miércoles, 19 de agosto de 2015

Las Bolsas chinas registran su mayor caída desde finales de julio

El banco central realiza la mayor inyección de liquidez de los últimos 19 meses

El giro en la política cambiaria china siembra dudas en los mercados

EL PAÍS Madrid


La economía y los mercados chinos no logran disipar las dudas. La zozobra comenzó a principios de junio con el desplome de sus Bolsas, siguió la semana pasada con una devaluación de la moneda en tres tramos y vuelve este martes a los parqués del gigante asiático en forma de fuertes caídas: Shanghái se ha dejado un 6,15% y Shenzhen ha retrocedido un 6,56%. Es la mayor caída desde finales de julio, cuando el selectivo de Shanghái se derrumbó un 8,5% en una sola sesión.

MÁS INFORMACIÓN
El giro en la política cambiaria china siembra dudas en los mercados
China da por acabado el ajuste del yuan tras una tercera devaluación
China devalúa el yuan para animar la economía y las exportaciones
Latinoamérica teme por la devaluación de China
China restringe las operaciones en Bolsa de un fondo estadounidense
El colapso de la Bolsa china y sus consecuencias

Este importante retroceso llega después de de que el Banco Popular de China realizase la mayor inyección de liquidez en el sistema financiero en 19 meses ante el temor de una salida masiva de divisas,según informa el diario estadounidense The Wall Street Journal, y ante la posibilidad de que las autoridades de la segunda mayor potencia mundial retiren parcialmente los estímulos con los que ha suturado la sangría bursátil en las últimas semanas.

La sesión de este martes era la segunda desde que la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China expresase el pasado viernes su intención de permitir que el mercado jugase un papel más destacado en la fijación de precios, lo que algunos analistas han traducido como una menor intervención del Estado para defender la cotización de sus bolsas. Sin estas medidas, que incluyen un programa de compras apoyado por el Banco Central para sostener el precio de las acciones cotizadas, la suspensión de nuevas salidas al parqué y el coto de las ventas a corto "maliciosas", los índices del gigante asiático habrían intensificado su retroceso.

En el último mes, la Bolsa de Shanghái ha retrocedido un 6,7% y la Bolsa de Shenzhen cae algo más del 4,7%. Sin embargo, en lo que va de año, ambos índices siguen en verde —con sendas subidas del 16% y del 15%— tras el fuerte avance registrado hasta junio.

No hay comentarios: