miércoles, 15 de julio de 2015

El hallazgo de oro nazi más importante del norte de Alemania

ABC
Monedas del III Reich

Un arqueólogo aficionado descubrió un tesoro valorado en 45.000 euros en dos sacos del banco del III Reich


JOSÉ-PABLO JOFRÉ / BERLÍN - Día 15/07/2015 - 02.59h


¿De dónde proviene el oro? se preguntan los medios alemanes, ¿quién lo ha escondido ahí? El martes ha sido presentado en Luneburgo (Baja Sajonia) un tesoro de 207 monedas de oro –unos 1400 gramos– que descubrió el arqueólogo aficionado Florian Bautsch por un valor de unos 45000 euros. A fines de octubre de 2014, este hombre de 31 años encontró diez monedas bajo un árbol en la localidad de Oedeme en Luneburgo dando aviso a monumentos arqueológicos. En las excavaciones, los arqueólogos oficiales encontraron otras 207 monedas a una profundidad de un metro, la más antigua es del año 1831 y la más nueva de 1910. Se trata del hallazgo de oro nazi más importante del norte de Alemania, han dicho los expertos sajones.

Más difícil para los científicos ha sido identificar la fecha en que las monedas fueron enterradas. Estaban en bolsas de aluminio oficial con sellos del banco del Reich y la esvástica nazi, razón por la cual los expertos estiman que el tesoro data de los años 40, e incluso podría ser de después del fin de la guerra: «Que las bolsas selladas fueran enterrados, sugiere que se trata de material saqueado, para recuperarlo en una fecha posterior», han comentado los expertos del Museo de Luneburgo donde se encuentran las monedas. Por un único día, el próximo domingo serán exhibidas al público general las monedas en el Museo, para luego continuar con la investigación: «Queremos saber de dónde viene el dinero, quién lo enterró ahí y porqué», ha dicho la directora del museo Heike Düselder.

El arqueólogo aficionado que recibirá 2500 euros como recompensa, se encontraba en el sitio investigando algo que parecía una tumba. Bautsch es un jóven empresario que en su tiempo libre sale a recorrer la ciudad con su detector de metales. Aquel 27 de octubre de 2014 encontró las monedas que fotografió con su teléfono móvil y envió a los arqueólogos de Luneburgo Edgar Ring y Jan Joost Assendorp.

No hay comentarios: