jueves, 25 de agosto de 2016

Las milicias kurdas de Siria retroceden hasta el Éufrates como exigen EE UU y Turquía

Un niño mira un tanque turco que se dirige a la frontera siria, en la localidad de Karkamis, sureste de Turquía. HALIT ONUR SANDAL AP

Más tanques turcos cruzan a territorio sirio para asegurar el control de Yarablus, arrebatada al ISIS

Por ANDRÉS MOURENZA - Estambul

Las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdo-sirias se han retirado hacia la orilla oriental del río Éufrates, tal como exigía Turquía desde hace semanas. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, había advertido el miércoles a dichas milicias que, de no hacerlo, se suspendería el apoyo norteamericano a sus operaciones. Gracias a la cobertura aérea de EE UU, las YPG han logrado en los dos últimos años importantes victorias contra el Estado Islámico, lo que ha llevado a extender sus dominios por la mayor parte del norte de Siria. Sin embargo, Ankara ve a esta organización como una extensión del grupo armado kurdo PKK, que opera en suelo turco.

Al inicio de la mañana del jueves, el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, telefoneó a su homólogo turco, Mevlüt Çavusoglu, para comunicarle que las YPG se habían retirado, pese a las reticencias que horas antes había expresado el portavoz de las milicias kurdas, Redur Xelil, quien aseguraba que no retrasarían sus posiciones. Las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), una coalición de grupos kurdos y árabes liderados por las YPG, cruzaron el Éufrates hace tres meses y comenzaron a batallar contra los yihadistas del ISIS para tomar varias localidades, la más importante de las cuales fue Manbij, liberada el pasado día 13. Posteriormente, algunas unidades de las YPG comenzaron a avanzar hacia el norte, lo que se baraja como una de las razones por las que el miércoles Turquíalanzó su operación contra Yarablus, para liberarla de la presencia de yihadistas pero también para evitar que cayera en manos de las YPG, lo que hubiese contribuido crear un corredor kurdo de este a oeste a lo largo del norte de Siria.

La portavocía de la operación Resolución Inherente –la coalición internacional liderada por EE UU contra el ISIS- afirmó este jueves en Twitter que las “SDF han vuelto al este del Éufrates a fin de prepararse para la eventual liberación de Raqa”, la capital siria del ISIS, aunque “algunas fuerzas han permanecido en Manbij para terminar con la limpieza de artefactos explosivos” que pudiesen haber colocado los yihadistas en su huida. Una fuente de la Administración kurda de Siria confirmó también a EL PAÍS la retirada de las YPG y explicó que “las tareas de seguridad han sido transferidas al consejo militar de Manbij, formado por población local”. “Nosotros continuamos dispuestos a regresar (a la orilla occidental del Éufrates) para ayudar en caso de que el Consejo Militar de Manbij o de otras localidades solicite nuestro apoyo”, añadió dicha fuente.

“Turquía dio luz verde a la operación de liberación de Manbij con la condición de que una vez concluida, los militantes de las YPG regresasen al este del Éufrates. Nuestra preocupación es que las YPG tienen un historial de desplazar por la fuerza a poblaciones no kurdas o a sus rivales kurdos, como en el caso de Tel Abiad”, señaló una fuente del Gobierno turco a EL PAÍS.

Mientras tanto, una decena de nuevos tanques turcos se introdujeron esta mañana en Siria como parte de la operación Escudo del Éufrates que en menos de 15 horas logró liberar la ciudad de Yarablus del ISIS. De acuerdo, a los medios turcos, la mayoría de los yihadistas abandonaron la ciudad hacia el sur sin apenas presentar combate. Además de los carros armados, las televisiones turcas mostraron excavadoras y otra maquinaria pesada cruzando la frontera turco-siria, presumiblemente para trabajar en tareas de desminado, desescombrado y limpieza y ayudar a los varios miles de combatientes del Ejército Libre Sirio (ELS) a asegurar Yarablus. Un portavoz del ELS dijo en Twitter que la situación dentro de la ciudad es “de calma”. Durante las últimas horas se han escuchado explosiones, pero se desconoce si se trata enfrentamientos o detonaciones controladas de explosivos.

El general turco a cargo de la operación, Zekai Aksakalli (uno de los mandos militares que se mantuvo leal al Gobierno durante el fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio) visitó hoy a las tropas turcas y del ELS en Yarablus. El ministro turco de Defensa, Fikri Isik, informó de que no ha habido bajas entre las Fuerzas Armadas turcas, pero sí dos del ELS. 
Otra decena de rebeldes sirios fueron evacuados a Turquía heridos.

No hay comentarios: