lunes, 12 de junio de 2017

MUNDO MILITAR 2017

La Fuerza Aérea de Chile refuerza sus capacidades polivalentes con la llegada de los Sikorsky S-70i Black Hawk

Por Roberto Sandoval Santana, corresponsal de Grupo Edefa en Chile

El contrato para la adquisición de seis aeronaves Sikorsky S-70i Black Hawk por parte de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) se encuentra en su etapa final. Los helicópteros están fabricados y se encuentran en el proceso inicial de aceptación en fábrica para iniciar la instalación del equipamiento y configuración requeridos por la FACh. Los trabajos están siendo realizados por la empresa estadounidense Sikorsky Aircraft Corporation, en su filial polaca PZL Mielec, la que tiene previsto iniciar la entrega de las primeras tres unidades en agosto de 2018, luego de que la Institución realice las pruebas de inspección y aceptación del material. Para ello, ya se encuentra trabajando un equipo técnico especializado en terreno.

La Fuerza Aérea ha destacado el importante impulso que estas aeronaves darán a las llamadas Capacidades Polivalentes, es decir, aquellas capacidades originalmente de índole militar, pero que pueden ser empeladas en beneficio de la población civil ante la ocurrencia de emergencias. Con su mayor autonomía de vuelo, operación en altura y capacidad para transportar carga y personas, los Black Hawk ayudarán a incrementar estas capacidades, ampliando el rango de misiones a efectuar, tales como evacuaciones aeromédicas, rescate de tripulaciones, operaciones de búsqueda y salvamento aéreo (SAR), así como el traslado de pasajeros ante un desastre natural, entre otras.

Posee una autonomía de vuelo de 560 kilómetros (sin estanques auxiliares de combustible) y de 1.600 kilómetros (con estanques auxiliares); destaca por su mayor capacidad para trasladar pasajeros, que puede llegar a 20 personas en una configuración de rescate ante una situación de catástrofe, o 13 soldados equipados en un vuelo regular. A esto se suma su capacidad para operaciones en altura, ya que su techo de servicio es hasta los 20 mil pies de altura y realizar aterrizajes hasta los 16.000 pies. Dispone de duplicidad completa de la cabina piloto/copiloto, sistemas redundantes, tolerancia balística, capacidad de amortiguación ante aterrizajes de emergencia o bruscos, cabina compatible NVG, capacidad IFR con sistema de deshielo y antihielo, además puede ser transportado a bordo de un avión C-130.

En el aspecto netamente operacional o militar, la aeronave será empleada en tareas de transporte táctico y operaciones de búsqueda y rescate en el mar, zonas altiplánicas y cordillera. Además de las misiones para las cuales la FACH está incorporando este helicóptero, también puede realizar tareas de mando y control y patrullaje de fronteras, entre otras. En cuanto a armamento podría dotarse del sistema Battlehawk de Sikorsky, el cual está disponible en tres versiones. La primera es la que utiliza Colombia y consta de torreta de vigilancia bajo la nariz y puede llevar cañones tipo gatling y cohetes no guiados. La segunda versión agrega misiles de guiado óptico o laser, tales como TOW, Spike y Hellfire, así como cohetes guiados por láser. La versión tres agrega un cañón montado en una torreta con un arco de fuego de 180 grados.

La Fuerza Aérea argentina modernizará sus radares ELTA

Por Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina


Personal del Grupo I de Defensa Antiaérea y el Escuadrón de Mantenimiento Mayor de Armas Antiaéreas, ambos pertenecientes a la Base Aérea Militar Mar del Plata, se movilizó al Centro de Investigaciones Aplicadas (CIA), dependiente de la Dirección General de Investigación y Desarrollo, con la finalidad de recibir y evaluar el prototipo de modernización de la consola de visualización del radar de alerta temprana ELTA 2106, material de origen israelí en servicio en las unidades de la FAA desde hace varias décadas.

Las modificaciones surgieron a partir de un requerimiento operativo efectuado por la unidad antiaérea con el objetivo de evaluar la actualización de la consola de visualización, sustituyéndola por un sistema de visualización flexible, más moderno y eficiente. Esta actualización permite incorporar comunicación inalámbrica entre el prototipo y el tranreceptor, a la vez que logra grabar ploteos, memorizar los plots representados en la pantalla, lo que facilita la identificación del trayecto del blanco y los más importante, poseer la posibilidad de convertir y transmitir la información digital a formato Asterix, estándar utilizado por la institución para la transmisión de la información radar de todos sus sensores.

Tras un tiempo de evaluaciones por parte de los profesionales del CIA y del personal de la unidad, y habiéndose desarrollado todas las pruebas y comprobaciones, el material fue enviado a la base marplatense para continuar con los ajustes finales, en un ambiente claramente marítimo y con variables climatológicas marcadas. Con todos los estudios y resultados fuertemente favorables, se llevó a cabo la actualización definitiva de los cinco sistemas rada ricos 2106 restantes, de dotación de la unidad de defensa antiaérea. En vista de los resultados exitosos de este programa, la institución procederá a la modernización de otros sistemas de radar, en servicio en otras unidades de la aeronáutica nacional.

La Fuerza Aérea del Perú entrega un bombardero Canberra al Museo Aeronáutico. La historia de los BAC en la FAP

Por Alejo Marchessini, corresponsal de Grupo Edefa en Lima


La Fuerza Aérea del Perú entregó al Museo Aeronáutico del Perú (MUSAR) un bombardero BAC Canberra B(I)MK-12, restaurado por el Servicio de Mantenimiento (SEMAN). Esta nave, adquirida a Sudáfrica en 1991, destaca por haber cumplido con éxito dos misiones de combate durante el conflicto del Alto Cenepa. Previo a la entrega, el Coronel FAP (r) Rolando Cardenas Brou hizo una semblanza histórica del Canberra y del Grupo Aéreo Nº 9 en la Fuerza Aérea, mientras que el Mayor General FAP Henry Pérez Saavedra, que fuera el ultimo piloto en volar una de estas aeronaves operacionalmente, manifestó que “la incorporación de los aviones Canberra marcó un hito en la modernización de nuestra flota, y abrió nuevos retos y perspectivas para elevar el nivel profesional de los pilotos y técnicos de la Fuerza Aérea”.

La Fuerza Aérea del Perú operó, entre 1956 y 2002, nada menos que 42 Bombarderos BAC Canberra: 9 B(I)MK-8, 6 BMK-72, 6 B(I)MK-56, 12 B(I)MK-68 y 4 T.MK-4, así como 5 B(I)MK-12. La singladura de los BAC Canberra se inició en 1955 con la adquisición de 8 B(I)MK-8. El primer aparato - matrícula FAP 474 –arribó, al entonces Aeropuerto de Limatambo (Lima), el 1 de junio de 1956 pasando a formar parte del Escuadrón de Bombardeo Liviano Nº 22. En 1960 arribaría un B(I)MK-8 adicional – para reponer uno perdido en un accidente operacional – y entre 1966-1969 fue el turno de 6 BMK-72, 6 B(I)MK-56 y 2 T.MK-4. Estas naves engrosaron las filas del Grupo Aéreo Mixto Nº 6, que encuadraba a los Escuadrones de Bombardeo Liviano Nº 621 y Nº 622, en la Base Aérea Coronel Pedro Ruiz Gallo (Chiclayo).

En 1970 se da paso a la creación del Grupo Aéreo Nº 9, al cual se le asigna como sede la Base Aérea Capitán FAP Renán Elías Olivera, en Pisco. En 1971, se incorporaría un B(I)MK-68 y al año siguiente otro T.MK-4, seguidos entre 1974 Y 1979 de otros 11 B(I)MK-68. Finalmente, en 1991 se adquirieron 5 B(I)MK-12 y un T.MK-4 a Sudáfrica, tras un vuelo que siguió la ruta Petroria (Sudáfrica), Libreville (Gabón), Abidjan (Costa de Marfil), La Sal (Cabo Verde), Natal y Manaos (Brasil), llegando al Perú el 1 de enero de 1992.

En 1981 durante el conflicto de Falso Paquisha, el Grupo Aéreo Nº 9 fue puesto en alerta a la espera de entrar en acción, lo que, debido a lo focalizado del conflicto, se limitó únicamente a misiones de reconocimiento, en las que eran escoltados por los Mirage M-5P. No fue hasta 1995, al iniciarse el conflicto del Alto Cenepa, que el Grupo Aéreo Nº 9 recibió su bautismo de fuego.

Por entonces, la unidad disponía de unos 15 aparatos, de los cuales tan solo un B(I)MK-68 y 3 B(I)MK-12 se encontraba operativo. Estas naves, empleando bombas de 454 kg, realizaron dos misiones de combate. La primera, el 6 de febrero, contra Coangos y la otra el 7 del mismo mes, contra Tiwinza. En esta última, el B(I)MK-68, matrícula FAP 257, tripulado por los Capitanes FAP Percy Philips Cuba “Pirata” y Miguel Alegre Rodríguez “Revolver”, desapareció sin dejar rastro, presumiéndose que fue derribado o bien que se estrelló contra alguna de las elevaciones en la cordillera del Condor.

En 2002 se tomó, debido principalmente a su obsolescencia, la decisión de retirarlos del servicio a pesar de que la Fuerza Aérea aun contaba con 11 aparatos: 4 B(I)MK-12, 5 B(I)MK-68 y 2 T.MK-4, que en conjunto tenían un remanente de al menos 1.500 horas de vuelo. El último vuelo operacional lo realizaron el entonces comandante FAP Henry Pérez Saavedra y el teniente FAP Ronald Ramírez Valle a bordo de un B(I)MK-68 – matrícula FAP 256 - el 5 de julio de 2002. La ruta programada fue Pisco-Nazca-Parinacocha-Paracas- Pisco, empleando 2,5 horas de vuelo.

Poco después, los BAC Canberra (a bordo de los cuales se formaron 166 pilotos y 202 navegantes-bombarderos, de los que unos 25 caerían en accidentes operacionales y dos en misión de combate) pasaron a formar parte de la “reserva aérea”, hasta que finalmente el Decreto Supremo 009-2008/DE-FAP, emitido el 13 de junio de 2008, dispuso su baja definitiva del servicio por la “causal de excedencia, mantenimiento oneroso y obsolescencia técnica”.

Bolivia niega la participación de sus militares en acciones "mercenarias" en Venezuela

Por Aldo Eyzaguirre, corresponsal de Grupo Edefa en Bolivia


La periodista venezolana Dalia Gutiérrez denunció a través de su cuenta en una red social la presencia de “mercenarios bolivianos” que actúan dentro de las filas de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). En la cartera extraviada por un efectivo de la PNB durante un acto de protesta en Venezuela se encontraron los documentos oficiales de un militar boliviano, identificado como el Suboficial Edmundo Sánchez Zurita, funcionario de la Embajada de Bolivia en Venezuela.

Tras publicarse la información, el Ministro de Defensa, Reymi Ferreira, indicó que efectivamente el Suboficial Edmundo Sánchez Zurita está destinado a la Embajada de Bolivia en Venezuela, pero que nunca participó de acciones mercenarias, como le atribuyen.

Ferreira explicó que el militar tiene rango de diplomático acreditado y sufrió un robo de sus documentos el pasado 3 de junio y denunció este hecho dos días después y consideró que afirmar que el militar boliviano participó en esos actos de violencia no es creíble ni racional.

El titular de defensa pidió mayor veracidad en las noticias que se difunden que desean implicar a militares bolivianos en actos de violencia en Venezuela y que se quiera hacer ver que el Gobierno boliviano estaría interviniendo en asuntos internos de otros países.

La falta de helicópteros obliga a Paraguay a pedir ayuda a las Fuerzas Armadas de Argentina

Por Tomás Velázquez, corresponsal de Gripo Edefa en Paraguay


A petición del Gobierno paraguayo, Argentina enviará dos helicópteros de la Fuerza Aérea Argentina para asistir a las víctimas de las inundaciones del Departamento de Ñeembucú. Las aeronaves empezaron a operar ayer en la zona, mientras la ayuda de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN) que debía llegar el martes, será entregada mañana, según un nuevo anuncio.

El anuncio de la llegada de los dos helicópteros de las Fuerzas Armadas de Argentina para asistir a los afectados por las inundaciones de Ñeembucú fue realizado por el canciller paraguayo Eladio Loizaga tras una reunión con el presidente Horacio Cartes en Mburuvicha Róga. Las dos aeronaves comenzarán a operar en Ñeembucú para el traslado de personas, alimentos y de todo lo que se pueda mover en esos aparatos, explicó Loizaga.

El ministro de Relaciones Exteriores comentó que el Gobierno, a través del embajador paraguayo en Buenos Aires, Federico González Franco, pidió la ayuda a la Argentina. Agradeció al gobierno del vecino país “por su cooperación permanente y la actitud de respuesta rápida a la petición que formuláramos”. Loizaga reconoció las limitaciones que tiene Paraguay en helicópteros y expresó su deseo de que haya más presupuesto para la adquisición de ese tipo de aeronaves, reconociendo son las más adecuadas para actuar en situaciones de aislamiento de poblaciones afectadas por inundaciones.

Los helicópteros argentinos ofrecidos a Paraguay vendrán acompañados de un camión cisterna de 12.000 litros y más de 10 personas operativas (choferes, mecánicos y pilotos). Los vuelos en Ñeembucú serán totalmente gerenciados por la FAP, mientras que las tareas operativas serán organizadas por la SEN, según publica el portal digital de la Secretaría.

Por otro lado, se anuncia la llegada de los kits de víveres prometidos por la SEN, según el presidente del Consejo de intendentes de Ñeembucú, Alfredo Stete. En principio la institución anunció que llegaría el martes, pero no se concretó porque el encargado de distribución en el duodécimo departamento fue asignado para tareas de evacuación de damnificados del Bañado Sur, de Asunción.

Ayer se registraron más lluvias en Ñeembucú y complicó la ya dramática situación de los habitantes del área rural de la zona.

La pequeña flota de helicópteros de la Fuerza Aérea Paraguaya está en tierra debido a problemas burocráticos para la contratación de servicios de mantenimiento y a la falta de cultura de defensa en los organismos del Estado.

Dos Air Tractor de la Policía Nacional de Colombia adaptados a operaciones de apagafuegos

Por defensa.com


Parte de una flota de nueve aviones AT 802 Air Tractor que fueron donados por el gobierno de los Estados Unidos a la Policía Nacional de Colombia, dos de estos aparatos van a ser adaptados ahora para ser destinados a labores de extinción de incendios pasando a operar al servicio de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD).

Los aviones tienen una autonomía de 10 horas de vuelo, lo que les permitirá llegar a cualquier lugar del país en que se presente esta clase de conflagraciones y cargar el agente retardante en el aeropuerto más cercano al lugar del incendio.
La máxima altura que pueden alcanzar es de 5.400 metros, mientras que la elevación base o mínima es de 150 metros sobre el área de conflagración, lo que los convierte en aparatos versátiles y seguros para la extinción de incendios forestales.

El contenedor para el agente extintor tiene una capacidad de 800 galones que pueden ser descargados desde la nave a través de un sistema de compuertas que será adaptado en dichos aviones por parte de la UNGRD durante los próximos meses, para que puedan entrar en pleno funcionamiento.

La ceremonia de entrega de los AT 802 Air Tractor se llevó a cabo en la sede del Área de Aviación de la Policía Nacional en Guaymaral, Cundinamarca, contó con la presencia del Ministro de Defensa Nacional Luis Carlos Villegas, el Director de la UNGRD, Carlos Iván Márquez Pérez, el general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía Nacional y Kevin Whitaker, embajador de los Estados Unidos en Colombia.

Las aeronaves tipo AT 802 Air Tractor, hacen parte de una flota de nueve aviones que fueron donados por el gobierno de los Estados Unidos a la Policía Nacional de Colombia.

La máxima altura que pueden alcanzar estos aviones es de 5400 metros, mientras que la elevación base o mínima, es de 150 metros sobre el área de conflagración, lo que los convierte en aparatos versátiles y seguros para la extinción de incendios forestales.

El contenedor para el agente extintor tiene una capacidad de 800 galones que pueden ser descargados desde la nave a través de un sistema de compuertas que será adaptado en dichos aviones por parte de la UNGRD durante los próximos meses, para que puedan entrar en pleno funcionamiento.

Los dos aviones de la Policía Nacional, que entrarán al servicio del SNGRD, tienen una autonomía de 10 horas de vuelo que les permitirá llegar a cualquier lugar del país en que se presente esta clase de conflagraciones y cargar el agente retardante en el aeropuerto más cercano al lugar del incendio.

La ceremonia de entrega de los aviones, que fue realizada en la sede del Área de Aviación de la Policía Nacional en Guaymaral, Cundinamarca, contó con la presencia del Ministro de Defensa Nacional Luis Carlos Villegas, el Director de la UNGRD, Carlos Iván Márquez Pérez, el general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía Nacional y Kevin Whitaker, embajador de los Estados Unidos en Colombia.

Militares venezolanos se capacitan en la Escuela Antiimperialista de Bolivia

Por Aldo Eyzaguirre, corresponsal de Grupo Edefa en Bolivia


Por determinación del Presidente venezolano, Nicolás Maduro, oficiales de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana, FANB, llegarán a Bolivia con el objetivo de capacitarse en la Escuela Antiimperialista, situada en la localidad de Montero, en el Departamento de Santa Cruz.

La decisión de enviar militares venezolanos se tomó en la última reunión sostenida entre los mandatarios de Bolivia y Venezuela. La Escuela Antiimperialista “Gral. Juan José Torres”, inaugurada en agosto del pasado año, tiene una capacidad para albergar a 200 estudiantes por ciclo. La iniciativa surgió en 2015 por parte del presidente Morales con el objetivo de dotar de una nueva doctrina a las Fuerzas Armadas bolivianas. "Es nuestra obligación crear esta escuela que recupere ideológicamente nuestra identidad", aseguró entonces. Las distintas asignaturas tienen vinculación con la formación de los institutos militares. Entre las materias que se incluyen en el primer curso están Teoría del Imperialismo, Geopolítica del Imperialismo, Geopolítica de los Recursos Naturales y Estructura Social Boliviana, entre otras.

Se prevé la llegada de los oficiales venezolanos para el mes de agosto del presente año, donde comienza el segundo ciclo de enseñanza.

No hay comentarios: