domingo, 5 de julio de 2015

La oposición argentina se examina en elecciones en Buenos Aires y Córdoba

Anuncios del candidato kirchnerista a alcalde de Buenos Aires, Mariano Recalde / RICARDO CEPPI

ELECCIONES LOCALES EN BUENOS AIRES »

Opositores aspiran a vencer en la capital y en la segunda provincia más poblada del país


Las primarias en Buenos Aires dan aliento a la oposición

ALEJANDRO REBOSSIO Buenos Aires


La dividida oposición al kirchnerismo espera que las elecciones locales de este domingo en la ciudad autónoma de Buenos Aires, que encabeza una de las 20 metrópolis del mundo y la tercera de Latinoamérica, y en la provincia de Córdoba, la segunda más poblada de Argentina, impacten en sus ambiciones de vencer en las presidenciales de agosto próximo. Buenos Aires -independiente de la provincia del mismo nombre- y Córdoba totalizan el 16% del electorado argentino: la primera es el bastión del principal candidato presidencial opositor, el conservador Mauricio Macri, y la segunda es el terruño de uno de los postulantes peronistas antikirchneristas, José Manuel de la Sota. El kirchnerismo parece resignado a perder en ambos distritos, pero las esperanzas de su único candidato presidencial, Daniel Scioli, se depositan en la provincia de Buenos Aires, con un 37% de los votantes, y en las del norte de Argentina, que suman el 21%. Este domingo se celebran también elecciones en dos provincias norteñas, La Rioja, a gobernador, y Corrientes, al Parlamento local, y primarias en la céntrica La Pampa.

Macri, exempresario, expresidente del Boca Juniors y líder de Propuesta Republicana (PRO), es el alcalde de Buenos Aires desde hace ocho años y aspira a que su jefe de Gabinete de Ministros, Horacio Rodríguez Larreta, lo reemplace. Muchos votantes valoran sus obras para mejorar el cada vez más atascado tránsito porteño, como el ‘metrobús’ (carriles exclusivos de autobuses) y las ‘bicisendas’ (carril bici), o el mejoramiento de las plazas, incluso en los barrios de chabolas, pero otros critican la insuficiente inversión en viviendas sociales, escuelas, hospitales o reciclaje de residuos. Los desafíos urbanísticos de la capital, con 2,7 millones de habitantes, son compartidos por su periferia, en la que otra veintena de municipios dentro de la provincia de Buenos Aires suman otros 10,3 millones.

Procesado por presunto espionaje, Macri lidera la oposición argentina, aunque no se ha aliado con toda ella sino con las centristas Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica (CC) y ha excluido a peronistas antikirchneristas. Pero en Buenos Aires su partido PRO enfrenta a un candidato apoyado por la UCR, la CC y el Partido Socialista, Martín Lousteau, que fue ministro de Economía del Gobierno de la peronista Cristina Fernández de Kirchner entre 2007 y 2008. Lousteau aspira a dejar al kirchnerista Mariano Recalde en el tercer puesto y competir en un balotaje contra el conservador Rodríguez Larreta dentro de dos semanas. Acusa con razón a sus rivales de usar la propaganda de los gobiernos nacional y municipal para promocionarse, aunque un fiscal investiga a sus correligionarios por supuesto financiamiento con fondos de la estatal Universidad de Buenos Aires.

Buenos Aires y su periferia conforman una de las 20 metrópolis más grandes del mundo

El candidato presidencial de la UCR, Ernesto Sanz, que competirá contra Macri en las primarias abiertas y de voto obligatorio del 9 de agosto, reconoce que una victoria de Lousteau “afectaría” a su aliado conservador: “Pero habría beneficio para nosotros, que somos del mismo frente”. Una encuesta publicada este jueves en el periódico ‘El Cronista Comercial’ sitúa a Sanz con el 2% de los votos, frente al 25% de Macri y el 2% de la también aliada Elisa Carrió, de la CC. Los tres candidatos de la alianza Cambiemos suman el 29%, frente al 34% del kirchnerista Scioli, un candidato que se presenta más moderado que Fernández, pese a que el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, prometió este miércoles que un gobierno suyo sería “más o menos lo mismo”. Los peronistas opositores Sergio Massa y De la Sota totalizan 20%, el primero con el 17% y el segundo con el 3%. En la Córdoba donde gobierna De la Sota, con 2,7 millones de votantes, 200.000 más que en la capital argentina, el conservador PRO y la UCR se aliaron, pero parece difícil que puedan vencer al candidato a gobernador del peronismo opositor, Juan Schiaretti, e incluso corren riesgo de que el kirchnerismo los supere.

No hay comentarios: