miércoles, 8 de julio de 2015

Estados Unidos autoriza los cruceros hacia Cuba

El "Adonia", el primer crucero estadounidense que viajará hacia Cuba / UNCREDITED (AP)

LA NUEVA RELACIÓN ENTRE LOS DOS PAÍSES »

Carnival recibe licencia para operar viajes de “intercambio cultural” hacia la isla


Cronología del restablecimiento de relaciones diplomáticas EEUU-Cuba


SILVIA AYUSO Washington


Estados Unidos ha concedido la primera licencia desde los años 60 para que una compañía estadounidense opere cruceros hacia Cuba. El beneficiario es el gigante del sector Carnival Corporation, que este martes ha anunciado que ofrecerá a partir de mayo de 2016 un crucero semanal hacia la isla con capacidad para 710 pasajeros.

Oficialmente no es todavía “turismo” -prohibido para los estadounidenses en Cuba- puesto que solo podrán viajar desde el supuesto de “intercambio cultural, artístico, religioso o humanitario”, precisó Carnival. De este modo, la compañía se cubre las espaldas al cumplir con los supuestos aún vigentes en EE UU mientras el Congreso no levante la prohibición de viajar libremente a Cuba.

Pero el paso le permitirá a la mayor compañía del mundo de cruceros posicionarse de forma estratégica en la isla, considerada un destino clave del turismo en el Caribe.

Y, a la par, sirve para apuntalar las cada vez mayores presiones no solo del Gobierno de Barack Obama, sino también del sector empresarial, hacia el Congreso para que elimine una de las trabas más controvertidas del embargo impuesto a la isla hace más de cuatro décadas, la prohibición de viajar libremente a Cuba.

“Esto es una noticia gigantesca. El Congreso debería hacer su trabajo y acabar con la prohibición de viajes”, tuiteó de inmediato James Williams, responsable de Engage Cuba, una organización que engloba a empresas, asociaciones comerciales y grupos de la sociedad civil que apoya la normalización de relaciones con la isla. Williams encabeza además un comité de acción política, el New Cuba PAC, que busca recaudar fondos para apoyar a candidatos al Congreso que apoyen la nueva política hacia Cuba.

Desde finales de enero, el Congreso tiene una propuesta de ley bipartidista para acabar con una de las restricciones más denostadas del embargo contra Cuba. La “Ley de Libertad para Viajar a Cuba 2015” cuenta ya con el respaldo de 45 senadores, siete de ellos republicanos. Pero todavía no ha avanzado en el largo proceso legislativo. En la cámara alta, senadores como el republicano Marco Rubio, candidato presidencial, o el demócrata Bob Menéndez se oponen ferozmente a cualquier gesto hacia la isla de la que son oriundos y han prometido incluso bloquear la nominación de un embajador para La Habana si Obama lo llega a proponer ahora que Cuba y EE UU se aprestan a reabrir embajadas, el próximo día 20.

“Más buenas noticias sobre Cuba”, comentó por el contrario el senador republicano Jeff Flake, coautor de la propuesta de ley para liberar los viajes, al conocer la licencia para Carnival, que se une a las ya otorgadas a varias compañías de transbordadores que en los próximos meses también conectarán por primera vez puertos estadounidenses con cubanos.

No hay comentarios: