jueves, 4 de junio de 2015

El Rey: «La buena marcha de la economía francesa es una prioridad para España»

El Rey, junto al embajador español en Francia / EFE

REY FELIPE VI

El país galo es hoy el primer mercado de España y más de 28.000 empresas españolas realizan parte de su actividad económica en Francia o con la vista puesta en el mercado francés


EP / MADRID - Día 04/06/2015 - 15.27h


El Rey Felipe VI ha asegurado que la «buena marcha de la economía francesa constituye una prioridad para España», ya que el país galo es hoy el primer mercado de España y más de 28.000 empresas españolas realizan parte de su actividad económica en Francia o con la vista puesta en el mercado francés.

«Entre todas, consiguen hacer de Francia el primer destino de nuestras exportaciones, alcanzando una cifra de 38.000 millones de euros, casi un 4% de nuestro PIB y un 16% de nuestras exportaciones mundiales», ha subrayado Felipe VI en su discurso de clausura del Encuentro Económico Hispano-Francés celebrado en París.

En este sentido, el monarca ha explicado que las ventas a Francia cubren «todo el espectro» de la producción española, desde productos agroalimentarios, pasando por la aeronáutica, las nuevas tecnologías, las energías alternativas como la eólica o la biomasa, el acero o los químicos, los bienes de consumo como el textil o la cerámica, y el automóvil.

Por ello, Felipe VI ha destacado que en el mundo globalizado ya no se puede «pensar ni actuar aisladamente» y ha insistido en que la cooperación entre las empresas y entre Francia y España es un «elemento esencial» del progreso, que «cada vez se refleja más» en la proyección en terceros mercados.

«Son casi 350.000 los empleos creados por las inversiones de empresas francesas en España, y más de 70.000 los creados por las empresas españolas en Francia. Se trata de un empleo más especializado y estable porque la internacionalización aporta a las empresas solidez, más competitividad y mayores garantías de futuro», ha argumentado el Rey.

Mejora de las comunicaciones

Asimismo, ha advertido de que la cooperación franco-española es «esencial» también para el resto de Europa ya que una parte importante de la exportación al resto del continente (el 60% de la exportación global) debe cruzar Francia para llegar a sus mercados de destino. «Por ello, la mejora de nuestras comunicaciones, terrestres o marítimas, son un proyecto no sólo franco-español, sino auténticamente europeo», ha remachado.

Según ha indicado Felipe VI, los proyectos de interconexión por ferrocarril de alta velocidad y por carretera que se están fomentando «van a contribuir a integrar aún más el mercado transfronterizo entre el sur de Francia y el norte de España». Además, el Rey considera que reforzar el entramado de interconexiones energéticas, tanto en electricidad como en gas, «redundarán en beneficio de un verdadero mercado interior de la energía en Europa».

Durante su intervención, el monarca ha instado a los empresarios a aprovechar «todas las oportunidades de cooperación» que ofrecen el mercado español y el francés, «considerando también los que ofrecen Europa y el resto del mundo». «Nuestros idiomas y situación geográfica contribuyen a que nuestros países mantengan sólidas relaciones con amplias regiones del mundo, como Iberoamérica y el África francófona, que son grandes ámbitos para la cooperación», ha recordado.

«Tanto en francés como en español, empresa viene de emprender, que es tener ideas y tratar esforzadamente de ponerlas en práctica individualmente o con ayuda de otros, con el fin de generar valor, riqueza, empleo, y el de construir un futuro siempre mejor. Ideas, determinación, trabajo duro, eso es lo que os caracteriza a todos vosotros, empresarios. Con vuestra visión y vuestro éxito contribuís al progreso y el bienestar de toda la sociedad», ha concluido.

No hay comentarios: