martes, 13 de octubre de 2015

Honduras cierra un banco incluido en la lista del narco de EE UU

Empleados del Banco Continental fuera de una sucursal en Tegucigalpa. / JORGE CABRERA (REUTERS)

CIERRE BANCO CONTINENTAL »

Los clientes del Banco Continental reaccionan con pánico y exigen a la entidad financiera que les devuelva sus fondos


EE UU acusa a una influyente familia hondureña de narcotráfico

JOSÉ MELÉNDEZ San José (Costa Rica) 13 OCT 2015 - 01:34 CEST


El Banco Continental S. A., empresa hondureña que la semana pasada se convirtió en la primera institución bancaria en entrar al listado de Estados Unidos de individuos y empresas del andamiaje financiero de “lavado” de ganancias del narcotráfico, fue cerrado a partir de este lunes por el Gobierno de Honduras, que dispuso una “liquidación forzosa”.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aseguró que, tras el cierre del banco, ejecutado el domingo por la noche por la estatal Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS), se garantizará el pago a trabajadores y ahorradores. Explicó además que el sistema financiero hondureño “está sólido” y aclaró que “es un problema entre Banco Continental y la justicia de Estados Unidos, de manera exclusiva”.

En un escenario de pánico, numerosos hondureños formaron largas filas este lunes en las sucursales del banco para exigir su dinero. El hondureño Evasio Asencio, liquidador del banco, pidió calma, garantizó que los fondos están “asegurados” y anunció que la atención de clientes comenzará el próximo miércoles.

La CNBS precisó que “la devolución programada” de depósitos de 220 mil personas empezará con el pago de hasta nueve mil dólares por cliente y luego se seguirán pagando “proporcionalmente” las demás deudas con empleados, depositantes, acreedores y otros. Hay “suficientes recursos para atenderlos a todos”, ratificó.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EU (OFAC en inglés) informó de que con la acción sobre el Banco, desplegada el pasado 7 de octubre, “es la primera vez” que esa dependencia “ha designado a un banco conforme” a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Ley Kingpin), de combate a la narcoactividad.

El banco pertenece al influyente clan Rosenthal, una de las familias hondureñas con mayor poder político, económico y mediático y ligada al opositor Partido Liberal (PL).

El hondureño Yankel Antonio Rosenthal Coello, de 46 años y presidente del Club Deportivo Marathón, de los principales del fútbol de Honduras, fue detenido por narcoactividad el 6 de octubre en Miami. Jaime Rolando Rosenthal Oliva, de 79, patriarca familiar y tío del presidente del Marathón, y su hijo Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo, de 50, fueron señalados por OFAC como “traficantes de narcóticos especialmente designados”, aunque están libres en Honduras.

El banco es del Grupo Continental, descrito por la OFAC como “compañía madre de un conglomerado de empresas en Honduras involucradas en actividades bancarias, servicios financieros, bienes raíces, agricultura, turismo y medios de comunicación” y con sucursales en Estados Unidos, Panamá e Islas Vírgenes Británicas.

Los Rosenthal negaron los cargos. La CNBS rechazó la petición del banco para que su liquidación fuera voluntaria y no forzosa.

El Gobierno de Honduras adujo que es forzosa porque al quedar designado por OFAC, se prohíben realizar trámites con el banco y otras empresas y algunos individuos corren peligro de ser también castigados por EE UU si hacen operaciones con esa empresa por estar colocada en la lista de narcotraficantes.

No hay comentarios: