viernes, 31 de julio de 2015

G. Candiani: “Hay corrupción en las instituciones mexicanas”

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de México. / FRANCISCO CAÑEDO

GUTIÉRREZ CANDIANI, LÍDER DE LA PATRONAL MEXICANA

Firme defensor de las reformas, el líder patronal mexicano pronostica un futuro prometedor


JAN MARTÍNEZ AHRENS México


El desaliento no está hecho para el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani (Oaxaca, 1966). Firme defensor de las reformas, el líder patronal mexicano se mantiene optimista y, pese a las tormentas, pronostica un futuro prometedor para la economía.

Pregunta. La subasta petrolífera acabó en fracaso, El Chapo se ha fugado y el peso cada día está más débil frente al dólar. ¿Se puede ser optimista con México?

Respuesta. Nosotros lo somos, porque formamos parte del proceso de modernización económica que ha vivido México. Pero también somos realistas. Junto al reto de desarrollar las reformas, ahora hay que fortalecer al Estado mexicano: en democracia, seguridad, justicia, derechos y lucha irrestricta contra la corrupción y la impunidad. Ahí se tiene que hacer un esfuerzo tan grande como el del Pacto por México.

P. ¿No hubo un exceso de euforia con las reformas?

Junto al reto de desarrollar las reformas, ahora hay que fortalecer al Estado mexicano

R. Queda por trabajar el consumo y el mercado interno. Las reformas van a ayudar, pero sus resultados son a medio plazo.

P. Pero lo que se llamó el momento mexicano ya ha pasado, ¿no?

R. La euforia inicial de los mercados se ha convertido en un hecho tangible: ahí están las reformas. Lo que logró en México fue loable y no se debe solo a un gobierno, sino a una gran conjunción de fuerzas políticas, empresariales, sociales. Ahora toca su aplicación. Y hay que llevarla a cabo en un contexto internacional complicado. La euforia original puede tener lapsus naturales, pero el reto es desarrollar las reformas a largo plazo.

Tenemos una competencia desleal: la informalidad mantiene a la baja los salarios

P. La primera ronda de licitaciones petrolíferas acabó en fracaso.

R. Yo no creo que la Ronda 1 haya terminado en fracaso. Si después de 75 años entramos en un proceso así, y se consiguen 1.300 millones de dólares de inversión, aunque estén por debajo de las expectativas, no puedes hablar de fracaso. El contexto internacional no acompañó: los precios del crudo están deprimidos, en EE UU había ronda petrolera, e Irán anunció que iba a entrar otra vez en el mercado de la exportación… Ahora bien, la oferta pudo haber sido mejorada. Vamos a aprender de ello para las rondas siguientes. Internacionalmente sigue habiendo mucho interés.

P. Aprovechando las reformas, ¿hubiera privatizado Pemex?

R. No. Es fundamental que la rectoría del petróleo la mantenga el Estado.

P. Pese a las reformas, la pobreza sigue creciendo. Ya son 55 millones de mexicanos, un 46% de la población. ¿Qué falla?

R. El modelo asistencialista no está dando resultados. Se tienen que redireccionar cientos de miles de millones de pesos que se canalizan al sector social. Hay duplicidad de programas, mucha corrupción e ineficiencias. Es necesario analizar qué funciona y qué no. No vale con reinventarse programas cada seis días.

P. Hay estudios que indican que el salario mínimo ha sufrido una merma del 75% en su poder adquisitivo desde los años setenta. La CEPAL señala que está por debajo del umbral de pobreza. ¿No son demasiado bajos los sueldos en México?

R. Por supuesto. Pero hay que entender que nuestra legislación es muy compleja: el salario mínimo está referenciado a 800 leyes y cálculos, y eso impide su crecimiento. Hay que desvincularlo de todo ello e implantar una nueva medida. Pero también debemos esforzarnos en aumentar la productividad de las pymes, de lo contrario muchas empresas no podrán afrontar el coste y van a acabar en la economía informal. Esto es importante. Tenemos una competencia desleal: la informalidad mantiene a la baja los salarios mínimos porque paga muy por debajo de ellos.

P. Los expertos vinculan la informalidad con la falta del crédito a las empresas. Tras la reforma financiera, ¿están llegando los préstamos a la iniciativa privada?

R. Estamos mejorando, pero aún seguimos por detrás de los principales países de América latina. Ahora tenemos una penetración del 30% del PIB, cuando hace años solo se llegaba al 21%. Hay dinero, la voluntad ha mejorado y hace falta generar una demanda.

P. ¿Teme una subida de tipos de interés en Estados Unidos?

R. Tendría que ser una subida muy fuerte para que nos afectara de manera sensible. Un aumento drástico de tipos sería contraproducente para la economía mundial. Por eso no los incrementa la Reserva Federal. Si lo hace, puede bloquear el crecimiento, como ocurrió en Japón. En caso de que se materialice la subida, será algo paulatino y poco significativo.

P. ¿Hay corrupción en las instituciones?

R. Sí.

P. ¿Y cómo la viven los empresarios?

R. Hemos sido muy críticos con nosotros mismos. Reconocimos que éramos parte de la corrupción. Por eso establecimos un código de conducta empresarial y propusimos con otros grupos sociales el sistema nacional anticorrupción y la transparencia. El reto es que no se diluya ese espíritu.

P. ¿Cómo enfrentan los empresarios las extorsiones y los secuestros?

R. La seguridad sigue siendo el expediente abierto más importante del país. Pero no es un tema sólo de un Gobierno, sino de todo el Estado mexicano. Todos estamos implicados: gobiernos, el Congreso, los Estados, la ciudadanía…

P. ¿Cree que el Gobierno pueda volver a detener a El Chapo?

R. Se tiene que detener. Estamos ante un tema que indigna a todos los mexicanos. Es un parteaguas.

No hay comentarios: