domingo, 5 de marzo de 2017

China aumentará su gasto militar un 7% en 2017

Pretenden continuar con la modernización de su Ejército

El gasto total chino representa alrededor del 1,3% del PIB del país

Por ISMAEL ARANA - Hong Kong

Una alta funcionaria china ha anunciado este sábado que su país incrementará el presupuesto militar "alrededor de un 7%", un dinero con el que pretenden continuar con la modernización de su Ejército mientras soporta "injerencias externas" -EEUU principalmente- en las disputas territoriales que este país mantiene en los mares del sur y este de China.

La cifra fue dada a conocer hoy por Fu Ying, portavoz de una Asamblea Nacional Popular (ANP) cuya sesión anual dará comienzo mañana. El anuncio se produce pocos días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijera que pretende incrementar el gasto militar de su país en un 10% en los presupuestos de 2018, lo que supone un aumento de 54.000 millones de dólares hasta llegar a los 603.000 millones.

"En lo relativo a las disputas territoriales y marítimas con los vecinos de China, hemos pedido la solución pacífica mediante el diálogo y las consultas", declaró la portavoz china. "Al mismo tiempo, necesitamos tener la capacidad de salvaguardar nuestros intereses y derechos. En particular, debemos protegernos de las intromisiones externas en estas disputas", añadió.

Según Fu, el gasto total chino representa alrededor del 1,3% del PIB del país,menos de la mitad de lo que gasta Washington (un 3,6%). La cifra de este año supone una rebaja con respecto a 2016, cuando la inversión en Defensa de Pekín registró una subida del 7,6%, siendo la primera vez desde 2010 que ese aumento no alcanzaba los dos dígitos. Si las autoridades chinas señalaron que su gasto para el año pasado fue de 133.000 millones de euros, se calcula que esta cifra aumentará a los 140.000 este año.

Desde 2015, las Fuerzas Armadas de la nación asiática se encuentran sometidas a un profundo proceso de reforma que pretende modernizar su Marina y Fuerza Aérea (sobre todo con la inversión en alta tecnología), reestructurar sus mandos ydespedir a unos 300.000 efectivos de sus 2,3 millones de soldados en pos de lograr una mayor eficiencia.

Estos datos preocupan a los países vecinos del gigante asiático, muchos de los cuales mantienen conflictos territoriales con Pekín por la soberanía de amplias zonas de los mares del sur y el este de China. En los últimos años, Washington ha enviado a estas zonas en disputa buques de guerra para garantizar la "libertad de navegación", algo que ha provocado continuos encontronazos con el régimen comunista.

Además, los EEUU han expresado repetidamente su preocupación por los islotes artificiales que China ha construido en el Mar de China Meridional para afianzar sus pretensiones, así como por la edificación en algunos de ellos de instalaciones militares tales como sistemas antiaéreos o baterías de misiles. Sin embargo, Fu restó importancia a estas críticas, y señaló que "en la última década ha habido muchos conflictos, incluso guerras, en todo el mundo, que han dejado numerosas víctimas y daños materiales y refugiados que lo han perdido todo. Ninguna estuvo causada por China".

La portavoz también aseguró que las crecientes capacidades militares de China ayudarán a mantener la paz y la estabilidad en la región. "Ahora, la tendencia sobre las disputas es muy clara", aclaró. "China y ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático) han vuelto sobre la senda de las consultas y las negociaciones y la situación en el Mar de China Meridional se está calmando. La tendencia del futuro dependerá de las intenciones de Estados Unidos".

El anuncio de hoy se produce el día previo a la inauguración oficial de sesión anual la ANP, uno de los mayores eventos políticos del año en el país asiático. Durante varios días, 3.000 delegados procedentes de todos los puntos del país y las élites gobernantes chinas aprobarán formalmente nuevas leyes y hablarán sobre las prioridades políticas y económicas de la nación. Aunque supone una rara oportunidad para que se produzcan discusiones (siempre a puerta cerrada) y se escenifiquen disensiones internas, en general los asistentes votan en masa en línea con las directrices marcadas por los dirigentes del Partido Comunista chino (PCCh).

Está previsto que en su discurso inaugural de mañana, el primer ministro, Li Keqiang, haga un repaso a la situación económica del país y avance el objetivo de crecimiento para este año, una cifra que se espera que ronde el 6,5%. (dos décimas menos que en logrado en 2016, el más bajo en el último cuarto de siglo). China está atravesando un momento delicado en su desarrollo, y las autoridades están centradas en lograr un cambio en el sistema económico del país que pase de un modelo basado en las inversiones y las exportaciones a otro fundamentado en el consumo interno y la producción de bienes de alto valor añadido.

El gobierno también aspira a meterle mano a sus mastodónticas y deficitarias empresas estatales, a las que lleva años queriendo reformar, al tiempo que se enfrenta a una devaluación de su moneda, a la masiva fuga de capitales de las empresas y particulares que buscan mayores réditos en el extranjero y a los temores a que estalle la burbuja inmobiliaria o una crisis de la deuda.

Además, en la mente de todos están las futuras relaciones económicas con Estados Unidos y su nuevo presidente, Donald Trump, que ha acusado a China de manipular su divisa para obtener una ventaja comercial frente a los productores estadounidenses y que ha amenazado a Pekín con emprender una guerra comercial.

La de este año es la primera reunión parlamentaria desde que el presidente del país, Xi Jinping, fuera nombrado "núcleo" del partido en el octubre pasado, un nuevo título con el que reforzaba una autoridad que no ha parado de aumentar durante su mandato. Analistas de todo el mundo estarán atentos a cualquier movimiento que se pueda producir de cara a la preparación del importante Plenario que tendrá lugar en otoño, en donde se decidirán gran parte de los cargos políticos para los años venideros y quiénes serán los máximos gobernantes de la nación en el futuro.

No hay comentarios: