jueves, 23 de julio de 2015

Una beca que acerca a 75 jóvenes de todo el mundo a la ONU

Una de las participantes interviene en un debate. / EF

FORMACIÓN »

El programa se desarrolla en Nueva York durante una semana y está dirigido a perfiles involucrados en proyectos sociales


Entra en Formación


ANA TORRES MENÁRGUEZ Nueva York 23 JUL 2015 - 12:46 CEST


Están sentados en la misma mesa, es la hora del almuerzo y discuten sobre la prohibición de que las mujeres conduzcan en Arabia Saudí. Ella es saudí, tiene 20 años y coordina un programa de emprendimiento social en Riad. Él tiene su misma edad, se crió en Noruega y es el fundador de una ONG que ayuda a los niños afganos que son forzados a trabajar a volver a las aulas. Ambos han sido elegidos para participar en un programa impulsado por UNAOC -organismo dependiente de las Naciones Unidas- y la empresa de idiomas EF en Nueva York que reúne a 75 jóvenes del mundo implicados en proyectos sociales.

- ¿Cómo llevas vivir en un país en el que no puedes conducir?- le pregunta él.

- No es tan grave. Tenemos conductores que nos llevan a todas partes. Basta con llamarles y vienen a buscarte. La figura del chófer es habitual en las familias saudíes. Es más cómodo- cuenta ella con una sonrisa. No se ha puesto el velo.

- Pero no todas las familias se podrán permitir un conductor- le responde él incrédulo.

Pese a no estar de acuerdo en este tema, el noruego Pamir Ehsas y la saudí Manar Alsagob comparten el sueño de trabajar en la ONU. Son jóvenes idealistas y esta conversación es un ejemplo a pequeña escala de lo que sucede en la sede de ese organismo; llegar a un consenso no es tan fácil aunque se trate de cuestiones ligadas a los derechos humanos.

Él nunca había hablado con un saudí y ella nunca había salido de su país. Ese es uno de los objetivos del programa UNAOC-EF Summer School, impulsado por la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas y la empresa especializada en idiomas EF Education First. Este verano se ha celebrado la tercera edición para la que más de 75.000 jóvenes de entre 18 y 35 años han solicitado plaza. Siete días en el campus de EF en Tarrytown, una ciudad a 47 kilómetros de Nueva York, en los que los 75 elegidos asisten a talleres y charlas impartidos por empleados de la ONU y visitan la sede principal en Manhattan con un encuentro con el secretario general Ban Ki-Moonincluido. El coste para los alumnos es cero.

Requisitos para los solicitantes

Tener entre 18 y 35 años
Ser miembro activo de alguna organización (ONG, red de jóvenes, emprendedor social, asociación universitaria, blogger, etc.)

Tener un nivel de inglés B2 (intermedio alto)

La selección de los 75 participantes se basa en los ensayos que presentan, en su formación académica, experiencia profesional y voluntariados. La próxima convocatoria se abrirá entre marzo y abril de 2016.

“Conocer a tantos jóvenes que luchan para sacar adelante proyectos sociales es muy inspirador”, cuenta Pamir Ehsas, noruego nacido en Afganistán que a los 14 años se empezó a interesar por sus raíces y decidió hacer algo para ayudar a los cientos de niños sacados de la escuela para trabajar. Con 18 años fundó Brighter Tomorrow, una organización que junto a una asociación religiosa noruega organiza talleres para dar formación a esos chicos.

Es domingo, aterrizaron hace apenas 24 horas y todos están tras un mostrador con panfletos y ordenadores en los que explican con imágenes y vídeos el trabajo de las organizaciones a las que pertenecen. Están ansiosos por compartir, por absorber los trucos de sus compañeros para lanzar campañas de concienciación efectivas. Mauritania, Palestina, Afganistán, Corea del Sur, España… más de 70 nacionalidades distintas se dan cita en este evento. Por delante tienen una semana en la que ampliarán su red de contactos, aprenderán herramientas tecnológicas para tener un mayor alcance y escucharán los puntos de vista de sus compañeros en largos debates.

“Este tipo de experiencia en el extranjero puede transformarles, tanto en la manera de verse a sí mismos como hacia dónde quieren dirigir su futuro. Nuestra misión es ayudarles a tener una voz más fuerte”, explica Christopher McCormicK, vicepresidente de asuntos académicos de EF, compañía fundada en 1965 con más de 500 escuelas en más de 100 países. El reto es proporcionarles un acelerador, la oportunidad de conocer a otros como ellos y compartir sus historias en una lengua común, el inglés. El principal requisito para ser admitido es participar de forma activa en alguno proyecto de cooperación.

Los participantes explican a sus compañeros sus proyectos. / EF

Ya es martes, son las cuatro de la tarde y comienza el taller de diseño multimedia. “Espero que uséis las herramientas que habéis aprendido para innovar y no para imitar. Es muy importante que los líderes del futuro creen ideas que sus mentores no imaginen o sean incapaces de entender”, les espeta Thomas Werner, profesor de Parsons The New School for Design de Nueva York y colaborador habitual de UNAOC. La clase pretende trasladarles lo complicado que resulta afrontar los restos de creatividad en un mundo cada vez más conectado y competitivo. Tras casi dos horas, los chicos ya han apuntado algunas de las claves para diseñar una campaña mediática multimedia con un mensaje claro y atractivo.

El miércoles es el gran día. Conocerán las entrañas de la sede de la ONU en Nueva York, asistirán a un debate sobre las fórmulas que la organización emplea para construir procesos de paz y escucharán un discurso motivador del secretario general de las Naciones Unidas. “El futuro está en vuestras manos. Sois los líderes del futuro y tenéis una gran responsabilidad sobre vuestros hombros”. Aún les quedan cuatro días por delante, pero difícilmente volverán a sentir la emoción de compartir una sala con el mismísimo Ban Ki-Moon.

No hay comentarios: