viernes, 7 de agosto de 2015

El Gobierno dice que Bolivia se ha “indianizado” bajo su mandato

Evo Morales durante su décimo discurso a la nación. / REUTERS

Evo Morales confía en ganar la batalla a Chile por la salida al mar

FERNANDO MOLINA La Paz


El vicepresidente del Gobierno boliviano, Álvaro García Linera, celebró en la sesión de honor por el 190 aniversario de la independencia de Bolivia el que los blancos y los indígenas del país tengan un espacio en el Estado, tras una larga y violenta historia de búsqueda de formas de convivencia.

El también presidente de la Asamblea Legislativa añadió que, para ello, tanto el Gobierno como la sociedad tuvieron que "indianizarse". El encuentro entre los derechos colectivos indígenas y los derechos individuales de origen occidental, junto a la nacionalización de los recursos naturales, explicó, constituyen "el camino boliviano, democrático y comunitario, al socialismo". La Asamblea boliviana se ha reunido por primera vez en la deprimida ciudad de Trinidad, en el noreste del país.

García Linera recordó como antecedente de la fórmula boliviana —el Estado plurinacional— los intentos de los misioneros radicales y los indios rebeldes de la época colonial de desterrar a los españoles a Europa y de convertir a los blancos criollos en ayllus (organización originaria), obligados a llevar vestimentas tradicionales. Consideró esta solución más humanitaria que la de las élites proeuropeas, quienes, según él, querían exterminar a los indígenas.

Décimo discurso


El presidente Evo Morales usó este, su décimo discurso a la nación, que duró más de dos horas, para difundir los logros económicos y sociales del Gobierno (que pronto será el más largo de la historia del país, si supera al de Andrés de Santa Cruz, que duró más de nueve años en el siglo XIX).

Sin embargo, reconoció la reciente disminución del valor de las exportaciones como resultado de la bajada de los precios del petróleo y otras materias primas. Atribuyó el desplome a una "estrategia de los países desarrollados contra la competencia de países como Bolivia" y recordó que una crisis internacional llevó a la caída del pasado Gobierno boliviano de izquierda, a principios de los años ochenta.

El mandato de Morales pronto será el más largo de la historia del país, si supera al de Andrés de Santa Cruz

Morales informó sobre la campaña para respaldar la demanda de Bolivia ante la Corte Internacional de La Haya para obligar a Chile a negociar una salida del país al mar. Desde mayo pasado, la Corte examina una objeción planteada por Chile sobre la competencia de ese tribunal de Naciones Unidas para tratar la demanda propuesta por Bolivia en 2013 para lograr su acceso soberano al Pacífico.

Morales destacó su confianza en ganar esa batalla y sorprendió al pedir al exsecretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, que "cumpla el compromiso que tiene conmigo" de abogar por el derecho boliviano al mar.

En medio de su discurso, el presidente aprobó un nuevo beneficio: la universalización del apoyo de lactancia con el que el Gobierno quiere enfrentar la desprotección de las adolescentes embarazadas, cuyo número ha aumentado en los últimos años. Sin embargo, no pudo evitar cerrar este anuncio con uno de los chistes por los que ha sido criticado por grupos feministas. Preguntó: "¿Con qué me pagarán las mujeres?"

No hay comentarios: