martes, 20 de octubre de 2015

España prueba su capacidad de despliegue rápido frente a las amenazas contra la OTAN

EFE
Desembarco de tropas británicas en el puerto de Sagunto

ESPAÑA

Comienza el mayor ejercicio de la Alianza Atlántica, con 36.000 efectivos de 30 países


ESTEBAN VILLAREJO / TRAPANI (ITALIA) - Día 20/10/2015 - 13.07h


La OTAN dio luz verde este lunes en Trapani (Italia) a su mayor ejercicio militar «en más de una década» con el objetivo de validar su capacidad de despliegue rápido ante cualquier amenaza. Venga de donde venga: Rusia (principal preocupación para los aliados del Este), norte de África con la inestabilidad en Libia como principal amenaza (temor de los países del Sur, entre ellos España) o un eventual ataque terrorista, visualizado ahora por el yihadismo del Estado Islámico en Siria.

En el ejercicio denominado, que se celebrará hasta el 6 de noviembre, España juega un papel central por dos motivos. Primero, en ocho bases o campos de adiestramiento de nuestro país se darán cita 20.000 de los 36.000 efectivos que participan de 35 países diferentes, bandera ucraniana como invitada.

«Representa todo un desafío organizativo», indica desde la base siciliana el almirante José Luis Urcelay, representante militar español ante la OTAN y la UE, quien se desplazó a la demostración de fuerza aérea que la Alianza Atlántica realizó ayer con la participación de cazas Eurofighter, F-16, F-18, Tornado o helicópteros Cougar y HH139 de evacuación y rescate. Junto a España, Italia (mando aéreo) y Portugal (naval) son los otros dos países anfitriones de las maniobras.

¿Segundo motivo de su trascendencia para España? «Este ejercicio validará la capacidad del cuartel de la OTAN de Bétera (Valencia) y de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable «Galicia» VII de desplegarse en apenas 48-72 horas en cualquier escenario que nos demande la OTAN en 2016», explica el almirante Urcelay. Efectivamente, desde enero España liderará el despliegue terrestre rápido de la OTAN. Un concepto que se denomina «fuerza punta de lanza», compuesta el próximo año por unos 5.000 efectivos de la Brilat comandados desde Bétera por el teniente general Rafael Comas Abad.

Este despliegue rápido es una respuesta operativa de la Alianza Atlántica tras el estupor que la guerra en Ucrania (anexión de Crimea incluida) causó el pasado año a países miembros como Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía y Bulgaria. Además, la Alianza Atlántica incrementará su presencia el próximo año en estos países con más ejercicios, en uno de ellos en Polonia tendrá un papel estelar la Brilat.

Durante la inauguración de ayer, el comandante supremo aliado en Europa, el general estadounidense Philip Breedlove aseguró que el ejercicio Trident Juncture 2015 «manda un claro mensaje a cualquier potencial agresor [...] Cualquier intento de violar la soberanía de una nación de la OTAN tendrá como consecuencia la respuesta de todas las naciones de la OTAN». Claro está, y aunque el ejercicio se celebre en el denominado frente sur, Rusia está presente en el ambiente. Máxime tras la violación del espacio aéreo de Turquía (país OTAN desde 1952) por dos de sus cazas y la demostración de fuerza de la flota rusa en el Mar Caspio al lanzar sobre Siria 26 misiles de crucero Kalibr (cuatro de ellos habrían impactado en Irán, según EE.UU.).

«No creemos que Rusia quiera un conflicto militar directo con la OTAN. Pero como en la época de la Guerra Fría estamos enfrentándonos a conflictos de baja intensidad en el plano de la ciberdefensa o el manejo de la información», asegura un alto oficial de la OTAN que pide anonimato y que reconoce que el lanzamiento de los misiles desde el Caspio fue «un alarde ruso»</span> aunque «sorpresivo».Pero no todo es Rusia en esta «nueva y más moderna OTAN» que pretende desplegarse en tres días en cualquier punto caliente. El Sur gana terreno. Así lo declaró ayer el vicesecretario general, el embajador estadounidense Alexander Vershbow, quien durante su rueda de prensa fue interpelado por una periodista-activista por «los crímenes cometidos por la OTAN en Libia».

No hay comentarios: