miércoles, 16 de septiembre de 2015

Putin asegura que mantendrá el apoyo militar a Bachar El Asad

El presidente ruso, Vladímir Putin, en la reunión de la Organización de Defensa Colectiva en Dushanbé. / SASHA MORDOVETS (GETTY IMAGES)

El presidente ruso dice que la crisis de refugiados sería mayor sin su respaldo al régimen

RODRIGO FERNÁNDEZ Moscú 15 SEP 2015 - 18:23 CEST


El presidente ruso, Vladímir Putin, reiteró este martes su apoyo al régimen sirio de Bachar el Asad y aseguró que el respaldo ruso a Damasco no es la causa de la crisis de refugiados que vive Europa. La gente, señaló, huye de Siria de "las acciones militares impuestas" desde el extranjero y de otros países en los que Occidente "ha desestabilizado la situación y destruido las instituciones estatales". La intervención de Putin se produce a menos de dos semanas del discurso que dará en Naciones Unidas y algunos observadores esperaban alguna propuesta nueva del líder ruso para encontrar una solución al conflicto sirio; sin embargo, a juzgar por las palabras de Putin, su posición no ha cambiado y continuará ayudando al régimen de Damasco.En la misma línea, El Asad, declaró esta tarde que la Unión Europea sólo frenará la avalancha de refugiados "si deja de apoyar a los terroristas" en Siria.

MÁS INFORMACIÓN
Irán y Rusia reafirman su apoyo al presidente sirio
Irán y Rusia intentan buscar una salida diplomática para El Asad en Siria
Rusia confirma que tiene asesores militares en Siria desde 2011
Irán y Rusia ganan tiempo para El Asad con su despliegue militar en Siria

"Apoyamos al Gobierno sirio en su enfrentamiento contra la agresión terrorista. Le hemos proporcionado, y seguiremos haciéndolo, asistencia técnico-militar e instamos a otros países a que se unan a nosotros", dijo Putin en su discurso en Dushambé, la capital de Tayikistán, donde se reunió la Organización de Defensa Colectiva, que agrupa a varios países de la extinta Unión Soviética.

Putin se refirió a los intentos "de responsabilizar a Rusia" por el torrente de desplazados que llega a Europa. "Como si el problema de los refugiados hubiera surgido por el respaldo de Rusia a las autoridades legítimas de Siria. La gente huye de Siria ante todo por las acciones militares impulsadas en gran medida desde el exterior con suministros de armas y equipos militares especiales" a la oposición; y también debido a las atrocidades que cometen los terroristas, subrayó.

"Si Rusia no hubiera apoyado a Siria, la situación sería allí peor que en Libia y el flujo de refugiados, aún mayor", opinó, agregando que la ayuda que Moscú presta a Damasco no tiene nada que ver con éxodo desde Afganistán, Irak, Libia, Yemen y otros países. "No somos nosotros quienes desestabilizamos la situación en esos países y en regiones enteras del mundo. No somos nosotros quienes destruimos allí los institutos del Estado, creando vacíos de poder que inmediatamente son llenados por los terroristas", manifestó.

Putin reconoció que la situación en torno a Siria es "gravísima" debido a que el Estado Islámico controla gran parte del territorio de ese país y del vecino Irak. Los terroristas planean "ampliar sus actividades a Europa, Rusia, Asia central y el sudeste de Asia" y ya tienen en su punto de mira "a La Meca, Medina y Jerusalén".

De ahí que haya que "dejar a un lado las ambiciones geopolíticas, renunciar a los dobles raseros, a la política de utilizar directa o indirectamente a grupos terroristas para alcanzar sus propios objetivos egoístas, incluido el de cambiar gobiernos que no son del gusto de algunos", dijo el presidente ruso.

Según Putin, El Asad está dispuesto a incorporar en el Gobierno a "las fuerzas sanas" de la oposición. "Ahora hay que unir los esfuerzos del Gobierno sirio, de las milicias kurdas y de la oposición moderada, así como a otros países de la región" para combatir al terrorismo y la amenaza que se cierne sobre el Estado sirio como tal, concluyó Putin.

Mientras, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, comentando la declaración de un representante de la Casa Blanca sobre un posible diálogo entre Putin y Obama sobre el problema sirio, dijo que Rusia no ha recibido ninguna señal de parte de Estados Unidos que indique que están dispuestos a conversar sobre el tema, pero subrayó que Rusia no excluye que pueda haber un diálogo entre los dos presidentes en Nueva York cuando el líder ruso viaje a fin de mes a la Asamblea General de la ONU.

El Asad pide a la UE que no apoye a "terroristas"


Poco más tarde, el presidente sirio, Bachar el Asad, ha declarado en una entrevista hoy a medios rusos que la Unión Europea frenará la avalancha de refugiados "si deja de apoyar a los terroristas" en Siria.

"La cuestión no es si Europa recibe o deja de recibir a los refugiados, sino en la necesidad de acabar con el origen del problema. Si a los europeos les preocupa el destino de los refugiados, que dejen de apoyar a los terroristas", aseveró El Asad.

"Si hoy le preguntamos a cualquier sirio qué es lo quiere, su primera respuesta será: seguridad y estabilidad para todos y cada uno de nosotros. De esta manera, todas las fuerzas políticas, tanto en el Gobierno como fuera de él, deben unirse en torno a las exigencias del pueblo sirio", subrayó el presidente.

No hay comentarios: