miércoles, 7 de octubre de 2015

El golpe anti-Trump del Papa

PAPA FRANCISCO »

El Pontífice, que visitará México en 2016, quiso entrar a EE UU por la frontera mexicana, pero los obispos se lo impidieron

Francisco respalda a un obispo chileno acusado de encubrir abusos sexuales


J. M. AHRENS México 7 OCT 2015 - 08:16 CEST


Entrar a Estados Unidos por la frontera mexicana. Cruzar al norte del río Bravo como lo hacen a diario miles de mexicanos. Esa era la intención del Papa Francisco. La idea, que habría constituido un rotundo golpe de efecto en un tiempo sacudido por las invectivas del candidato republicano Donald Trump y su obsesión por erigir otro muro, fue trasladada a principios de año al episcopado mexicano, pero este, según fuentes episcopales, lo rechazó bajo el argumento de que una visita sin pasar por la Basílica de Guadalupe, uno de los grandes santuarios católicos de Norteamérica, habría sido mal entendido por la población. El Papa se mostró receptivo con esta objeción y prometió acudir al país en otro momento.

El episodio fue parcialmente conocido en septiembre pasado, cuando el propio Pontífice al dirigirse a Estados Unidos desde Cuba, dijo: "Yo pensaba entrar en Estados Unidos por México al principio, la primera idea, Ciudad Juárez, el límite, ¿no? Pero no pasar por Guadalupana hubiera sido una bofetada?".

La visita ha quedado establecida para 2016 y tendrá una duración de una semana

La visita ahora ha quedado establecida para 2016 y tendrá una duración de una semana. Y aunque la fecha ni la agenda han sido fijadas, hay pistas de cuáles puedan ser sus principales paradas. La Conferencia Episcopal efectuó un sondeo entre los obispos, a petición de la Secretaría de Estado del Vaticano, sobre un posible itinerario. La curia se decidió por la Basílica de Guadalupe, luego por una gran concentración (posiblemente en DF) y, en caso de que quisiera acudir a la frontera con Estados Unidos, por una de las ciudades norteñas (Ciudad Juárez, Tijuana, Reynosa o Matamoros). “El Papa es impredecible. Podemos sugerir, pero el puede pedir. Y tiene su mente y su corazón bien definido en las periferias, sobre todo, las existenciales. Quizá quiera una zona indígena o un Estado en conflicto, no lo sabemos”, señaló en abril el cardenal Franciso, arzobispo de Guadalajara, Robles a este periódico.

Juan Pablo II, el primer pontífice en pisar México, acudió cinco veces, la primera en 1979 y la última en 2002. Su sucesor, Benedicto XVI, vino entre el 23 y el 25 de marzo de 2012. Francisco lo hará en 2016.

No hay comentarios: