miércoles, 21 de octubre de 2015

EE UU y Rusia pactan para evitar incidentes aéreos en Siria

El secretario de defensa, Ash Carter. / WIN MCNAMEE (AFP)

GUERRA EN SIRIA »

El objetivo es evitar un choque de aviones de combate


El Asad se reúne con Putin en Moscú para analizar la situación en Siria


JOAN FAUS Washington 21 OCT 2015 - 13:58 CEST


Los departamentos de Defensa de Estados Unidos y Rusia firmaron este martes un acuerdo que establece un protocolo para que los pilotos de ambos países eviten incidentes en sus bombardeos en Siria. El objetivo es evitar un choque de aviones de combate después de varios episodios en que aparatos estadounidenses y rusos han volado a una distancia cercana.

MÁS INFORMACIÓN
La batalla por Alepo amenaza con causar otra huida masiva
Rusia ataca en Siria a varios grupos enemigos del régimen de El Asad
VÍDEO Los objetivos de Rusia en Siria

El memorándum de entendimiento excluye cualquier tipo de cooperación militar ni intercambio de datos de inteligencia entre Washington y Moscú, según dijo en una rueda de prensa el portavoz del Pentágono, Peter Cook. Pero la firma del acuerdo supone una admisión implícita por parte del Gobierno de Barack Obama del creciente papel ruso en Siria: opta por el pragmatismo al prever que la ofensiva aérea rusa, iniciada a principios de mes, sea sostenida en el tiempo.

El Pentágono ha criticado con dureza la campaña rusa, iniciada a petición del Gobierno de Damasco, del que Moscú es un estrecho aliado, por considerar que legitima al régimen de Bachar el Asad y por apenas golpear posiciones del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas inglesas).

EE UU lidera desde hace un año una coalición internacional que bombardea posiciones del grupo yihadista en Siria e Irak. Rusia ha atacado sobre todo en Siria a otros grupos opositores, algunos de ellos respaldados por EE UU. Los extremistas del ISIS son enemigo común de Washington, Moscú y Damasco. Pero dada la enemistad con El Asad, el Pentágono no coordina sus acciones con el Ejército sirio, que también ataca desde el aire a milicias opositoras.

La firma del acuerdo llega a los 10 días de que altos cargos militares estadounidenses y rusos iniciaran una ronda de videoconferencias para establecer protocolos de seguridad. Cook dijo que, por petición de Rusia, el texto no se difundirá y evitó detallar la distancia que deberán mantener los aviones de ambos países en el espacio aéreo sirio.

El portavoz subrayó que el protocolo dejará claro "qué se puede o no hacer en la proximidad de los pilotos” y recordó que los pilotos estadounidenses siempre tienen derecho a defenderse si se sienten amenazados. “Nuestra esperanza es que este tipo de incidente sea reducido al mínimo, idealmente eliminado con este memorándum”, afirmó.

El acuerdo, que entró en vigor este martes, establece la creación de una frecuencia específica de comunicaciones entre las fuerzas aéreas de ambos países y también un nexo terrestre en caso de errores en las comunicaciones por vía aérea. “Siempre tuvieron la habilidad de comunicarse. El protocolo lo hace más fácil”, dijo Cook.

No hay comentarios: