domingo, 11 de octubre de 2015

Los Nobel de la Paz más icónicos

Barack Obama, presidente de EE UU, habla en la ceremonia del Premio Nobel de la Paz, celebrado en el Ayuntamiento de Oslo, el 10 de diciembre de 2009. Obama, que se convirtió en presidente a principios de 2009, fue reconocido ese año "por sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos". Obama fue el tercer presidente estadounidense en ganar el premio, tras Theodore Roosevelt en 1906 y Woodrow Wilson en 1919. ODD ANDERSEN (AP)

La paquistaní Malala Yousafzai, de 17 años, habla ante los medios de comunicación a su llegada a Oslo en 2014, donde iba a recibir el premio Nobel de la Paz de ese año. Malala compartió el galardón con Kailash Satyarti, una activista indio que defiende los derechos de los niños indígenas. MATT DUNHAM (AP)

El presidente del Comité Internacional de Médicos Sin Fronteras, James Orbinsky (izqda.) y el presidente de MSF-Francia, Philippe Biberson, se abrazan en la sede de la organización en París después de que ésta fuera galardonada con el Premio Nobel de la Paz de 1999 por su "labor humanitaria pionera en varios continentes". MICHEL LIPCHITZ (AP)

En los 1998, los ganadores del Premio Nobel de la Paz fueron John Hume (drcha.) y David Trimble por sus esfuerzos para encontrar una solución pacífica al conflicto en Irlanda del Norte. JON EEG (AP)

El vicepresidente de Sudáfrica, Frederick Willem de Klerk (derecha), y el presidente sudafricano Nelson Mandela posan con las medallas del Nobel de la Paz. Ambos dirigentes fueron reconocidos en 1993 con el galardón por acabar, de forma pacífica, con el apartheid, y por sentar las bases de una nueva Sudáfrica democrática. JON EEG (AP)

Lech Walesa, líder de 'Solidaridad', un sindicato polaco nacido a pesar de la prohibición de las autoridades de su país, reacciona a los vítores de sus compañeros de trabajo al salir de la astilleros Lenin de Gdansk (Polonia), en 1983. Walesa ganó el Premio Nobel de la Paz ese año por sus esfuerzos por la libertad política en Polonia, pero no asistió a la ceremonia. En 1990, se convirtió en presidente de Polonia. LANGEVIN (AP)

El presidente egipcio Anwar Sadat (izqda.), el presidente de Estados Unidos Jimmy Carter (centro) y el primer ministro israelí Menachem Begin se dan la mano en el jardín norte de la Casa Blanca tras la firma del tratado de paz entre Egipto e Israel, en marzo de 1979 . Sadat y Begin fueron galardonados con el Premio Nobel de la Paz en 1978. Carter debió esperar hasta 2002 para recibir el galardón. BOB DAUGHERTY (AP)

El decimocuarto Dalai Lama, líder político y espiritual exiliado del Tíbet, muestra el Premio Nobel de la Paz durante la ceremonia de entrega en la Universidad de Oslo (Noruega). En 1989 se reconoció a la autoridad budista por su campaña no violenta para poner fin a la dominación china del Tíbet. INGE GJELLESVIK (AP)

El presidente soviético Mijail Gorbachov recibe el aplauso de los asistentes a la entrega del Nobel de la Paz en Oslo (Noruega). El dirigente ruso fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1990 por su contribuir al fin de la Guerra Fría. ALEXANDER ZEMLIANICHENCKO (AP)

Martin Luther King, defensor de los derechos civiles en Estados Unidos, mira a su medalla que le certifica como el ganador Premio Nobel de la Paz en 1964. ANONYMOUS (AP)

El líder de la OLP, Yasser Arafat (izqda.), el primer ministro israelí Yitzhak Rabin (centro) y el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Shimon Peres, posan con sus medallas y diplomas después de recibir el Premio Nobel de la Paz de 1994 en la ciudad de Oslo (Noruega). Los tres dirigentes fueron galardonados "por sus esfuerzos para crear la paz en Oriente Medio Oriente". Rabin fue asesinado al año siguiente por un ultranacionalista israelí y el proceso de paz nunca fructificó. (AP)

La Madre Teresa acuna a una niña sin brazos en un orfanato de Calcuta (India), en 1978. La monja católica, de origen albanés, lideró la orden Misioneras de la Caridad y recibió el Premio Nobel de la Paz en 1979. EDDIE ADAMS (AP)

No hay comentarios: