jueves, 30 de julio de 2015

Rusia veta la creación de un tribunal sobre el derribo del MH17

La votación de este miércoles en la ONU / KENA BETANCUR (AFP)

Moscú bloquea en la ONU la resolución impulsada por Malasia y apoyada por Ucrania

JOAN FAUS Washington


La guerra de versiones sobre las causas del derribo de un avión comercial malasio hace un año en el este de Ucrania llega a la ONU. Rusia utilizó este miércoles su poder de veto, como miembro permanente del Consejo de Seguridad, para bloquear la creación de un tribunal internacional que investigue la catástrofe del vuelo MH17 de Malasian Airlines, en que murieron casi 300 personas al estrellarse en una zona de combate entre el Ejército de Kiev y los insurgentes separatistas apoyados por Moscú.

De los 15 miembros del Consejo, 11 votaron a favor, tres se abstuvieron (China, Angola y Venezuela) y Rusia votó en contra. El rechazo de un miembro permanente hizo que la resolución -promovida por Malasia- no pudiera adoptarse.

Moscú esgrime que el tribunal aumentaría la carga política del incidente cuando todavía no ha finalizado la investigación oficial internacional impulsada por Holanda y cuyo informe final está previsto para octubre. Rusia no participa en esa investigación.

El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, justificó su rechazo en el hecho de que la resolución es “prematura” y prioriza los “fines políticos”. Abogó por una investigación “objetiva”, mientras puso en duda la imparcialidad del proceso actual.

Moscú esgrime que el tribunal aumentaría la carga política del incidente cuando no ha finalizado la investigación oficial

Antes del voto, el ministro de Transporte de Malasia, Liow Tiong Lai, defendió la resolución como una “señal clara contra la impunidad” y pidió unidad a la comunidad internacional.

Mientras, la embajadora estadounidense Samantha Power recriminó a Rusia que el rechazo a una investigación “únicamente intensifica el dolor” de los familiares de las víctimas y lamentó que los separatistas prorrusos pusieran trabas a los investigadores para acceder a la zona donde cayó el avión.

La resolución cuenta con el apoyo de Ucrania, Bélgica, Australia y Holanda. Dos tercios de las víctimas del vuelo del 17 de julio de 2014 entre Ámsterdam y Kuala-Lumpur eran holandesas.

Los partidarios del texto esgrimen que el tribunal tendría la capacidad de analizar imparcialmente el incidente y demandar la extradición de sospechosos. Rusia presentó la semana pasada un texto alternativo que pedía justicia para las víctimas, pero sin crear una corte.

Ucrania y Occidente acusan a los rebeldes prorrusos de derribar el avión con un lanzamisiles cuando sobrevolaba una zona bajo su control. Rusia lo niega y acusa al Ejército ucranio de la catástrofe y de encubrir pruebas.

El accidente desató una nueva ronda de sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea contra Moscú por sus injerencias en Ucrania. Rusia se anexionó la península de Crimea en marzo de 2014. Desde entonces, el conflicto se ha convertido en la peor confrontación entre Occidente y Rusia desde el fin de la Guerra Fría y se ha cobrado más de 6.500 vidas.

No hay comentarios: