MIT, pidió la vigilancia de unas 40 personas en Alemania y también solicitó la extradición de otras tres. La revista también señaló que diplomáticos turcos habían solicitado a las autoridades de once gobiernos regionales que adoptaran medidas en contra de los partidarios del clérigo. La respuesta fue negativa.

No hay comentarios: