miércoles, 5 de octubre de 2016

Bodegas modernas de España

La Grajera / 2 (Logroño, La Rioja)

Virai Arquitectos

Por BELINDA SAILE

La bodega propiamente dicha queda semienterrada aprovechando la pendiente del terreno, lo que favorece aspectos del proceso productivo como pueden ser la temperatura constante, el uso de la gravedad o la ventilación natural. Los arquitectos buscaron así integrar soluciones bioclimáticas. En la fotografía, la zona de barricas.


Qumrán / 1 (Peñafiel, Valladolid)

konkrit blu arquitectura


Sandra Hernández y Álvaro Solís, de konkrit blu arquitectura, son los autores de esta bodega situada en el valle del río Duero, en una zona de orografía suave destinada a la producción vitivinícola y ganadera. El proyecto busca la integración con el paisaje y la minimización del impacto visual.


Bodega Otazu / 1 (Etxauri, Navarra) 

Jaime Gaztelu Quijano

La bodega consiste de tres módulos arquitectónicos y productivos: un primer pabellón a dos aguas de teja y madera recibe la uva y la fermenta en enormes depósitos de acero. Una zona central, semienterrada, acoge la zona de envejecimiento en barricas. Y un pabellón idéntico al primero aloja zonas de embotellado y almacén.

Bodega Otazu / 2 (Etxauri, Navarra)

Jaime Gaztelu Quijano


El espacio central de la bodega aloja una espectacular sala de barricas con bóvedas de hormigón que consiguen una ligereza en su compacidad admirable. Este lugar "es capaz de detener el tiempo no sólo para la maduración del vino sino también en el espectador", explica la memoria del proyecto, obra de Jaime Gaztelu, Ana Fernández y José Luis Sota. Al tratarse de un espacio enterrado consigue una temperatura constante para las barricas sin necesidad de aportes de calor o frío.


Ysios / 2 (Laguardia, Álava)

Santiago Calatrava


Una visita guiada permite recorrer la sala de barricas de la bodega Ysios, en cuyo interior también quedan subrayadas las líneas sinuosas que caracterizan el proyecto. GONZALO AZUMENDI


Bodega Mas Rodó / 1 (Mediona, Barcelona)

Sala Ferusic Arquitectos


Carles Sala, de Sala Ferusic Arquitectos, proyectó esta bodega barcelonesa que se funde con los colores del paisaje. Se trata de una reforma y adecuación de una nave agrícola de los años setenta sobre las bases de una antigua masía del siglo XVIII.

No hay comentarios: