miércoles, 21 de septiembre de 2016

Kuczynski pide más presión internacional sobre Venezuela

Kuczynski, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU. AP

ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

El presidente de Perú destaca ante la ONU sus planes para dar agua y saneamiento a casi un tercio de la población de su país


Por JACQUELINE FOWKS - Lima 

Tras su primera visita de Estado a China, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, ha seguido viaje a Estados Unidos: el periplo de cinco días incluye, entre otros, dos eventos empresariales en Nueva York, un foro del Council of Foreign Relations y su intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas, donde este martes destacó sus planes para dar agua y saneamiento a casi un tercio de la población de su país y promover, junto con sus pares de la Alianza del Pacífico, el diálogo político en Venezuela “para enfrentar esta crisis multifacética”.

“Es imprescindible expresar nuestra preocupación por la crítica situación política, económica y social que vive el amigo país de Venezuela. La plena vigencia de la democracia requiere el pleno respeto a los derechos humanos, los derechos fundamentales, así como el respeto a la separación y el equilibrio de poderes. Esta situación se ve afectada en Venezuela por la extrema violencia, la confrontación social y una grave escasez de medicina y alimentos. Para enfrentar esta crisis multifacética hacemos una firme invocación a que inicie cuanto antes un diálogo político interno sin condicionamientos políticos”, invocó Kuczynski ante la Asamblea General.

“El Perú está dispuesto a realizar todos los esfuerzos necesarios que puedan ayudar para que alcancen una solución a sus problemas. Trabajaremos con los países de Alianza del Pacífico en este empeño, y en particular con el vecino de Venezuela, Colombia”, añadió el nuevo mandatario peruano. Kuczynski además agradeció al presidente de Naciones Unidas el haber sido incorporado como miembro del panel de alto nivel sobre agua, junto con otros nueve presidentes.

En una entrevista con Bloomberg el lunes, PPK reiteró su planteamiento sobre Venezuela, aunque por primera vez incluyendo a los países de ese bloque y a un miembro observador: “No hay medicinas en Venezuela, podemos hacer un club de países. Chile, Colombia, Argentina y Perú tenemos industrias farmacéuticas, tenemos alimentos, podemos ayudar. Maduro no quiere porque dice que todo está perfecto en Venezuela y sabemos que no es cierto. Tiene que haber presión, de una manera amigable, tratando de no interferir mucho, alguna persuasión moral porque uno no puede poner a todos sus enemigos en prisión”, comentó el exbanquero de inversión y exministro de Economía.

También informó a Bloomberg que la deuda neta de Perú no subirá, pero la composición puede cambiar, considerando las tasas de interés antiguas de las que el país goza: “Tenemos que aprovecharlas, seríamos locos si no lo hiciéramos”, afirmó.

Kuczynski inició sus actividades públicas el domingo, compartiendo unas horas con la comunidad de peruanos en Patterson, la ciudad más peruana en Norteamérica. El lunes se reunió con el director ejecutivo del American Jewish Committee, David Harris, y asistió a dos eventos empresariales organizados por The Global Compact —una iniciativa de Naciones Unidas respaldada por directores ejecutivos de corporaciones— y The Council of the Americas, que enfocó el encuentro en oportunidades en Perú.

Reunión con Kerry

Este miércoles sostendrá una reunión bilateral con el secretario de Estado, John Kerry, y otra con el director ejecutivo del World Economic Forum, Klaus Schwab, y participará de una reunión de presidentes de la Alianza del Pacífico. Al volver a Lima el jueves, después de 12 días fuera del país, encontrará un panorama infrecuente en el Congreso, dado que la mayoría fujimorista (oposición) ha enviado el pedido del Ejecutivo —de delegación de facultades legislativas— a revisión por parte de las comisiones parlamentarias, en vez de debatir la solicitud directamente en el pleno.

El Gobierno de Kuczynski pretende aprobar decretos respecto de la reactivación económica y formalización de los sectores productivos, seguridad ciudadana, lucha contra la corrupción, agua y saneamiento y reorganización de Petroperú, la empresa estatal cuyo oleoducto —de 40 años de antigüedad y escaso mantenimiento— causa daños debido a los continuos derrames de crudo en la Amazonía.

No hay comentarios: