viernes, 14 de agosto de 2015

CHILE: Una carta que espera respuesta.

Estimada Señora Presidenta Doctora Michelle Bachelet Jeria:

Por 
Lic. Yirsela Peirano Cofré - Asistente ADDHEE.ONG.

Nuestra Organización No Gubernamental que ha sido reconocida por ser la voz de los que no tienen voz ni justicia, ha sido violentamente conmovida por la nueva gestión de muchos ejecutivos de su gobierno, que con el afán de destacarse, deciden “abaratar costos” con todo tipo de pruebas y concursos para echar de los servicios a mujeres con más de 50 años. La verdad es que no nos sorprende, ya que en la realidad en que vivimos, las personas no son prioridad, sino que políticas mercantilistas.

El caso que más nos preocupa es el de la Abogada Ma. Cecilia Chinchón Canales, colaboradora leal en sus dos campañas presidenciales y en sus gobiernos, golpeada por la reciente muerte de su madre y por el brutal temporal –un gigantesco árbol destruyó su casa y su autol-, constatados in situ por el gobernador provincial Omar Jara. La autoridad nacional competente de la defensoría, institución a la que pertenece la abogada Chinchón, en vez de postergar los exámenes, concursos y otro tipo de controles por fuerza mayor, determinó que el temporal “no puede cambiar las políticas de la institución que él representa en nombre de su gobierno”.

Nosotros nos preguntamos, para qué tantos exámenes con la Señora Chinchón, cuando de larga data presta sus servicios eficientes a la defensoría penal pública de la V Región, mientras que en la IV Región por concurso público, fue nombrada abogada jefa de la oficina Ovalle-Combarbalá. Nuestras afirmaciones las corrobora el Colegio de Abogados de Valparaíso, quién la destacó recientemente como una ejemplar colega en el ejercicio profesional. ¿Por qué poner en duda el profesionalismo y el conocimiento de la Señora Chinchón, mientras que deberían ser otros los puestos a prueba?

Además es conocida la labor que ocupó en la Comisión de Derechos Humanos en la Quinta Región durante la dictadura de marras en defensa de los presos políticos, y que fue designada directora de la Asociación Americana de Juristas rama Valparaíso Aconcagua.

Más de algún burócrata desubicado e insensible preguntará: ¿La casa de la Señora Chinchón no tiene un seguro contra estas catástrofes? Lo que ignora este opinólogo es que los seguros buitres aplican la “letra chica” a raja tabla y que pague Moya.

Con memoria y esperanza de que su solidaridad llegue oportunamente a la Señora abogada Chinchón Canales.

Muchas gracias.

No hay comentarios: