miércoles, 9 de septiembre de 2015

Declaración de la UNExPP sobre el fracaso de la Mesa de Alto Nivel y el futuro de la lucha


DECLARACIÓN PÚBLICA

El movimiento de huelga de hambre, que se extendió entre los días 13 de abril y 26 de julio, logró incorporar masivamente a los ex presos políticos de Chile en todas las regiones del país y logró concitar un vasto apoyo nacional e internacional.

Nuestro movimiento se declaró a causa del olvido a que fuimos sometidos por la Concertación durante 15 años y que tardíamente nos otorgó una pensión austera y simbólica, con la ley 19.992 firmada por Lagos, Insulza y Nicolás Eyzaguirre.

El 13 de abril de 2015 se inició la huelga en Rancagua, apoyados por los compañeros de Rengo y San Vicente, simultáneamente con las orgánicas de San Felipe y Los Andes. Luego se fueron plegando las orgánicas de Osorno, Puerto Montt, Punta Arenas, Coyhaique, Concepción; Tomé, Chillán, Valparaíso, Iquique, Pozo Almonte, San Antonio, Castro, etc.

Las demandas de los huelguistas se resumieron en la declaración del 5 de mayo de 2015:

Ley de indemnización

Compromiso formal, suscrito por el Ejecutivo que contemple el envío con carácter de urgencia del proyecto de Ley de Indemnización para todos los ex pp de Chile, a fin de dar cumplimiento al artículo 14 de la Convención Internacional contra la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Homologación a la pensión Rettig.

Compromiso formal, suscrito por el Ejecutivo que contemple el envío con carácter de suma urgencia de un proyecto de ley que consagre la homologación de las pensiones Valech a las pensiones Rettig. Incremento que deberá constar en la Ley de Presupuesto para el año 2016.

Compatibilidad

Compromiso formal, suscrito por el Ejecutivo de eliminar la incompatibilidad de pensiones de los exonerados y los ex prisioneros políticos –derogar en lo pertinente el artículo segundo de la ley 19.992-, para todos los efectos legales, incluso para el bono al que se refiere el punto IV, de este documento.

Nivelación provisoria de la pensión Valech

Proponemos que la suma de 1.200.000 pesos sea entregada como bono por el año 2015. Esto equivale a 100.000 mensuales.

Este bono beneficiará a todos los ex prisioneros políticos que figuran en la nómina oficial de víctimas reconocidas por las 2 Comisiones Valech que han funcionado.

Mesa tripartita

Compromiso formal, suscrito por el Ejecutivo, de organizar una mesa tripartita entre el Ejecutivo, los parlamentarios y los expp que reivindicamos estos proyectos, para hacer seguimiento al trámite parlamentario.

El gobierno respondió con el ninguneo más espantoso, negándose a reconocer el movimiento, prefirió enviar delegaciones a Rancagua con propuestas inconsistentes y sin ofrecer real compromiso de llegar a un acuerdo. El gobierno se jugó por desgastar el movimiento de huelga de hambre, buscando a través de todas las intendencias y gobernaciones lograr quebrar el movimiento. Finalmente, después de 40 días Rancagua se prestó al “canto de sirenas” y llamó a bajar la huelga. Fue seguida por dos ciudades más, Santiago y Valparaíso. Sin embargo el movimiento prosiguió masivamente y condenó a los huelguistas de Rancagua por haberse bajado sin condiciones ni garantías mínimas.

El gobierno llamó a instalar una mesa de negociaciones de 45 días, colocando al obispo Goic como cabeza, a representantes de organismos de DDHH como garantes, impuso a un sector de ex presos políticos que no participó ni apoyó la huelga -el Comando Unitario- y a delegados de las tres huelgas que se bajaron.

Desde un principio la mesa cojeó, en un mes solo logró acuerdo del bono de fin de huelga solicitado por Rancagua, consistente en 1.200.000, que fue rebajado a 1 millón para los beneficiarios Valech, a 600 mil pesos para las viudas y duramente otorgado a los ex presos políticos que renunciaron a la Valech para permanecer como exonerados.

Al segundo mes de negociaciones las conversaciones dejaron de ser diálogos para transformarse en lectura de resoluciones de la Sra. Silva, -Subsecretaria de la Segpres quien encabezó las “negociaciones” a nombre del gobierno- y la oposición quejumbrosa de los delegados de las huelgas, que recién allí entendieron que la mesa no resolvía ni respondía a las reivindicaciones presentadas más arriba.

Los huelguistas que mantuvieron el movimiento, pese a recibir presiones del gobierno y también de los propios ex presos políticos participantes en la mesa, resolvieron después de 90 días suspender el movimiento, repudiar la mesa y presentar una denuncia ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En una bochornosa reunión del 14 de agosto los delegados huelguistas decidieron abandonar la mesa instalada por el gobierno, que no respondió a sus esperanzas, pese a haber levantado la huelga, y logrando sólo un millón de pesos. En asamblea en Rancagua al día siguiente, junto con delegaciones de ex presos políticos de Santiago y Valparaíso, acordaron repudiar la mesa y pasar nuevamente a la movilización.

Solo una orgánica de ex presos políticos ha mantenido viva a la mesa del gobierno en su agonía: es el Comando Unitario. El CU ha seguido negociando y asesorando a los Chicagoboys de Hacienda, en sus cuentas, para ofrecer lastimosas migajas a los ex presos políticos.

Manifestamos al gobierno, al Señor Aleuy y a la Señora Silva, que no aceptamos su limosna, aún y cuando el Comando Unitario firme con Uds. nosotros desconoceremos siempre semejante acuerdo, pues tal acuerdo no cuenta con el apoyo de la inmensa mayoría del movimiento de ex presos políticos que los ha repudiado tanto a Uds. como al CU.

El Estado de Chile tiene que asumir con seriedad sus deudas con las víctimas de atropellos a los derechos humanos y asumir su responsabilidad con respeto a las normas internacionales; para ello, debe considerar el enorme daño causado y buscar financiamiento con un crédito internacional y no a costa de la ley de presupuesto fiscal.

Queremos manifestar hoy día, que los ex presos políticos hemos perdido una batalla, pero que no nos hemos rendido. Continuaremos nuestra lucha, pese a la traición del actual gobierno y sus partidos representados en el Comando Unitario.

Nosotros seguiremos nuestro camino, seguros de triunfar un día, que ya no vemos tan lejano, pues la opinión pública de Chile y del exterior sabe de nosotros y de nuestro esfuerzo valeroso y consecuente, como los dignos continuadores de la lucha de Salvador Allende. Es esta calidad la que reclamamos y que nos enorgullece. El derecho internacional nos valida y validará siempre, cualquiera sea el gobierno de turno. La razón y la historia están de nuestro lado.

UNIÓN DE EX PRISIONEROS POLÍTICOS DE CHILE

UNExPP de Chile

Santiago 7 de septiembre de 2015.

No hay comentarios: