lunes, 19 de octubre de 2015

El Gobierno y las FARC acuerdan la búsqueda de desaparecidos

Negociadores de las FARC, este sábado en La Habana. / ENRIQUE DE LA OSA (REUTERS)

Se creará una unidad especial para facilitar información sobre los más de 25.000 desaparecidos durante el conflicto

JAVIER LAFUENTE Bogotá


El Gobierno de Colombia y las FARC dieron el sábado en la noche otro gesto muy importante para con las víctimas del conflicto armado del país, que se prolonga durante más de cinco décadas. Los negociadores acordaron trabajar conjuntamente en la búsqueda de los desaparecidos, que el Centro de Memoria Histórica cifra en más de 25.000, y crearán una unidad especial que facilitará información sobre su ubicación, así como la entrega de sus restos a los familiares. Para ello contará con la ayuda de la Cruz Roja Internacional

El acuerdo forma parte del punto de reparación a las víctimas, uno de los pilares sobre los que se estructura el proceso de paz que desde hace casi tres años se desarrolla en La Habana. Después de la creación de una Comisión de la Verdad y de empezar los trabajos para desminar de forma conjunta el país, este era uno de los acuerdos más esperados. En un conflicto que ha dejado más de siete millones de víctimas, entre muertes (220.000), desplazados y afectados, los desplazados ocupan uno de los capítulos más siniestros de la historia del país.

Los negociadores acordaron, por un lado, trabajar de manera inmediata en "ubicar, identificar y entregar dignamente los restos de las personas dadas por desaparecidas" durante el conflicto. Para ello, requerirán el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja con el fin de diseñar y poner en marcha planes especiales humanitarios para la búsqueda, ubicación, identificación y entrega digna de los restos a sus familiares.

Como primer paso, el Gobierno acelerará la identificación y entrega de restos de víctimas que hayan muerto en operaciones de la Fuerza Pública "inhumados como N.N [no name, sin nombre] en cementerios ubicados en las zonas más afectadas por el conflicto". Por su parte, la guerrilla se compromete a entregar información para la ubicación y posterior identificación de los restos de víctimas de cuya ubicación tengan conocimiento.

El segundo punto acordado en el texto que leyeron a última hora de la tarde del sábado los representantes de los países garantes, Noruega y Cuba, las delegaciones se comprometen a crear, tras el acuerdo de paz final, una Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD). Para su formación y desarrollo el Gobierno y las FARC se comprometen a contar con la participación de organizaciones de víctimas, defensoras de derechos humanos y con el apoyo de instituciones especializadas.

Uno de los aspectos más significativos de este acuerdo es que aquellos que contribuyan con información a la UBPD podrán beneficiarse, si así se considera, de un tratamiento especial en materia de justicia, dentro del sistema judicial que se desarrollará una vez se firme el acuerdo final. Este punto, alcanzado hace un mes, ha sido crucial a la hora de consolidar el proceso de paz. Sin embargo, desde su firma por parte del presidente, Juan Manuel Santos, y el máximo líder de las FARC, Timochenko, el pacto ha estado envuelto en polémica. Este mismo sábado la comisión jurídica se reunió para tratar de avanzar y concretar los asuntos más polémicos y sobre los que ha habido un constante cruce de declaraciones en las últimas semanas.

La unidad de búsqueda de desaparecidos tendrá un director colombiano, que recibirá las recomendaciones y sugerencias de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desparecidas, organizaciones de víctimas, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas. Al menos cada seis meses deberá informar periódica y públicamente sobre las actividades de búsqueda, identificación y localización y entrega digna de restos que se realicen, siempre y cuando las víctimas así lo deseen.

No hay comentarios: