lunes, 3 de abril de 2017

ROXANA MIRANDA INSISTE EN CARRERA POR LA MONEDA: “LA DEFENSA DE NUESTRO PAÍS VA A SER A LA MALA”

La secretaria general del partido Andha Chile confiesa a La Nación que será nuevamente candidata presidencial, y dispara en contra del Frente Amplio, y varios de sus probables contendores en la elección del 19 de noviembre próximo.

Por Pablo Sepúlveda Paredes


La carrera por La Moneda comenzó hace varias semanas con el anuncio de las precandidaturas presidenciales. Habrá que esperar hasta el 2 de julio próximo para las primarias legales de la Nueva Mayoría y Chile Vamos y conocer los candidatos que definitivamente postularán al Sillón O’Higgins.

Mientras algunos ya han definido su aspiración de competir, otros afinan el lanzamiento de su candidatura como es el caso de Roxana Miranda, quien ya fue aspirante a la Presidencia de la República el 2013, representando al Partido Igualdad.

“Todo indica que yo seré la candidata presidencial, y no porque yo lo diga, es porque hay una imagen instalada en el ciudadano común.Donde yo voy hay gente que me dice ‘vaya señora Roxana, sea candidata de nuevo’, entonces hay una presión de mucha gente que quiere que esto ocurra. Nosotros estamos cumpliendo una cosa legal, y estamos trabajando calladitos. La cabeza la vamos a asomar en el momento que corresponda. Sea yo, o sea quien sea de la gente que compone Andha Chile, sí o sí nos estamos jugando el cien por ciento por llegar a la presidencial”, reconoce.

-¿Qué cree que debe modificar y reforzar en este nuevo camino presidencial?

-La etapa de ser un proyecto denunciante ya la hicimos, de hecho gracias al proceso anterior denunciamos muchas cosas que rompieron hartos esquemas y que bajó el velo de mucha gente, y que a la larga se concretó tal cual lo que nosotros denunciamos. En algún momento se habló que lo que decíamos era ofensivo, incluso que eran mentiras, pero las cosas resultaron ser verdad. Pero esa etapa ya la quemamos. Si bien ahora vamos a seguir denunciando cosas, también lo haremos con propuestas ante esas denuncias. Debemos continuar con nuestra esencia, con la simplicidad, aplicando mucho sentido común a las propuestas, y entregando ya proyectos concretos, que tienen que ver con resolver las demandas más sentidas, y que están relacionadas con los derechos de la gente.

-¿Cómo pretende convencer a la gente de que usted es la mejor opción para llegar a La Moneda?

-Mis tiempos están destinados a levantar una alternativa popular, y no sólo tiene que ver con votos. Sabemos que las elecciones se ganan con votos, pero no solamente hay que ganar una elección; lo que hay que ganar es respaldo ciudadano para la defensa de nuestro país, porque a un gobierno popular no lo van a dejar tranquilo, van a hacer todo lo posible para que una administración popular, ciudadana y de base, no se levante.

-¿Cuál es el espíritu de su candidatura?

-Esto no tiene que ver con el nombre del partido, sino con armar un partido de fuerzas sociales políticas real en Chile, con un proyecto popular en común, de la gente sencilla y normal. Nosotros no queremos ser representados. Los que hemos sido ocupados como sujetos de investigación para las encuestas queremos ser protagonistas, porque somos los convocados a cambiar este país. Nadie más que nosotros puede hacer los cambios reales, o lo que nosotros necesitamos. Nadie más que el que conoce en la vida misma cómo este sistema nos ha enemistado y nos ha puesto en una trinchera en la que nunca quisimos estar, que es estar relegados atrás. Nunca más queremos estar atrás; adelante siempre. Y bienvenidos los intelectuales, bienvenidos los ingenieros, bienvenido todo el que esté preparado académicamente en este país, pero al lado o detrás de nosotros; nunca más delante nuestro. No queremos más representantes.

NO AL FRENTE AMPLIO

El surgimiento del Frente Amplio, liderado por Giorgio Jackson y Gabriel Boric, movimiento motivado a generar una opción que escape de las opciones tradicionales, como la Nueva Mayoría y Chile Vamos, sencillamente no convence a Roxana Miranda, pese a que la incursión de la periodista Beatriz Sánchez, por ejemplo, genera cierta adhesión en la gente.

Y es que la oriunda de Buin cree que esta facción se ha constituido bajo el alero de las mismas prácticas de la derecha y la centro-izquierda, y deja claro que no va a plegarse como candidata a esta corriente.

-¿Sigue manteniendo la idea de no sumarse al Frente Amplio?

-No nos sumaremos al Frente Amplio. Ellos van a representar la misma forma de hacer política en Chile que se viene haciendo, o sea, que no considera el protagonismo popular. Ninguna de esta gente que participa en el Frente Amplio respeta el valor que tiene una alternativa popular en Chile. Sólo lo dicen de la boca para afuera, pero no están dispuestos a perder sus privilegios. Si tú te fijas, ¿quién está detrás? Es sólo gente de clase media-alta, la gran mayoría, y hay un par que como están embobados por lograr ser gobierno o llegar ahí, son capaces de meterse ahí, no siéndolo.

Y complementa que en ese conglomerado “no está la voz real del pueblo, y no va a estar, porque no nos sumaremos, y no es porque no nos interese la unidad; yo soy la principal interesada en la unidad, pero la unidad que yo busco no es al calor de coyunturas, y el Frente Amplio se levanta al calor de coyunturas; no lo hace al calor de luchas sociales y unificar las luchas. Y además, ¿para qué nos vamos a plegar? ¿Para que se repartan cupos parlamentarios, que es lo que están haciendo? Porque se están haciendo concesiones para cupos parlamentarios, esa es la pelea de ellos. Pero ellos no quieren disputar el país.Yo tengo claro que la defensa de nuestro país y recuperar nuestro país va a ser a la mala, no va a ser a la buena”.

-Imagino que tienen claridad de que el proceso no se será fácil…

-Este proceso de recuperar el país es a largo plazo, nosotros vamos lento, por eso yo no hago procesos oportunistas. Nosotros analizamos la situación y vemos qué sirve hoy para convencer a miles. Esto no va a ser a la buena. Necesitamos acumulación de fuerzas en la defensa. Estos niños que vemos hoy en día, son todos hijos de la Nueva Mayoría, por eso hablo de esta izquierda juvenil, no de la base social, eso quiero que quede muy claro: yo soy muy respetuosa de la base social, pero las cúpulas hoy son los hijos de lo que yo llamo la “whiskierda”, porque están súper cómodos tomando whisky y hablando de política.

LAGOS, PIÑERA, GUILLIER, Y LOS “MONIGOTES” POLÍTICOS

Roxana Miranda no escapa a ningún tema. Y como candidata a quedarse con el sillón presidencial, también tiene una visión crítica acerca de los nombres que se alzan como alternativa para llegar a La Moneda.

-¿Qué opinión tiene sobre la candidatura de Ricardo Lagos y de Sebastián Piñera?

-Con ellos se refleja la descomposición política y la nula existencia de líderes políticos que estos bloques tienen. No tienen representantes fuertes y sólidos, ni la Nueva Mayoría, ni Chile Vamos. Ambos son candidatos a quienes el empresariado quiere, porque van a hacer lo que el empresariado necesita.

-En los últimos meses surgió la imagen de Alejandro Guillier como una especie de “tercera alternativa”. ¿Qué piensa sobre él?

-Alejandro Guillier es la muñeca bonita que les sirve a ambos, y eso responde al escenario del que hablaba: tanto Lagos como Piñera son candidatos desgastados, y que arrastran la corrupción, entonces necesitan una carta nueva que les permita refrescar y lo están haciendo con Guillier, quien dice lo que la gente quiere escuchar. Pero si uno lo ve políticamente, él no va a hacer nada de lo que nosotros necesitamos. Entonces es la cartita que le sirve a ambos bloques, tal como lo fue Bachelet en su momento.

-¿Y cuál es su visión sobre las otras alternativas, como Marco Enríquez-Ominami, y posiblemente Franco Parisi?

-Ellos son parte también de este juego político. Ambos bandos necesitan a estos personajes para hacer todo el circo y teatro político. Pueden, y van a aparecer otros más, no sólo MEO y Parisi, para revolver todo el ambiente, porque como reza el dicho, “a río revuelto, ganancia de pescadores”. Y lo hacen también para desviar el sentido de los caminos, porque sería más fácil anticipar un camino con menos candidatos, pero ellos tiran más candidatos para confundir a la gente y que ellos sigan votando por los mismos de siempre. Son monigotes, y parte de este circo, sobre todo estos dos que son igual de corruptos que los otros, están metidos en negociados, e incluso sin observar bien qué hay detrás. Todo esto lo hacen para que una candidatura popular, como la de nosotros, se pierda entre todo este circo.

LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Resulta llamativo que ante los casos de corrupción que han saltado a la palestra en los últimos meses, e incluso años, y el descontento social que estas situaciones provocan, dicho enojo de la gente no se vea reflejado en las urnas, con más participación de la población, aunque Miranda tiene claro el por qué.

“Es complejo, porque la militancia la ordenan, y aunque el vecino tenga una crítica interna, ordenan igual la militancia. Entonces hay dos escenarios: uno es la gente que es militante, y otra es la que está por fuera, que para nosotros ya no son novedad todos estos escándalos, sino por el contrario: estamos esperando qué otros escándalos van a salir a la luz, quién más va a salir al baile”, remarca.

Y se adelanta para subrayar que “incluso, muchos partidos, especialmente en la Nueva Mayoría, sobre todo el Partido Socialista, ordena la militancia desde el ámbito sentimental, por historia, por la dictadura, etc. Entonces, a pesar de que saben que sus líderes son corruptos, votan de igual forma por ellos porque se ordena la militancia”.

-Entonces, ¿se podría decir que los partidos políticos no salen afectados tras los casos de corrupción, bajo su criterio?

-No salen afectados, a pesar de que haya consciencia interna y críticas dentro de los partidos, y es por eso que nos interesa convocar a la gente que está fuera de toda esta gran maquinaria.

No hay comentarios: