miércoles, 22 de julio de 2015

Líderes políticos y religiosos se unen contra el cambio climático

François Hollande da un discurso durante la inauguración de la Cumbre de Concienciación Climática en París (Francia) hoy, 21 de julio de 2015. / ETIENNE LAURENT / POOL

El combate contra el calentamiento global, planteado como una cuestión de conciencia

GABRIELA CAÑAS París



La batalla contra el cambio climático es un deber moral para con las generaciones venideras. Así lo ha planteado hoy la cincuentena de líderes políticos y religiosos convocados en París por el Gobierno francés en el marco de la preparación de la crucial Cumbre del Clima de la ONU que se celebra en la capital francesa el próximo mes de diciembre. El presidente francés, François Hollande, ha abierto esta reunión comparando el proceso actual hacia un combate global contra el calentamiento del planeta al que vivió el mundo después de la II Guerra Mundial con la creación de la ONU y la defensa de los Derechos Humanos.

MÁS INFORMACIÓN
El Papa junta a 65 alcaldes para hablar de cambio climático y esclavitud
¿Es el cambio climático la causa de este clima extremo?
Europa tendrá 100.000 muertos más cada año si no se frena el cambio climático, según la UE
36 premios Nobel exigen actuar contra el cambio climático

La llamada Cumbre de las conciencias por el clima ha reunido hoy en la Francia laica a líderes religiosos, pensadores y activistas del clima. Es un jalón más en el largo camino hacia la Cumbre de París en cuyo éxito está comprometido el Gobierno galo. Para ello, viene implicando con diversas iniciativas al mundo empresarial, los gobiernos, las entidades locales y la sociedad civil. Más allá de la necesidad expresada por Hollande de lograr en diciembre un acuerdo global y vinculante, en esta reunión se ha destacado la dimensión histórica del desafío. “Mis nietos vivirán en un mundo con una temperatura mucho más elevada que la que había en mi infancia”, ha dicho el exsecretario general de la ONU Kofi Annan. “Habrá grandes desastres si no actuamos ahora”.

Al igual que Hollande, el presidente irlandés Michael Higgins ha comparado los acuerdos sobre el clima a la esperanza abierta en 1945 de un nuevo mundo defensor de los Derechos Humanos. “El cambio climático traerá más pobreza y desigualdad. No podemos permitirlo”, ha dicho Higgins. “Hay desastres naturales que podemos evitar”, ha añadido Hollande. “El cambio climático es también un desafío para la seguridad y la paz. Si no hacemos nada, la vida en nuestro mundo será mucho más difícil que ahora”.

La próxima Cumbre de París, llamada oficialmente por la ONU COP21, intentará recabar compromisos nacionales suficientes para evitar que la temperatura media del planeta suba durante este siglo más de dos grados centígrados. De momento, ha informado el propio Hollande, los planes presentados hasta ahora permitirían que el aumento de la temperatura alcanzara los tres grados. El problema, como advierten los científicos, es que para el planeta, como para un cuerpo humano, dos o tres grados arriba o abajo es la distancia entre la vida o la muerte.

No hay comentarios: