lunes, 21 de septiembre de 2015

DÍA MUNDIAL DEL ALZHÉIMER

Doce pautas para esquivar el alzhéimer

PILAR QUIJADA / MADRID - Día 21/09/2015 - 11.33

FOTOLIA
Mover los pies mantiene despierto el cerebro

1 Permanecer activo físicamente


Hoy 21 de septiembre es el día mundial del alzhéimer, una patología que, de momento, no tiene cura y cuyo principal factor de riesgo es la edad. Contra el paso del tiempo poco podemos hacer. Pero hay otros factores que también influyen en su aparición. Entre ellos, cada vez despierta más sospechas la diabetes. Por eso los expertos resaltan que muchos casos de alzhéimer, la principal causa de demencia, podrían prevenirse o al menos retrasarse con la adopción de hábitos saludables. Cuanto antes se empiece, mayor será el efecto protector. No hay que olvidr que esta patología empieza a hacer estragos en el cerebro un par de décadas antes de dar la cara. Un artículo en «The Lancet Neurology» recomienda las siguientes pautas para llegar a la vejez con lucidez.

El sedentarismo es, después de la edad, el principal factor de riesgo. Por fortuna es modificable. Uno de cada cinco casos de alzhéimer van de la mano de este mal hábito del «sillón-ball», que favorece la obesidad, diabetes, inflamación, depresión, hipertensión y arteriosclerosis. El ejercicio es la mejor «pastilla» preventiva. Y nunca es tarde para empezar. Sus beneficios son muchos. A mayor nivel de ejercicio menor riesgo de alzhéimer y deterioro cognitivo. Entre otras cosas, preserva la función ejecutiva del cerebro, es decir, la capacidad de planificación, el establecimiento de metas, el diseño de planes y programas, control de las tareas, selección de los comportamientos y las conductas, la flexibilidad y la organización en el tiempo y en el espacio.


FOTOLIA
Buscar objetivos que den sentido a la vida mejora la salud del cerebro y el corazón

2 Tener un objetivo en la vida


El segundo factor de riesgo para el alzhéimer es la depresión, que incrementa en un 65% la posibilidad de desarrollarlo, según un estudio del «British Journal of Psychiatry». Ambas patologías tienen síntomas comunes, como la reducción del hipocampo y del nacimiento de nuevas neuronas. Tener un objetivo en la vida aumenta el bienestar y ahuyenta ambas patologías, según estudios recientes. En concreto, reduce el riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca y aumentar la longevidad en más de un 20%, según una investigación de la Facultad de Medicina de Monte Sinaí.

FOTOLIA
Hay que buscar actividades que distraigan y nos ayuden a desconecar de los problemas

3 Evitar el estrés crónico


Un estudio de la Universidad de Gotemburgo encontró que un porcentaje muy elevado de mujeres que sufrieron estrés en 1968 fueron diagnosticadas de alzhéimer cuatro décadas después en comparación con las que no destacaron ese problema. El estrés mata neuronas y provoca resistencia a la insulina (que aumenta el riesgo de diabetes). Para combatirlo: ejercicio, dormir lo suficiente, tener aficiones, practicar yoga, meditación... Cualquier cosa que le relaje sirve.

FOTOLIA
Si fumar hace que se fatigue al subir las cuestas, su cerebro no está recibiendo suficiente oxígeno

4 Dejar de fumar


No hay que dar muchas explicaciones. Fumar se asocia a hipertensión, enfermedad vascular y diabetes, fatales para el cerebro y consideradas factores de riesgo para el alzhéimer. Este mal hábito aumenta en un 59% el riesgo de esta patología.

FOTOLIA
El sedentarismo trae de la mano obesidad, diabetes, hipertensión...

5 Vigilar la hipertensión y la diabetes


Entre un 5 y un 8% de los casos de alzhéimer pueden atribuirse a obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedad vascular. La diabetes cada vez va teniendo más peso como factor de riesgo de la enfermedad de alzhéimer. De nuevo el ejercicio, y la alimentación, como recoge el siguiente consejo.

ABC
A la dieta mediterránea cada vez se le atribuyen más beneficios para la salud.

6 Comer mejor y en menor cantidad


Los expertos recomiendan seguir la dieta mediterránea. Y más ampliamente el estilo de vida mediterráneo, que también incluye ejercicio, y es bueno para el corazón y el cerebro, dos órganos que funcionan en estrecha colaboración. Frutas, legumbres, verduras, pescados, aceite de oliva... En definitiva, comida de verdad. La grasas vegetales de palma y coco y las trans, presentes en muchos comidas preparadas, prohibidas.

ABC
La inflamación estimula la formación de placas amiloides

7 
Reducir la inflamación


La inflamación es una marca característica del cerebro con enfermedad de Alzheimer. Parece que estimula la producción de proteína amiloide y se especula que podría ser incluso el detonante de esta enfermedad neurodegenerativa. De nuevo la dieta mediterránea y el ejercicio, que contribuyen a mantener un peso saludable, ayudan a cumplir con este punto que a priori podría parecer poco asequible.

ABC
Beber, con moderación y baja graduación

8 Si bebe, con (mucha) moderación


Algunos estudios apuntan a que el riesgo de alzhéimer se duplica cuando se bebe a diario. Y en el caso de las mujeres, aunque el hábito empiece tarde, el riesgo se duplica igualmente.

ABC
A partir

9 Vigilar los niveles de vitamina D y B


El riesgo de alzhéimer parece duplicarse con niveles menores de 25 nmol/L (la mitad de lo considerado normal) de vitamina D, que necesita la luz del sol para sintetizarse en la piel. Y a partir de los 50, la vitamina B, esencial para el cerebro, se absorbe peor. Cada vez más expertos aconsejan suplementos para compensarlo.

FOTOLIA
Protegerse la cabeza en deportes de riesgo, es una buena medida para prevenir el alzhéimer

10 Evitar golpes y lesiones en la cabeza


Este tipo de daños se asocian a un 60% más de riesgo de demencia. Algunos estudios indican que los golpes y lesiones adelantan en una década la edad de aparición del alzhéimer.

Una investigación reciente del Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston con ratones, que publicada la revista “Nature”, proporciona la primera evidencia directa que vincula la lesión cerebral traumática con la encefalopatía traumática crónica y la enfermedad de Alzheimer. Además, abre la posibilidad de una intervención temprana para prevenir el desarrollo de éstas debilitantes enfermedades neurodegenerativas. En la investigación participó el valenciano Álvaro Pasqual-Leone, que desarrolla su carrera investigadora en la Universidad de Harvard.



FOTOLIA
La lectura es uno de los mejores ejercicios para el cerebro

11 Mantener el cerebro activo


La actividad intelectual y el nivel de estudios se asocian con un menor riesgo de esta patología. La lectura es una actividad intelectual que ha demostrado capacidad de prevención frente al azlheimer, es el equivalente a caminar en el aspecto físico. Involucrarse en actividades que requieran aprender cosas nuevas también es muy saludable. La música también sirve.

La actividad social también es importante para esquivarla. Salir y relacionarse es beneficioso tanto desde el punto de vista cognitivo como emocional. Supone menor riesgo de depresión y ansiedad, que son factores de riesgo. Además, el contacto con otras personas ayuda a mantener una mentalidad abierta, considerar otros puntos de vista y nos hace más tolerantes. Una flexibilidad mental que conviene no perder con los años.


Según los expertos, esta patología podría prevenirse o al menos retrasarse con hábitos de vida saludables

No conviene dormir de menos ni de más. Durante el sueño profundo de ondas lentas se limpia el cerebro de los desechos acumulados, la proteína amiloide entre ellos, y se consolida la memoria. Recortar el descanso nocturno no es buena idea. Es más, aumenta el riesgo de ictus. Dormir de más, puede significar algún problema, como apnea, que se asocia también con más riesgo de alzhéimer.

No hay comentarios: