lunes, 24 de abril de 2017

Presidenta Bachelet

Ha concedido ocho indultos durante su gobierno

Por Cambio21


La Mandataria ha aplicado su atribución en casos muy excepcionales. Es la cifra más baja de un gobierno desde el retorno a la democracia

EL informe médico de abril de 2015, que advertía el grave estado de salud de una mujer condenada a cinco años y un día de cárcel en Iquique, fue clave para la decisión de la Presidenta Michelle Bachelet. El avanzado cáncer cervicouterino que padecía la autora de un robo en lugar habitado y el diagnóstico que le daba un “tiempo estimado de sobrevida, probablemente menor a tres meses”, llevó a que la jefa de Estado concediera el primer indulto particular a favor de una mujer, que llevaba tres meses cumpliendo su sentencia.

Este caso corresponde a uno de los ocho beneficios que en sus tres años de gobierno ha concedido la Mandataria, faltando 11 meses para que termine su período. Se trata de la cifra más baja de indultos presidenciales desde el retorno a la democracia en 1990. Según la Ley 18.050, que fija las normas generales sobre esta materia, “toda persona que se encuentre condenada podrá solicitar al Presidente de la República que le otorgue la gracia del indulto”.

Bajo esta figura, que solo excluye a los autores de conductas terroristas, en diciembre de 2016 cinco familiares de presos por violaciones a los derechos humanos recluidos en Punta Peuco solicitaron la extinción de sus penas. En medio de la espera, los ex carabineros Pedro Vivian y Gustavo Muñoz murieron y el caso llegó a tribunales por no obtener una respuesta presidencial. Este recurso judicial será analizado el próximo 25 de abril por la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones.

A través de la Secretaría General de la Presidencia, Bachelet respondió al requerimiento señalando que “nadie está facultado para exigir su otorgamiento (de indultos). El procedimiento para negar o conceder no establece un plazo para el Presidente”. A comienzos de abril, y tras cuatro meses de espera, el Ejecutivo ya había rechazado conceder los indultos.

Para conocer los criterios adoptados por el gobierno sobre la entrega de indultos, La Tercera solicitó por vía Ley de Transparencia los informes técnicos que fundamentaron cada decisión presidencial. También los delitos cometidos y el tiempo de condena que cumplieron (ver recuadros). Según los registros de Transparencia, los beneficios fueron concedidos entre marzo de 2015 y febrero de 2017. De esos ocho casos, siete fueron firmados por la ex ministra de Justicia y actual consejera del CDE, Javiera Blanco, y solo uno por el actual titular de esa cartera, Jaime Campos.

Casos y ex presidentes

Los informes médicos, sumados a reportes de Gendarmería, revelan que los condenados acogidos a esta figura padecían enfermedades como cáncer, VIH, tuberculosis, insuficiencias hepáticas y demencia por Alzheimer. En los registros solo hay una mujer beneficiada.

El detalle de los delitos cometidos muestra a cinco autores de robos violentos, un condenado por homicidio, otro por traficar drogas y a un sentenciado por falsificación de instrumento público. En todos los casos la Presidenta argumentó “razones humanitarias” para indultarlos.

Isidro Solís, ex ministro de Justicia del primer gobierno de Bachelet, aclara que decretarlo “es una facultad que el Presidente ejerce pronunciándose sobre una situación particular”.

Tal es el caso que, dice, “siendo yo ministro, el criterio general que teníamos era no conceder beneficios en el caso de la Ley de Drogas, pero también hubo casos particulares en que producto de la situación en que estaba una persona ese indulto se concedió. Recuerdo un caso por razones humanitarias de una mujer que estaba al borde de la muerte, alcanzó a salir de la cárcel y murió a los tres días”.

Si bien la ley entrega normas generales para esta materia, Sandra León, académica de Derecho Público de la U. Católica, asegura que conceder este beneficio “está muy ligado a la discrecionalidad del Presidente para abordar cada caso. Esta es una política que ejerce cada gobierno y puede cambiar cada cuatro años”.

El análisis de los gobierno anteriores detalla que durante la gestión de Patricio Aylwin, 928 personas fueron indultadas. Luego, en la administración de Eduardo Frei, 343 presos fueron excarcelados. Producto de esta situación, en 2009 enfrentó duras críticas en medio de las elecciones presidenciales, por haber favorecido a 14 homicidas y 56 narcotraficantes, entre ellos Angel Vargas, quien en 1989 trató de ingresar media tonelada de cocaína al país.

En su primer período presidencial (2006-2010), Michelle Bachelet benefició a 67 presos, tras recibir 1.182 peticiones. Solo en el último año concedió ocho indultos.

Los ex presidentes Ricardo Lagos y Sebastián Piñera también aplicaron esta norma durante sus gobiernos. Lagos otorgó 240 indultos particulares durante su mandato, mientras que Piñera lo hizo en 14 oportunidades, dos de las cuales fueron en su último año de gobierno.

No hay comentarios: