martes, 30 de junio de 2015

EL PRESIDENTE, EN COPE

EFE
Mariano Rajoy, entrevistado por Ángel Expósito

El presidente del Gobierno defiende las reformas en España porque han evitado que estemos como Grecia en este momento


MARIANO CALLEJA / MADRID - Día 30/06/2015 - 12.49h


Mariano Rajoy ha quitado importancia a las críticas internas que recibe dentro del PP y a los mensajes que le ha dirigido José María Aznar desde las páginas de ABC. En una entrevista este jueves con Ángel Expósito en la Cope, el presidente del Gobierno ha asegurado que no tiene grandes enemigos en el partido y que las críticas hay que escucharlas siempre, sean justas o injustas. [Así hemos contado al minuto la entrevista a Rajoy]

«No tengo grandes enemigos internos en el partido, aunque algunos se esfuercen en encontrarlos», ha señalado el presidente del Gobierno, quien ha aclarado que tampoco es de los que prefieren a los pelotas. Rajoy ha señalado que las críticas hay que escucharlas siempre, sean justas o injustas.

«Tengo el apoyo de una gran mayoría de mi partido y estoy muy cómodo en esta situación. Hemos tenido dos reuniones del Comité Ejecutivo y lo que detecto es la voluntad de mirar hacia adelante y de ganar las elecciones», ha explicado ante las voces críticas que han surgido tras las elecciones del 24 de mayo.

Rajoy reconoce que la corrupción les ha hecho mucho daño político, pero ha dejado claro que la crisis económica les ha hecho más daño todavía, según han podido testar.

El jefe del Ejecutivo ha calificado de «irresponsable» la actitud del PSOE al pactar con Podemos en todos los ayuntamientos donde les ha podido dar el poder, y no ha descartado en absoluto que pueda formarse un frente de izquierdas tras las elecciones generales para evitar que el PP se mantenga en el poder. Según Rajoy, el PSOE se ha ido a la izquierda más extrema de un forma dudosamente democrática.
Crisis de Grecia

Rajoy se ha detenido especialmente en la crisis de Grecia. Ha advertido de que si Alexis Tsipras pierde el referéndum que ha convocado el domingo, eso será bueno para Grecia. Pero si gana, Grecia «no tiene más alternativa que salir del euro». Ese mensaje sería negativo para todos, pues es como decir que el euro no es irreversible, pero ha subrayado que Europa afronta con más fortaleza ahora una situación de esas características.

El jefe del Ejecutivo ha defendido las reformas que se han hecho en España en los últimos años, porque, a su juicio, han evitado que acabemos como Grecia y que tengamos un corralito.

Ha adelantado que los datos del paro que se conocerán este jueves serán buenos, así como los de la seguridad social, después de dos meses, abril y mayo, que han sido «fantásticos».

Respecto a la paga extra que el Gobierno quitó a los funcionarios en 2012, ha confirmado que su intención es devolver al menos una parte este mismo año, según vayan los ingresos, después de que en enero ya se entregara el 25 por ciento.
Actuación «proporcional» en Cataluña

En la entrevista se han tocado otros asuntos como la situación en Cataluña. Rajoy ha defendido la actuación del Gobierno, porque «ninguna de las pretensiones» que tenía Artur Mas se han cumplido. «En Cataluña las instituciones están funcionando», ha resaltado, y si se convocan elecciones en septiembre, será autonómicas y nada más. Por supuesto, nada de plebiscitarias. En todo caso, ha recordado que si el Ejecutivo autonómico de Mas se salta la ley, el Gobierno actuará de manera «proporcional», como ha hecho hasta ahora.

Por último, Rajoy ha contestado así a sus planes de futuro después de las próximas elecciones generales, y a una posible limitación de mandatos: «Me gustaría presentarme a estas elecciones. Luego, vaya usted a saber. Lo importante es tener buen estado de ánimo, ser positivo y sobreponerse a las dificultades. Para eso hay que esforzarse».

No hay comentarios: