sábado, 20 de junio de 2015

México suspende la evaluación docente en Oaxaca y Michoacán

Manifestación de maestros en Oaxaca / MARIO ARTURO MARTÍNEZ (EFE)

Las protestas de los maestros logran paralizar de nuevo en dos Estados una de las medidas clave de la reforma educativa en México

DAVID MARCIAL PÉREZ México 21 JUN 2015 - 03:42 CEST


La resistencia a la reforma educativa por parte de un sector de la comunidad docente mexicana ha vuelto a apuntarse un tanto. Este fin de semana estaban convocados en todos los Estados del país los exámenes que obligatoriamente han de pasar los profesionales para mantener su puesto, una de las medidas más calientes. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la escisión del sindicato de maestros que con más determinación está actuando desde el inició en contra de la reforma, anunció que pensaba boicotearlas. Sus protestas en Oaxaca y Michoacán, dos de los Estados con más presencia sindical, han obligado a suspender las pruebas, “al no existir todas las condiciones que garantizaran su realización", según reconoció este sábado en un comunicado la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El Gobierno informó también que "en los próximos días" harían públicas las nuevas fechas, horarios y lugares para llevar a cabo las pruebas. En Michoacán, maestros de la CNTE bloquearon las entradas para impedir la entrada a las aulas. En Oaxaca, miles de maestros se manifestaron por las calles de la ciudad durante la mañana en una prolongación de las protestas vividas en la víspera de la jornada electoral del siete de junio, cuando se registraron varios ataques a oficinas electorales y quemas de papeletas. Entonces, a nueve días del celebrarse los comicios, el Gobierno anunció una “suspensión indefinida de las pruebas” para asegurar la paz electoral.

La SEP aseguró por otra parte en el resto de los 30 Estados el proceso avanzó "con normalidad"

La tregua duró poco. Al día siguiente de celebrarse las elecciones, un nuevo comunicado oficial anunciabala recuperación de los exámenes a los maestros. Esta remodelación de los requisitos y las condiciones laborales de los profesores es uno de los cambios más polémicos ya que hasta ahora algunos maestros heredaban la plaza. Especialmente arraigado en regiones pobres del suroeste del país, la CNTE se niega al mecanismo de la evaluación alegando que el sistema actual ya cuenta con criterios autónomos de selección y supervisión, además de defender que se concedan plazas automáticas a los estudiantes de magisterio de escuelas rurales y a los hijos de los maestros jubilados.

La SEP aseguró por otra parte en el resto de los 30 Estados el proceso avanzó "con normalidad" y que se celebraron exámenes concretamente en 249 sedes repartidas por los distintos Estados. El total de aspirantes alcanzó los 48.674 durante las jornadas de sábado y domingo. Están en disputa 21.868 plazas de educación primaria.

También se registraron protestas en Chiapas, Guerrero, el Distrito Federal y Morelos, aunque no provocaron la alteración de las pruebas. En Chiapas, se vivieron algunos conatos de enfrentamientos entre policía y profesores, según recoge la prensa local. En Guerrero, un grupo de cerca de 50 profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) cerró un carril del bulevar de Las Naciones en el puerto turístico de Acapulco, que da paso a centro de convenciones donde se llevan a cabo los exámenes. El cierre duro apenas tres horas. Policías federal, estatal y municipal mantuvo blindado el recinto al que asistieron 548 de los 608 participantes que se inscribieron para aplicar este sábado para el proceso, según datos de la Secretaría de Educación estatal.

No hay comentarios: