domingo, 28 de junio de 2015

Los kurdos arrebatan al Estado Islámico el control de Kobane

Varios kurdos esperan en la frontera turca después de haber escapado de Kobane (Siria). / ILYAS AKENGIN (AFP)

Los yihadistas refuerzan su ofensiva en la ciudad siria de Hasaka

ANDRÉS MOURENZA Estambul


La milicia kurdo-siria Unidades de Protección Popular (YPG) logró poner fin este sábado al violento asalto protagonizado desde la madrugada del jueves por el Estado Islámico (EI) en la ciudad de Kobane, fronteriza con Turquía. Tras más de dos días de intensos combates, las fuerzas kurdas neutralizaron los últimos focos de resistencia, centrados en cuatro edificios donde los yihadistas se habían atrincherado con rehenes. En uno de ellos, los militantes del EI se inmolaron haciendo estallar las cargas explosivas que portaban cuando su derrota se hizo patente, según informaron las YPG.

El saldo de esta segunda batalla de Kobane, tras los cuatro meses de asedio yihadista que culminaron el pasado enero con la victoria kurda, es estremecedor. De acuerdo al Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), 174 civiles fueron asesinados por el EI, en su mayoría ejecutados a sangre fría, ya que el ataque de los fundamentalistas islámicos les pilló por sorpresa. Fuentes sanitarias de Kobane elevan esta cifra a 201 civiles muertos y 249 heridos, muchos de los cuales han sido evacuados a Turquía para su tratamiento.

MÁS INFORMACIÓN
Más de cien muertos en los combates entre kurdos y yihadistas en Kobane
El Estado Islámico se infiltra en Kobane y golpea a los kurdos
GRÁFICO El avance kurdo ante el Estado Islámico
Los kurdos llegan a 50 kilómetros de la capital del califato en Siria

En los combates, los milicianos kurdos afirman haber matado a 60 de los 70 yihadistas que se infiltraron en Kobane el pasado jueves camuflados con uniformes de las YPG y del Ejército Sirio Libre. Los restantes escaparon o han sido capturados. La milicia kurda, en cambio, aún no ha facilitado el número de bajas sufridas y por el momento ha dado sólo el nombre de poco más de media docena de “mártires” fallecidos en esta batalla.

Otros 20 yihadistas habrían caído luchando en las aldeas en torno a la ciudad kurdo-siria, y en algunas de ellas todavía prosiguen las operaciones de las YPG y enfrentamientos esporádicos, explicó el OSDH. En un comunicado, la milicia kurda aseguró que también “continúan los combates” en la carretera entre Tel Abyad y Raqqa, donde se han producido avances de las YPG en dirección a la considerada “capital” del Califato. De hecho, el EI ha reforzado sus posiciones en Raqqa cavando trincheras en torno a la ciudad y ordenando expulsar de la misma y de aldeas cercanas a todos los ciudadanos de origen kurdo sospechosos de no ser leales a los yihadistas.

Los avances de los kurdos en las últimas semanas han hecho sonar las alarmas en Ankara y el presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, advirtió este viernes “al mundo entero” de que su país “jamás permitirá la formación de un estado [kurdo] en el norte de Siria”, a la vez que acusó a los kurdos de “intentar una operación para modificar la demografía de la región”. Según fuentes militares citadas por el Hürriyet Daily News, el Gobierno turco estaría presionando al Ejército para que tome un papel más activo e impida la extensión de los dominios kurdos y del EI en el norte de Siria, pero el Estado Mayor se niega a involucrarse en Siria.

Por otro lado, el Estado Islámico ha reforzado su ofensiva en Hasaka (noroeste de Siria), cuyo control se repartían hasta ahora el régimen de Bachar el Asad y las milicias kurdas. Los yihadistas habrían tomado el control de varios barrios y luchan, por separado, contra ambos bandos, según el Observatorio Sirio. El ministro de Información sirio, Omran al Zubi, hizo un llamamiento en la televisión estatal a que “toda mujer joven y todo hombre capaz de portar armas se movilice de inmediato y acuda al frente a defender la ciudad”. Según la ONU, el ataque a Hasaka ha provocado la huida de 120.000 personas, desplazadas tanto dentro de la ciudad como a otras localidades seguras más al norte.

No hay comentarios: