viernes, 14 de agosto de 2015

Polémica en Chile por los 130 dólares que cuesta el pasaporte

Pasaporte de Chile

El Gobierno de Bachelet anunció un alza del documento que antes costaba 71 dólares

ROCÍO MONTES Santiago de Chile 14 AGO 2015 - 01:10 CEST


El aumento del precio del pasaporte, anunciado esta semana por el Ejecutivo chileno, no solamente ha generado malestar ciudadano, sino que críticas cruzadas entre el oficialismo y la oposición. A partir del próximo 1 de octubre, el documento no contará con subsidio del Estado y su valor pasará de 71 a 130 dólares. Mientras el Gobierno de Michelle Bachelet asegura que el dinero se destinará a otras prioridades sociales y que el alza debió producirse en la Administración de Sebastián Piñera (2010-2014), exautoridades acusan a La Moneda de no asumir su responsabilidad y de tomar medidas contra la clase media.

Chile cambió sus sistema de identificación en 2013, tanto de la cédula de identidad como de pasaportes, con mayores niveles de seguridad y tecnología. En ese momento, la Administración de Piñera decidió que el Estado iba a asumir el costo para no traspasar el alza a los ciudadanos. De acuerdo a la información dada a conocer por el Servicio de Registro Civil e Identificación, la subvención ha significado 30 millones de dólares para las arcas fiscales, lo que se ha destinado a un grupo reducido de personas, según el oficialismo. El portavoz del Gobierno, Marcelo Díaz, justificó el aumento del precio y detalló que cerca del 85% de los viajes que los chilenos realizan al extranjero se efectúan a países que no requieren de pasaporte, sino la presentación del DNI. “ (...) Estamos corrigiendo otro error del Gobierno anterior”, indicó el ministro.

A través de la exportavoz de la Administración de Piñera, Cecilia Pérez, la oposición reaccionó: “¿Por qué no reconocen que el aumento del valor del pasaporte es una forma agónica de aumentar los impuestos y seguir perjudicando a la clase media?”. La exministra señaló que la licitación del nuevo documento se realizó en 2008, en el primer Gobierno de Bachelet, y no en 2011 como indicó el actual portavoz de La Moneda.

Los precios en Latinoamérica


En Perú los pasaportes son comprados a un proveedor extranjero y cuestan 12 dólares, aunque se abrirá una licitación para la fabricación de los nuevos documentos biométricos requeridos por la futura exención de la visa Schengen y se estima que subirá considerablemente su valor.

En México el pasaporte está por ahora subvencionado y cuesta entre 31 a 139 dólares, dependiendo del tiempo de duración, de un año a una década. 

En Guatemala, sin embargo, el Estado no ayuda a su financiamiento y tiene un precio de 50 dólares con una duración de cinco años. 

En Colombia, que tampoco tiene subvención, el documento cuesta 46 dólares, similar al valor de Costa Rica donde tiene un valor de 56.

En Honduras, en tanto, donde el Estado financia el servicio sin recurrir a licitaciones privadas, el costo es 35 dólares cuando tiene validez cinco años y 50 dólares por diez años.

En Brasil, uno de los grandes de Latinoamérica, el pasaporte tiene una tasa fija de 79 dólares. Cuando se solicita pasaporte de emergencia, la tasa sube a 95 dólares, mientras que el duplicado del documento cuesta 146.

Pero es Venezuela el país donde tiene mayor valor de la región: 285 dólares, si se hace el cálculo según la menor tasa oficial.


Al margen de las tensiones políticas, sin embargo, el aumento del precio del documento ha generado molestia ciudadana. No solamente ha colapsado la reserva de horas para sacar pasaporte, en medio del anuncio de un paro indefinido de los trabajadores del Servicio de Registro Civil e Identificación, sino que se ha abierto un debate sobre la responsabilidad del Estado en financiar los documentos de identidad de la población. En Chile el pasaporte tiene una duración de cinco años y no de diez, como la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Las autoridades recuerdan que con el nuevo tipo de documento, los ciudadanos que viajan a Estados Unidos y Canadá, que representa un 4% del total, no deben pagar una visa adicional que tiene un valor de 160 dólares. Pero con el aumento de casi el doble en el precio de los pasaportes, que en un 90% quedará en manos de la empresa que los fabrica, Morpho, Chile queda entre los países del mundo donde el documento cuesta más dinero.

No hay comentarios: