domingo, 7 de junio de 2015

Texas permite votar con licencia de armas y no con carnet de estudiante

La candidata demócrata durante su discurso en Texas. / PAT SULLIVAN (AP)

ELECCIONES EE UU 2016 »

Hillary Clinton acusa a los republicanos de restringir el derecho a voto


Las leyes electorales de cada Estado


CRISTINA F. PEREDA Washington
La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, pidió este jueves el registro automático de todos los ciudadanos para votar cuando cumplan los 18 años. La propuesta responde a la oleada de leyes de estados gobernados por republicanos y en las que han aumentado los requisitos para participar en las elecciones. Clinton acusó a sus rivales de respaldar normativas que dificultan el voto. Alegó que “tienen miedo a que los ciudadanos den su opinión”.

Estas son las claves:

Clinton rechaza que se exija, por ejemplo, presentar un documento con foto para votar, algo imprescindible en otras democracias occidentales.

En EE UU los ciudadanos carecen de un carnet de identidad federal. Los votantes pueden registrarse al obtener el permiso de conducir o en una oficina electoral de su estado, donde sí deben demostrar su identidad.

Las leyes menos restrictivas solo piden que el ciudadano presente su tarjeta de registro (sin foto) a la hora de votar.

Mientras que los republicanos consideran que se debe añadir controles para evitar el fraude, los demócratas argumentan que suponen nuevas trabas para los votantes.

El discurso en siete frases:

Los republicanos están intentando deliberadamente impedir que voten millones de estadounidenses ¿De qué parte de nuestra democracia tienen miedo?”

Clinton defiende una legislación federal que registre para votar automáticamente a todos los estadounidenses al cumplir los 18 años. Se evitaría así que los ciudadanos tengan que dar ese paso adicional antes de votar. Clinton también defiende regularizar el voto por anticipado durante los 20 días anteriores a la convocatoria electoral en todo el país. En la actualidad, esto depende de la ley de cada Estado y numerosas iniciativas republicanas han reducido esta posibilidad.

Hay quienes se presentan como líderes pero son sus acciones las que han limitado este derecho fundamental”

Los estadounidenses carecen además de un documento de identidad emitido por el Gobierno, por lo que la exigencia de una identificación con foto en muchos Estados supone una traba extra para votar. Además, los ciudadanos no entran en un censo electoral al cumplir la mayoría de edad y deben de dar un paso adicional para registrarse como votantes, algo que solo hace el 71%. Otro obstáculo es reducir el número de días para inscribirse. Los escollos afectan a millones de ciudadanos de minorías raciales, con pocos recursos y jóvenes: sectores del electorado que suelen votar demócrata. Sus detractores han denominado las normativas como “leyes de supresión de voto” y su importancia en el proceso electoral justifica el discurso de Clinton en Texas.

Debemos allanar el camino para que voten más ciudadanos en vez poner todos los obstáculos que podamos imaginar”

Clinton recibió este jueves un premio de manos de la congresista Sheila Jackson Lee. /DONNA CARSON (REUTERS)

Clinton denunció que las leyes republicanas afectan desproporcionadamente a jóvenes, minorías raciales y ciudadanos con pocos recursos en un discurso que marca una diferencia entre las propuestas demócratas y las republicanas. La ex secretaria de Estado atacó a sus rivales, nombrando a Rick Perry y Scott Walker —gobernador de Wisconsin como defensores de las leyes que, según ella, buscan dificultar el voto. La oleada de nuevas leyes llegó en 2011 tras la victoria republicana en las legislativas del año anterior y por el éxito de los candidatos demócratas entre las minorías raciales y los votantes más jóvenes.

Hay un esfuerzo coordinado para retirar el poder a los ciudadanos de color, pobres y jóvenes”

Los republicanos alegan que estas normas son imprescindibles para impedir el fraude electoral. Por ejemplo, que un ciudadano vote dos veces. La candidata demócrata alega que el objetivo de estas normas es impedir la participación de ciudadanos en estos tres grupos y que tienen más difícil conseguir formas adicionales de identificación. Según Project Vote, solo el 49% de los jóvenes de 18 años estaban registrados para votar en 2010. Clinton pide que sean el 100%. Su propuesta de registro automático ya existe en Oregon, donde se estima que puede añadir 300.000 votantes en la próxima cita electoral.

Si quieres votar en este estado, puedes identificarte con tu licencia de armas, pero un carnet de estudiante no es suficiente”

La elección del estado de Texas para dar este discurso no es casual. El exgobernador del Estado y candidato a la presidencia Rick Perry aprobó en 2011 una ley que exige presentar un documento de identificación con foto para votar. Se admiten, por ejemplo, las licencias de armas, pero no los carnet de estudiantes universitarios. Tras una demanda en los tribunales, la normativa quedó bloqueada de cara a las elecciones de 2012, pero una decisión posterior del Tribunal Supremo permitió que entrara en vigor.

Dejen de infundir temores sobre una epidemia fantasma de fraude electoral y expliquen por qué tienen tanto miedo a que los ciudadanos den su opinión”

Así se dirigió Clinton a Perry y a otro de sus posibles rivales, Scott Walker. El gobernador de Wisconsin aprobó una ley similar a la de Texas en 2011. Tres años después, añadió lo que los demócratas denuncian como una traba más para participar en las elecciones: eliminó la posibilidad de votar por adelantado durante los fines de semana, una opción empleada por miles de trabajadores. Marco Rubio, el senador de Florida que también lucha por la nominación, mantiene una postura clara. “¿Cuál es el problema?”, respondió en 2012 a la polémica. Para él, requerir una identificación con foto para votar es el equivalente a enseñar el pasaporte para subir a un avión.

Nada será fácil”

Clinton reconoció en su discurso que cualquier cambio a la ley federal depende en estos momentos del Congreso, donde ambas Cámaras están dominadas por mayorías republicanas dispuestas a bloquear propuestas similares. La candidata demócrata también ha pedido la aprobación de una ley federal que restaure las protecciones registradas en la Ley de Derecho a Voto de 1965 y que anuló el Supremo hace dos años. La controvertida sentencia del Tribunal “engulló”, en palabras de Clinton, un artículo de la legislación concebido para proteger a los ciudadanos de las leyes que trataban de impedir la participación de los afroamericanos en las elecciones. El exfiscal general Eric Holder aseguró en 2012 que las leyes de “supresión de voto” republicanas le recordaban a los impuestos y los exámenes que debían superar las minorías antes de votar.

Los ciudadanos deben obedecer diferentes normas para votar según el Estado donde vivan. Texas cuenta con una de las leyes más restrictivas, mientras que California o Nueva York no ponen condiciones adicionales:

No hay comentarios: