jueves, 15 de octubre de 2015

Centroamérica aumenta su oferta en vuelos y baja los precios

Aviones de aerolíneas 'low-cost' en la Ciudad de México. / BLOOMBERG

El viaje de Costa Rica a México que hace dos años podía costar 500 dólares, ahora es fácil de encontrar por 300

ÁLVARO MURILLO San José (Costa Rica)


Las nuevas aerolíneas, o las ya existentes que han extendido su presencia a Centroamérica, han causado un aumento de la oferta y una consecuente caída de los precios (aproximadamente del 50%). El viaje de Costa Rica a México que hace dos años podía costar 500 dólares, ahora es fácil de encontrar por 300. Las tradicionales aerolíneas de la región, Avianca y Copa, se han visto obligadas a reaccionar ante este fenómeno y, a principios de 2015, establecieron una tarifa de 100 dólares para el vuelo San José-Lima. Así las cosas, unos 15.000 ticos visitaron Perú en la primera mitad del año.

Cuando Francisco Correa, profesional de mercadeo, vio cuánto le costaba volar de San José a Managua, sacó calculadora, incorporó gastos adicionales y decidió recorrer en coche los 340 kilómetros que separan ambas capitales. Las tarifas no bajaban de 600 dólares y llegaban fácilmente a los 1.000, casi como si volara a España. “Viaje San José-Managua. La escala en Madrid no está incluida en el precio”, ironiza Correa.

A la ruta San José-Managua, no le ha llegado el brote de vuelos de mediano coste que dan sus primeros pasos en otros trayectos de Centroamérica

A la ruta San José-Managua, no le ha llegado el brote de vuelos de mediano coste que dan sus primeros pasos en otros trayectos de Centroamérica, como de México a Guatemala, Costa Rica o Panamá; además de otras rutas desde Colombia a países centroamericanos. Esta región parece haber rasgado el dominio de las aerolíneas tradicionales: Avianca y Copa.

Sin llegar ni a acercarse a los vuelos de bajo coste, asentados en Europa, los servicios alternativos de aerolíneas han inyectado en los últimos dos años competitividad y una reducción de las tarifas de aproximadamente el 50%, según fuentes del sector. Ahora, un viaje de Costa Rica a México se puede conseguir por 300 dólares y no por 500.

Aunque la demanda entre algunas capitales, como San José y Managua, no es muy alta, estas cifras podrían crecer si las tarifas fueran más atractivas para los turistas. Algo que ya ha ocurrido en otros destinos de más tránsito, como Guatemala, El Salvador o Panamá, dentro de la llamada zona integrada: toda la cintura continental —45 millones de habitantes— que abarca a los países ubicados entre México y Colombia.

“El tema importante es la falta de oferta. Nuestra meta es llegar al 40% del mercado, ¿cómo podemos hacerlo? Obviamente las tarifas son la clave”, decía en julio al diario La Nación Joe Mohan, director general de Viva CAN, hermana de Viva Colombia y Viva Aerobús (México). Con vuelos cortos, sin necesidad de servicios de comida y con pasajeros con poco equipaje, Centroamérica parece una buena opción para tarifas de mediano coste, coincidió Fernando Naranjo, exgerente de Taca (fusionada con Avianca) y actual director de la aerolínea Volaris para Costa Rica. Lo del bajo coste dependerá de la demanda y factores añadidos, como los impuestos para extranjeros, la infraestructura y la falta de un documento único de viaje.

Viajes por 100 dólares


Las aerolíneas Avianca y Copa saben que la competencia viene fuertey ya han reaccionado con promociones y mayor frecuencia de vuelos. Un ejemplo es la tarifa de 100 dólares que aplicaron a principios de 2015 para la ruta San José-Lima, saliéndose incluso de los márgenes centroamericanos. Unos 15.000 ticos aprovecharon la oportunidad y viajaron a Perú en la primera mitad del año, lo que llevó a los Gobiernos a suprimir el requisito de visas entre sí —condición necesaria para que Costa Rica se sume al bloque de la Alianza del Pacífico—. Así de claro: las tarifas condicionan los flujos de personas y estos las políticas de integración.

Un ejemplo es la tarifa de 100 dólares que aplicaron a principios de 2015 para la ruta San José-Lima, saliéndose incluso de los márgenes centroamericanos

Así es como más mexicanos viajan a países del sur para hacer turismo. Lo ha visto Jaime Monge, un vendedor de artesanías en el centro de San José. “No sé por qué pero ahora veo más y más mexicanos, como este señor”, afirmaba Jaime Monge, un vendedor de artesanías en el centro de San José, mientras empacaba una máscara de madera hecha por indígenas borucas (sur de Costa Rica), a un posible inversionista de Guadalajara. El turista mexicano que espera su souvenir cuenta que el viaje se lo aconsejó en mayo un familiar. Tras mirar las tarifas, no dudó en probar un destino nuevo. Su familia viajó por 1.000 dólares menos de media que si lo hubiera hecho hace un año.

A este brote de servicios aéreos de menos costo en la región se suma el incremento de rutas y frecuencias de aerolíneas desde Estados Unidos, con empresas como Southwest, Spirit y Jetblue. Las diferencias regulatorias dificultan, sin embargo, obtener información certera del comportamiento del mercado en la región, como ya apuntaba un estudio de 2010 del consultor Mario Cuevas para la Comisión Económica para América Latina (Cepal). Cuevas calificó el sector como “un monopolio natural” y señaló la necesidad de una mayor competencia. En cinco años, parece haber comenzado el proceso.

No hay comentarios: