miércoles, 5 de octubre de 2016

La guerra fría con bombarderos rusos llega esta vez hasta Bilbao

Uno de los bombarderos Tu160 Blackjack en una imagen difundida por el Ministerio de Defensa francés.

RUSIA

Dos portamisiles recorren la costa europea hasta Bizkaia en una demostración de fuerza

Por CARLOS YÁRNOZ - París 

La guerra fría ha vuelto con todas sus consecuencias y escenarios. También con la presencia en los cielos europeos de los enormes bombarderos rusos capaces de lanzar misiles hasta el último rincón del continente. En una demostración de fuerza sin precedentes en las últimas décadas, Moscú ha enviado varias veces en los últimos meses esos bombarderos hasta los límites del espacio aéreo internacional. La última vez, el 22 de septiembre, llegaron más al sur que nunca, hasta la costa frente a Bilbao. El Ministerio de Defensa español ha confirmado que ambos aviones rusos bordearon, pero "en ningún momento entraron en el espacio aéreo español", informa Efe.

El Ministerio de Defensa francés ha difundido los detalles de esta “provocación”, como la han calificado fuentes militares. A las 9.13 de ese día, Noruega detectó cerca de su cota dos bombarderos Túpolev 160, conocidos como Blackjack en la terminología OTAN. De inmediato, dos cazas F-16 de las fuerzas aéreas noruegas salieron a su encuentro para asegurarse de que no penetraban en espacio aéreo del país.

Los F-16 acompañaron y fotografiaron a los Blackjack hasta que estos se acercaron al norte de Escocia. Allí les esperaban ya otros dos cazas británicos Typhoon. Los rusos sobrevolaron las cercanías de la costa oeste irlandesa mientras se dirigían al Sur.

A las 13.57, dos cazas Rafale franceses, siempre según datos del ministerio, se aproximaron a los Tu-160 cuando estos se encontraban a unos 100 kilómetros de Bretaña. Los Rafale volaron hacia el Sur con los Túpolev hasta las 14.33. “Los dos bombarderos pusieron entonces rumbo al oeste a lo largo de la costa española, acompañados por dos F-18 españoles”. “Una vez llegados a la altura de Bilbao, pusieron rumbo hacia el oeste de Irlanda”, ha informado Defensa.

Los dos aviones fueron escoltados sucesivamente por aeronaves de Noruega, Reino Unido, Francia y España. M. DE DEFENSA FRANCÉS

La reanudación de estos vuelos rusos, que dejaron de hacerse tras el desmembramiento de la Unión Soviética, se produjo tras las tensiones entre Rusia y Occidente a raíz de la guerra de Ucrania. El último vuelo detectado se ha producido solo unos días antes de que Estados Unidos diera por concluida toda coordinación con Rusia en la guerra de Siria, un ejemplo más de la creciente fricción occidental con Moscú.

Tanto las intercepciones de los bombarderos rusos como sus acompañamientos a lo largo de las costas europeas fueron coordinados por la OTAN. Además de la reacción de los cuatro países afectados, Islandia ha protestado porque los Túpolev se acercaron a un avión comercial que había despegado de Reikiavik.

El anterior vuelo similar se produjo en febrero pasado. A lo largo de 2015, también fueron detectados varios otros, lo que supuso una sorpresa para los europeos. Hasta entonces, las únicas alertas de aproximación de aviones militares rusos se habían producido en los países bálticos. El Tu-160 es un bombardero estratégico con capacidad de transportar 25 misiles de largo alcance a velocidad supersónica.

No hay comentarios: