lunes, 12 de octubre de 2015

el desdichado héroe contra el acoso callejero a mujeres en Costa Rica

Un joven, que filmó a un hombre que grababa con su móvil bajo la falda de una mujer, ahora lucha por su vida tras ser apuñalado

ÁLVARO MURILLO San José (Costa Rica)


Ella caminaba deprisa por el bulevar más concurrido de Costa Rica. Él iba detrás con móvil en la mano a la altura de las nalgas de ella tratando de filmar debajo del vestido volado. Ella ni cuenta se daba, pero más atrás iba un joven que filmaba la escena hasta que alertó a la mujer. Su seguidor tomó camino veloz hasta que abordó el primer taxi que pudo y adiós.

Esto pudo haber quedado ahí, como tantas escenas de acoso callejero, con la particularidad de que un desconocido pilló al acosador, ambos con cámara en mano. Pero todo el país se enteró porque este desconocido, un panadero de 22 años, decidió el domingo subir el vídeo a las redes sociales, donde se hizo viral y llego a los medios de comunicación nacionales y entonces todos vieron al nuevo rostro del acoso sexual callejero. El tema de todos los días se convirtió en el mayor tema de un solo día, pero el caso iba a más.

Por la noche de este miércoles dos desconocidos apuñalaron al joven denunciante cerca de su casa en el distrito de San Sebastián, al sur de la capital. Podría haber sido un asalto de los que con regularidad ocurren en ciertas zonas de San José, pero no le robaron nada. La conclusión parece sencilla y, aunque las autoridades policiales evitan presentar el ataque como una represalia por la denuncia pública de acoso callejero, tampoco lo descartan. Los agresores no han sido identificados todavía.

En los tribunales públicos de las redes sociales y en los pronunciamientos de algunas instancias de Gobierno sí parece claro: concluyen que la denuncia pública le habría costado la salud a Gerardo Cruz Barquero y le amenaza la vida, pues se mantiene en condición delicada después de una cirugía a corazón abierto en el céntrico hospital Rafael Ángel Calderón Guardia.

La denuncia pública le habría costado la salud a Gerardo Cruz Barquero y le amenaza la vida

Sobrevinieron entonces las vigilias, convocatorias a manifestaciones callejeras, voces de apoyo del Gobierno, del Poder Judicial, de la Defensoría de los Habitantes y por supuesto de organizaciones pro derechos de la mujer. La Secretaría Técnica de Género del Poder Judicial manifiesta “total repudio por los actos de violencia contra el joven Gerardo Cruz Barquero, quien días atrás tuvo la valentía de denunciar a través de las redes sociales un fenómeno que las mujeres hemos tenido que sufrir siempre: el acoso callejero”.

El presidente Luis Guillermo Solís ha dado un sentido de mayor trascendencia: “no es propio de una sociedad democrática tener una conviviencia en que las mujeres se irrespeten en las calles”. Gerardo se ha convertido sin proponérselo en una suerte de héroe nacional anti machismo, mientras muchos ruegan para que se quede en héroe y no pase a mártir. Él llegó a manifestar temor de salir a la calle por posibles represalias, cuentan sus familiares.

Gerardo es padre de una niña de cinco años y espera un segundo hijo con su pareja. El rostro del joven pulula en los perfiles de redes sociales de los costarricenses, pero no ha vuelto a aparecer el del hombre filmado mientras enfocaba los muslos de una mujer. Este es funcionario del Ministerio de Hacienda, que lo reportó de baja y susceptible de una investigación disciplinaria.

Las autoridades no reportan hasta ahora denuncia alguna de la mujer filmada, como sí lo hacen casi 5.000 cada año, según estadísticas oficiales. El delito se castiga con multa que podría abarcar hasta la mitad del salario mensual del agresor. Tampoco faltan los señalamientos a la supuesta falta en que habría incurrido el joven Cruz por divulgar en internet un vídeo del hombre sin reparos en la privacidad.

No hay comentarios: