jueves, 18 de junio de 2015

EL PRESIDENTE MUEVE FICHA

EFE
El presidente Mariano Rajoy anunció para este jueves cambios en las filas populares

Rajoy anuncia hoy los cambios en el PP y el Gobierno para «ganar las elecciones»

Las mayores novedades se esperan en el partido. El presidente ha subrayado que no piensa cambiar las políticas económicas

SARA MEDIALDEA / MARIANO CALLEJA / MADRID - Día 18/06/2015 - 16.17h

Llegó el «Día D» para Mariano Rajoy. Tras el primer aviso de los resultados de las elecciones europeas; el varapalo de las andaluzas -con un posterior Comité Ejecutivo frustrante por la falta de resoluciones que se adoptaron- y el tremendo castigo sufrido en las autonómicas y municipales del 24 de mayo, todas las miradas convergen en el presidente, y en su promesa de realizar «cambios» y «rectificaciones» que afectarán tanto al Gobierno como a la organización interna del Partido Popular. Este jueves es el día que él mismo apuntó como aquel en que se conocerían los cambios, a lo largo del Comité Ejecutivo Nacional que ha convocado a las cinco de la tarde en la sede nacional del PP.

Por lo que se refiere al ámbito del partido, la presión ha ido creciendo de forma directamente proporcional a la caída de votos y, sobre todo, a la pérdida de poder territorial de los «barones» y alcaldes populares. Ya el 23 de marzo, tras las andaluzas, once de los barones regionales «plantaron» al presidente y no acudieron al comité ejecutivo nacional. Se argumentó entonces que estaban muy ocupados organizando la campaña a las autonómicas y municipales.

Pero después de estos comicios, el 25 de mayo hubo de nuevo reunión de la ejecutiva popular, y ahí sí acudieron los barones, aún con la resaca de la derrota electoral, aún más dolorosa por lo inusual en el PP. Se oyeron voces pidiendo cambios, alertando del «rechazo» que la marca PP había causado en muchos electores, y solicitando remedios. Rajoy no reaccionó: minutos después de finalizar el acto, aseguraba en rueda de prensa que no habría cambios ni en el gobierno ni en el partido.

Pero al día siguiente, los ya ex presidentes de Aragón (Luisa Fernanda Rudi), Valencia (Alberto Fabra) y Baleares (José Ramón Bauzá) avisaban que daban un paso atrás, mientras que Esperanza Aguirre pedía una «refundación». La presión crecía, y otro barón destacado, Juan Vicente Herrera (Castilla y León) pedía aRajoy que se mirase en el espejo.

El presidente se descolgó, 48 horas después, asegurando que sí haría cambios. Que luego confirmó, llamándolos «rectificaciones». Y despuésquiso quitarles hierro, asegurando que otros, y no él, habían creado demasiadas expectativas sobre el calado de los mismos.

Mientras, los movimientos individuales continuaban en el PP: tambiénPedro Sanz, histórico dirigente de La Rioja, se ha levantado del sillón. Y Esperanza Aguirre anunciaba que no se presentaría a la reelección para el PP de Madrid, no sin antes recordarle a Rajoy la urgencia en acometer cambios: «Tenemos que volver a ilusionar a la gente, y no cambiar nada, como hasta ahora, no ilusionar a más gente», avisó.

¿Por dónde pueden ir los cambios de Rajoy en su partido? Las miradas convergen en la figura de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que podría encontrarse con algún refuerzo para ayudarle a compaginar su cargo en el partido con el de líder de la oposición en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

Se habla de un nuevo vicesecretario que se una a los tres actuales -Floriano, Arenas y González Pons-, o de la creación de la figura de coordinador general, por encima de los anteriores pero bajo la batuta de Cospedal. E incluso, de un nuevo portavoz, tal vez la misma persona, puesto en quien muchos ven a Pablo Casado.

No se descarta tampoco que Alfonso Alonso, además del ministerio de Sanidad, se convierta en un enlace entre el gobierno y el partido, y en la «nueva cara» del PP mirando a las elecciones generales, donde no pueden permitirse tropezar.

Rajoy ha insistido en los últimos días en que los cambios más importantes se van a llevar a cabo en el partido, y no en el Gobierno. Todo, con el objetivo de recuperar la confianza de los mayoría de los ciudadanos, y poder ganar las próximas elecciones generales.

¿Qué cambios prepara Rajoy en el Gobierno? El presidente ha guardado silencio y ha pedido máxima discreción sobre sus planes, que solo conoce él mismo y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. La número dos del Ejecutivo es su mano derecha, y la ha defendido expresamente durante estos días, cuando se le preguntó si pensaba hacer cambios en el puesto de portavoz del Gobierno. Rajoy contestó que la pregunta no merecía ni ser contestada, y aseguró queSantamaría es una persona que trabaja «francamente bien». Una afirmación que, sin embargo, no ha evitado que estos días salieran a relucir posibles nombres como sustitutos en ese puesto.

Fuentes próximas al presidente del Gobierno han señalado en los últimos días que los cambios en el Ejecutivo no tienen por qué ser solo de personas, sino también de refuerzo de estructuras y de funciones. Además, el principal empeño es impulsar la comunicación política, como se ha podido comprobar ya con más mensajes y declaraciones de todos los ministros «por tierra, mar y aire», como señalan desde La Moncloa.

No hay comentarios: