miércoles, 3 de junio de 2015

Blindaje total de Quintana a Peñailillo

No tenía el rol de recaudación ni de financiamiento”

“Creemos que es injusto apuntar a que Rodrigo Peñailillo ‘se hubiese arrancado con los tarros’, hubiese tomado el nombre de la Presidenta Bachelet. Esa sola insinuación es completamente injusta, porque él lo que pensó fueron acciones políticas absolutamente necesarias para que finalmente, junto al tremendo liderazgo de la Presidenta Bachelet y su proyecto político, tuviéramos un Gobierno”, dijo además el senador y presidente del PPD, tienda donde milita el exministro.


The Clinic Online 03 Junio, 2015


Después del vuelvo en su discurso, que pasó en un semana desde desmarcarse del exministro Rodrigo Peñailillo por la precampaña hasta fustigar al Gobierno y ausentarse del comité político por el trato hacia el ex jefe de gabinete -apuntado como chivo expiatorio-, el presidente del PPD, Jaime Quintana, dio un paso más allá y salió a blindar completamente al líder del llamado G90.

En entrevista con el Diario de Cooperativa, Quintana aseguró que el otrora depositario de la agenda política de la Presidenta “no tenía el rol de recaudación ni de financiamiento (…) Peñailillo no participaba en los temas de financiamiento ni estructuras de recaudación de esa época”.

“El rol que tuvo Rodrigo Peñailillo, que no sólo hemos valorado sino que defendido y creemos que es injusto apuntar a que Rodrigo Peñailillo ‘se hubiese arrancado con los tarros’, hubiese tomado el nombre de la Presidenta Bachelet. Esa sola insinuación es completamente injusta, porque él lo que pensó fueron acciones políticas absolutamente necesarias para que finalmente, junto al tremendo liderazgo de la Presidenta Bachelet y su proyecto político, tuviéramos un Gobierno”, dijo además el senador.

Respecto del entramado detrás de la platas que se recaudaron y finalmente se usaron para armar la plataforma que propició el regreso de Bachelet, Quintana recordó “que están en sede judicial, es ahí donde tendrá que esclarecerse de dónde salieron los recursos, los que por lo demás si surgieron en un periodo que no está normado no son necesariamente hechos irregulares o ilícitos, como se ha planteado”.

Situación ingrata

Al igual como lo dijera ayer para responder por su ausencia en el comité político extraordinario, Jaime Quintana confirmó a la emisora radial que “efectivamente hubo una situación ingrata, de esas reuniones de pronto ingratas que se tienen, que fue la del lunes”.

“Ese día todos los presidentes de partido íbamos a una reunión habitual de los lunes” y que “nos encontramos ahí que poco rato antes se convoca a los jefes de bancada para una reunión más extensa, de 30 personas”, se explayó.

Sobre los roces, particularmente con el ministro Jorge Burgos, a propósito de haber Peñailillo, admitió que “dentro de la reunión hubo situaciones que ya se conocen. No sé si altercados, pero fueron situaciones incómodas”.

Después de que tanto el gobierno como la mesa su partido se habían desentendido de su actuar en la precampaña, Rodrigo Peñailillo ha comenzado a recibir apoyo, entre éstos, como se ha dicho del propio presidente de su partido.

La semana pasada el exministro volvió a hacerse relativamente visible y comenzó a preparar la estrategia con que hará frente a los hechos en cuestión. Para ello, se reunió con el abogado Gabriel Zaliasnik y el dueño de Imaginacción, Enrique Correa.

Según versiones de prensa, Peñailillo habría vuelto a ponerse en contacto con Quintana mientras prepara su defensa.

De lo que ha trascendido, el exministro contaría su verdad, pero mantendría el discurso de lealtad hacia la figura de la Presidenta; es decir, dejándola fuera de lo ocurrido en Chile mientras ella seguía ejerciendo funciones en ONU Mujeres en Nueva York.

Ayer, la Jefa de Estado habló extensamente en Cooperativa sobre este hecho, y dijo que “yo no vine a hacer precampaña, yo vine a hacer campaña, yo tomé la decisión entre fines de febrero… en febrero digamos, de que finalmente volvía a Chile. Fue una decisión súper dolorosa, yo estaba en un trabajo precioso, muy comprometido con las mujeres”.

“Pero yo le quiero contar que durante 2011, 2012, yo llegué allá en septiembre de de 2010, iba mucha gente, y toda la gente, amiga, conocida, pedía juntarse conmigo. Cafecito, almuerzo, cena y la pregunta típica ‘¿va a volver a ser candidata?’ Y yo les decía a todos lo mismo, a todos… y fue mucha gente. Algunos iban a tratar de convencerme de que fuera candidata, otros para ver en que parada estaba. Velasco fuera varias veces, cinco veces, conversamos, una de a esas veces me dijo que quería ser candidato para una primaria, en fin. Entonces fue mucha gente que me habló, y yo conversaba con todos. Otros me decían que había que tener un programa hecho para cualquiera que fuera el candidato de la Concertación, por lo tanto, quiero decir que no era candidata hasta que tomé la decisión. Tomé la decisión, la informé y volví a Chile”, dijo además la Mandataria.

No hay comentarios: