martes, 23 de junio de 2015

Rajoy descarta ahora una crisis de Gobierno a meses de las elecciones

CAMBIOS DE GOBIERNO »

El presidente del PP ratifica que está de acuerdo con Feijóo en que debe quedarse en Galicia y apenas hará ajustes en el Ejecutivo

Rajoy reduce el relevo en el PP a un mínimo cambio cosmético

JAVIER CASQUEIRO Baiona


El presidente del Gobierno y del PP sigue cuantificando al milímetro las informaciones que aporta directamente sobre sus planes de hipotéticos cambios en el Ejecutivo. Esta mañana, en Baiona, durante la XXVIII cumbre bilateral entre España y Portugal, intentó por un lado ser tajante y contundente para descartar "lo que se entiende por una crisis de Gobierno a pocos meses de unas elecciones" y luego dejó de nuevo abierta la puerta a lo que podría definirse políticamente como ajustes en su equipo: "Cuando haya algo, si lo hay, lo sabrán y lo demás no tiene sentido".

MÁS INFORMACIÓN
Un PP para ganar en minoría
Rajoy apura la presentación de sus cambios en el partido y el Gobierno
El suspense de Rajoy con la crisis de Gobierno aviva críticas internas
Las quinielas citan a Feijóo, Alonso, Cospedal y hasta a Pedro Sanz
Rajoy restará poder a Santamaría y Cospedal para reforzar el PP

Los ministros que le arroparon en la cita y otros dirigentes y colaboradores entienden ahora que Rajoy no va a ejecutar ninguna remodelación que afecte a varios ministros o ministerios y que si finalmente hace algún nuevo nombramiento, lo limitará a un ajuste o relevo de un puesto concreto, si se produce la vacante de José Ignacio Wert al frente de Educación.

La frase de que se iban a producir cambios en el Gobierno y el PP, pronunciada por Rajoy en los pasillos del Congreso a los pocos días del fracaso electoral del 24-M, y sobre todo tras la presión ejercida por los barones territoriales que no se quedaron nada contentos de su primera interpretación condescendiente de los resultados electorales en el primer Comité Ejecutivo, adquiere con el paso de los días y las semanas menos sentido a tenor de sus propias palabras. Hace una semana, en Milán, ante las expectativas generadas y desbordadas, que tocaban incluso a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, Rajoy pidió que se rebajase el tono de las especulaciones. Esta mañana, en Baiona, prácticamente ha rechazado que vaya a producirse una crisis o remodelación en el conjunto del Gobierno y lo justificó con que quedan pocos meses para la cita con las urnas. Luego agregó a ese argumento que tampoco variará las políticas practicadas hasta ahora.

Cuando los periodistas le preguntaron específicamente por uno de los dirigentes del PP con más proyección, Alberto Núñez Feijóo, presidente gallego y el único barón que conserva aún una autonomía para el PP con mayoría absoluta, Rajoy sí quiso expresar su criterio para señalar que es conocida públicamente "la voluntad" del político gallego de seguir en su tierra y agregó: "Yo estoy de acuerdo con él en que está aquí elegido por los gallegos para llevar adelante un programa de Gobierno".

No hay comentarios: