lunes, 20 de julio de 2015

Los bancos griegos reabren sus puertas tras 21 días cerrados

Ciudadanos griegos hacen cola, este lunes, ante una sucursal en el centro de Atenas. / ARIS MESSINIS (AFP)

CRISIS GRIEGA »

Las colas se suceden a primera hora, pero se diluyen por el normal funcionamiento de las sucursales


Grecia trata de recobrar el pulso económico al reabrir los bancos

MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO Atenas 20 JUL 2015 - 12:10 CEST

La reapertura de los bancos griegos tras tres semanas de cierre ha provocado algunas colas a primera hora de la mañana de este lunes, diluidas enseguida por el normal funcionamiento de las sucursales y por el considerable aumento de la temperatura, que hace asfixiante la espera a pleno sol en el exterior. El mantenimiento de los controles de capital, con un máximo de 60 euros por persona al día acumulable ahora semanalmente, y el límite a las operaciones bancarias —sólo pueden hacerse las gestiones básicas, pago de recibos, contribuciones y transferencias internas— ha precipitado a las puertas de las sucursales a más clientes de empresas que particulares, sobre todo en el centro de Atenas. Sólo los propietarios de cajas fuertes, cuyo contenido pueden recuperar a partir de hoy, se acercaron de forma más discreta, en algunos casos con petición de hora previa por teléfono.

La vuelta la normalidad bancaria es posible por el incremento en 900 millones de la línea de emergencia del Banco Central Europeo (BCE). Gracias también al crédito puente de 7.000 millones de euros otorgado la semana pasada por el Eurogrupo, las autoridades griegas podrán satisfacer la devolución de 3.500 millones, más 700 de intereses, al BCE, un plazo que vence este lunes. Grecia tiene pendiente el pago al Fondo Monetario Internacional de 1.500 millones, en mora desde el pasado 30 de junio.

MÁS INFORMACIÓN
Grecia trata de recobrar el pulso económico al reabrir los bancos
El 45% de los griegos cree que es posible el ‘Grexit’, según un sondeo
Corregir las debilidades del Estado griego, principal objetivo del rescate
Tsipras prescinde en su Gobierno de los ministros rebeldes
El tercer rescate a Grecia ascenderá a entre 40.000 y 50.000 millones
El BCE y el Eurogrupo dan un primer espaldarazo a Grecia

María, dueña de una tienda de sandalias en pleno núcleo turístico de la ciudad, ha retrasado la apertura de su establecimiento para solventar todas las cuentas pendientes en el banco. “Durante elcorralito hemos seguido cobrando con tarjeta, por lo que afortunadamente no tengo problemas de fondos, la temporada va bien. El gran problema en estas tres semanas ha sido no poder hacer pagos a proveedores, ni cumplir con los plazos de impuestos ni de los créditos. Por fortuna, este año tenemos casi un mes más de plazo para cumplir con Hacienda”, explicaba a la salida de la sucursal. “Además, no me preocupa tanto recuperar la normalidad bancaria, que obviamente ayuda a restaurar confianza, como la subida del IVA a partir de hoy, eso sí que nos va a machacar”. El transporte y la alimentación se verán especialmente afectados, pues tributarán al 23%.

Yanis, contable de una empresa de alquiler de automóviles, salía de un banco con un abultado sobre en la mano. “¿Dinero? No, no, donde mejor está es en el banco… Son todos los recibos y pagarés pendientes desde hace tres semanas… Las operaciones y los gastos básicos de la empresa pudimos seguir tramitándolos electrónicamente, pero se nos ha acumulado mucha deuda en planes de leasing y en un flete de 10 coches que justo acabábamos de recibir cuando cerraron los bancos”, de un importante concesionario de automóviles de la ciudad. Las operaciones y transferencias al extranjero seguirán limitadas, salvo por ejemplo el envío de dinero a familiares ausentes, con un máximo de 5.000 euros.

Aunque seguirán vigentes los controles de capital, con límites a la retirada de efectivo idénticos —60 euros por persona y cuenta al día, ahora acumulables hasta 420 por semana—, la reapertura de los bancos insufla algo de normalidad a una economía al ralentí: pérdidas estimadas en unos 3.000 millones de euros, entre 1.800 millones de importaciones paralizadas, 240 millones en exportaciones y alrededor de 600 millones en el pequeño y mediano comercio, que ha visto disminuir en un 70% su volumen de negocio pese al inicio, esta semana pasada, del periodo de rebajas. Además, según la Cámara de Comercio e Industria ateniense, en este periodo ha quedado en suspenso un total de 6.000 millones de euros en transacciones comerciales, con 4.500 contenedores de materias primas y manufacturas retenidos en las aduanas.

No hay comentarios: