miércoles, 31 de agosto de 2016

Hoy comenzará la votación que decidirá el futuro de Dilma Rousseff

La presidenta sustituida de Brasil, Dilma Rousseff, junto a la bandera de su país - EFE

Mientras que la tensión continúa creciendo en una Brasil en la que los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que apoyan a la líder son constantes, se espera que la presidenta abandone su cargo por 60 votos a favor y 21 en contra

Por BERNARDO REBELLO Brasilia


A las 2:27 de la madrugada, el presidente del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowsky, suspendió la sesión que precedía a la votación final sobre el juicio político de Rousseff. Se volverá a abrir a las 11:00 hora local (16:00 hora española) para que los senadores pueden votar. Se espera que se apruebe la destitución de Rousseff por 60 votos a favor y 21 en contra. Son necesarios 54 votos de los 83 senadores para que Rousseff abandone el cargo.

En el acto se cumplirá el siguiente rito: el presidente Lewandowsky leerá el informe resumido con los fundamentos de la acusación y la defensa. Podrán utilizar la palabra dos senadores que apoyen la condena y dos senadores a favor de la absolución durante un máximo de 5 minutos cada uno. Acto seguido, empezará la votación.

Los senadores responderán a la seguinte pregunta: ¿cometó Rousseff los delitos de responsabilidad fiscal? En caso de resultado positivo, la presidenta perderá el cargo y el interino lo asumirá definitivamente en el mismo día, en una ceremonia que puede celebrarse mañana por la tarde. En caso contrario, el informe será archivado y la presidenta volverá a ponerse al frente del Ejecutivo brasileño.

Síntesis del último día

A lo largo de la histórica jornada, hubo muchas lágrimas y ansiedad. Ambos abogados, tanto lo de la defensa como la de la acusación, lloraron. Varios senadores también llegaran a las lágrimas; son los casos del senador Reguffe (sin partido) y Cristovam Buarque (PPS), que se encontraban entre los indecisos y acabaron anunciando su voto por la destitución de la presidenta. Mientras, el senador Randolfe Rodrigues (REDE) cayó enfermo y tuvo que ser atendido por los médicos del Senado.

Noche de violencia


Fuera del Senado, el ambiente estaba al rojo vivo: se desató el segundo día de protestas y violencia en Sao Paulo. Los manifestantes arrojaron piedras y palos contra la policía, dejando claro así que estaban en contra de la destitución de Rousseff. Estudiantes y miembros de partidos favorables a la mandatarioa sustituida bloquearon uno de los sentidos de la Avenida Paulista. La manifestación partió desde el museo MASP y acabó con un enfrentamiento entre sus participantes y la policía en el Lago Arouche. Al menos dos agentes de policía resultaron heridos y cuatro manifestantes fueron detenidos. La confusión comenzó alrededor de las 21:30 hora local (02:30 hora española), de acuerdo con la prensa brasileña. La policía trató de dispersar el acto con gas pimienta y entonces es cuando fue atacada con piedras, pedazos de vidrio y palos.

En las redes sociales, los organizadores del acto escribieron que es el momento de «dejar de lado la paz con los golpistas». Algunos creen que está iniciando la primavera democrática (en referencia a la «primavera árabe»). «Tenemos que ir a la guerra armados de valores, energía y amor por nuestro país. Queremos la paz, pero si quieren guerra, debemos demostrar que sabemos hacerlo», rezaba la convocatoria de la manifestación.

No hay comentarios: