viernes, 21 de agosto de 2015

Rousseff invita a Merkel a invertir en infraestructuras

Merkel recibe las las mascotas del los Juegos Olímpicos Rio 2016. / EFE

La visita de la canciller alemana a Brasil supone el respaldo a la presidenta

AFONSO BENITES Brasilia


La canciller alemana Angela Merkel desembarcó este miércoles en Brasil con un grupo de 12 ministros y viceministros para avanzar en las negociaciones sobre acuerdos bilaterales con el Gobierno de Dilma Rousseff en áreas como ciencia, tecnología y medio ambiente. La visita, de menos de 24 horas de duración, supone un respaldo a una Rousseff en horas bajas y abre la puerta a la inversión alemana en el plan de infraestructuras aprobado en junio.

Oficialmente, el tema central de la visita era fortalecer los compromisos sobre el cambio climático con vistas a la 21ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco sobre el Cambio Climático (COP-21), que se celebrará en París a finales de este año.

Merkel elogió las iniciativas de Brasil para preservar el medio ambiente y dijo esperar que el país elimine la deforestación ilegal de Amazonia hasta 2030. “Fui ministra del Medio Ambiente en la década de los noventa y en aquel tiempo era imposible imaginar un desafío como ese. Pero hoy ya lo es”, dijo la líder alemana, en declaración conjunta con Rousseff. Merkel se mostró satisfecha porque los dos países tienen una agenda ambiciosa para el clima. Rousseff, a su vez, dijo que la deforestación en Amazonia ya fue reducida en un 83%.

El encuentro se produce en un momento delicado para ambas. La canciller, por la rebelión interna sufrida en la votación del rescate a Grecia. Por su parte, la presidenta brasileña retoma el aliento después de una jornada de protestas multitudinarias en todo el país en las que 800.000 personas pidieron su dimisión, mientras que Merkel, con las negociaciones para alcanzar una solución a la crisis griega, enfrenta un examen de autoridad ante el parlamento alemán. La visita gana un tono diplomático significativo para Brasil. “En este escenario de incertezas en la economía internacional, sabemos lo importante que es este tipo de relación”, dijo Rousseff. Las dos acordaron una ampliación del comercio bilateral, que actualmente mueve 5.300 millones de euros al año. Y los alemanes son los principales socios comerciales de Brasil en el continente europeo.

Rousseff aprovechó para invitar a Alemania a invertir en su millonario plan de inversiones en infraestructura, anunciado en junio. El plan representa una ventana para salir de la crisis económica en la que se encuentra Brasil y que mantiene su popularidad por los suelos (un 8% de apoyo, según el barómetro Politbalometer).

Más poder en la ONU

Brasil, que pretende conseguir un asiento en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas, insistió en la importancia de “negociaciones efectivas” para que el organismo sea “más representativo”. La prensa no ha conseguido información concreta sobre seguridad cibernética, uno de los temas que debatieron Rousseff y Merkel. Ambas fueron víctimas de espionaje de la Agencia de Seguridad de Estados Unidos, y sus Gobiernos presionaron para llevar el tema a la ONU.

Merkel habló, también, sobre el acuerdo comercial entre Mercosur y Unión Europea, que está en discusión hace años y que puede avanzar hasta diciembre con la presentación conjunta de las propuestas de los dos bloques para facilitar el comercio.

No hay comentarios: