lunes, 31 de agosto de 2015

Ver demasiada televisión incrementa el riesgo de sufrir embolia pulmonar mortal

FOTOLIA
Ver la televisión cinco horas de media al día implica tener un gran riesgo de sufrir una embolia pulmonar mortal

Un investigador japonés indica que acumular cinco horas de media de televisión al día duplica el riesgo de padecer esta enfermedad frente a los que ven menos de dos y media


ABC.ES / MADRID


Las personas que dedican muchas horas a estar frente a la «caja tonta»tienen un gran riesgo de sufrir una embolia pulmonar mortal.Así lo ha revelado una investigación presentada en el Congreso ESC (Sociedad Europea de Cardiología) por Toru Shirakawa, investigador de salud pública en el Departamento de Medicina Social de la Universidad de Osaka, en Japón.

Tras 18 años de investigación, el estudio realizado a más de 86.000 personas ha descubierto que ver la televisión una media de cinco o más horas al día supone tener el doble de riesgo de sufrir una embolia pulmonar frente a quienes dedican menos de dos horas y media diarias a dicha actividad. «La embolia pulmonar es causada por la obstrucción de las arterias pulmonares por coágulos de sangre, formados generalmente en los vasos de las piernas», explica Toru Shirakawa.

El investigador nipón indica que la asociación entre estar sentado durante mucho tiempo y sufrir una embolia pulmonar ya fue descubierta por primera vez entre los usuarios de refugios antiaéreos durante la Segunda Guerra Mundial. «Ahora estar sentado en clase turista en largos vuelos es causa de embolia pulmonar en el llamado "síndrome de la clase turista"».

El actual estudio es el primero que aborda la asociación entre ver la televisión de manera prolongada y una embolia pulmonar fatal. Para conseguir estos resultados se necesitó a 86.024 participantes (36.007 hombres y 50.017 mujeres) de entre 40 y 79 años, a quienes se les realizó un seguimiento durante 18 años hasta 2009. Las muertes por embolia pulmonar fueron identificadas a través de certificados de defunción.

Tres grupos de trabajo

Durante el periodo de observación, se les dividió en tres grupos según el número de horas que pasaron ante un televisor: menos de dos horas y media, entre 2.5 horas y 4.9 y más de cinco al día. El riesgo de morir por una embolia pulmonar, según el tiempo de exposición a contenidos televisivos, fue calculado teniendo en cuenta la edad, el sexo, antecedentes de hipertensión arterial, antecedentes de diabetes o el tabaquismo, entre otros. En ese periodo murieron 59 personas por embolia pulmonar.

Los investigadores descubrieron que los participantes con más de cinco horas acumuladas de televisión de media al día tenían el doble de riesgo de morir por embolia pulmonar–seis veces más en caso de tener menos de de 60 años– que aquellos con una exposición inferior a dos horas y media.

«La inmovilización de las piernas mientras se ve la televisión explicaría este descubrimiento», indica Mr Shirakawa. Añade que para prevenir esta circunstancia, «recomendamos lo mismo que con el "síndrome de clase turista": tomarse un descanso, levantarse y caminar cuando se ve la televisión. Beber agua para no deshidratarse también es importante»

El investigador concluye indicando que «la conciencia pública sobre el riesgo de embolia pulmonar por mantener las piernas quietas por mucho tiempo es esencial. Además se necesita más investigación para evaluar los riesgos del uso prolongado de las nuevas tecnologías sobre la morbilidad y la mortalidad por embolia pulmonar».

No hay comentarios: