sábado, 3 de octubre de 2015

Estados Unidos se prepara ante la amenaza del huracán Joaquín

Carolina del Norte; Carolina del Sur; Virginia; Maryland; Nueva Jersey y el Distrito de Columbia se encuentran en estado de emergencia

EL PAÍS Washington


Carolina del Norte; Carolina del Sur; Virginia, Maryland; Nueva Jersey y el Distrito de Columbia se encuentran en estado de emergencia ante el avance del “extremadamente peligroso" huracán Joaquín, que este miércoles seguía ganando fuerza cuando descargaba su fuerza sobre las islas Bahamas.

Joaquín, "un huracán de categoría 4" en la escala Saffir-Simpson de máximo 5, alcanzó al final del día de hoy jueves destructivos vientos sostenidos de 215 km por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), con sede en Miami.

La costa Este de EE UU tomaba tan en serio a Joaquín que los informativos locales abrían sus noticieros con la noticia en lugar de con el tiroteo en un campus de Oregon que se cobraba al menos diez muertos en la mañana de este jueves.

La zona central de las Bahamas, archipiélago del Atlántico cercano al estado norteamericano de Florida, ha sufrido durante la jornada los potentes vientos y las copiosas lluvias de Joaquín, y el castigo continuará hasta el viernes, indicó el NHC.

El ciclón, actualmente a 25 km al noroeste de las islas Crooked en Bahamas, debería girar luego hacia el norte y desplazarse en paralelo a la costa este estadounidense, cuando aún sigue siendo una interrogante si tocará tierra. De momento, los estados que supuestamente serán afectados por Joaquín se preparan y en el caso de Nueva Jersey establecen palnes para no sufrir los efectos del devastador Sandy de hace tres años.

Los últimos modelos muestran una trayectoria de Joaquín por el Atlántico más alejada de la costa este norteamericana, pero el NHC advirtió que "aún no se puede descartar un impacto directo" y llamó a mantener la guardia en alto.

Aunque en definitiva no la golpee de lleno, la costa este norteamericana experimentará al menos lluvias y fuerte oleaje, por lo que los preparativos de emergencia comenzaron a activarse desde Carolina del Norte hasta Nueva York.

De momento, La Guardia Costera de Estados Unidos ha puesto en alerta a los bañistas y navegantes en los estados de Florida, Georgia y Carolina del Sur de los riesgo en las actividades marítimas debido a las corrientes que puede generar el huracán.

No hay comentarios: