miércoles, 7 de octubre de 2015

Rusia ataca al Estado Islámico en Siria desde el Mar Caspio

Una zona en la ciudad de Babila (sur de Siria) bombardeada, según testigos, por aviones rusos. / KHALIL ASHAWI (REUTERS)

GUERRA EN SIRIA »

Buques de guerra rusos lanzan misiles de crucero contra posiciones del EI


La OTAN alerta de la magnitud de la presencia rusa en territorio sirio

AGENCIAS Moscú 7 OCT 2015 - 15:31 CEST


Cuatro buques de guerra rusos han lanzado este miércoles 26 misiles crucero contra 11 objetivos del Estado Islámico (EI) en Siria desde las aguas del Mar Caspio --a 1.500 kilómetros de sus objetivos--, según han informado el presidente ruso, Vladímir Putin, y su ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, en una comparecencia conjunta televisada en el canal estatal.

"Según datos de control, todos los objetivos fueron destruidos y no hubo víctimas entre la población civil. Los resultados del ataque demostraron la alta eficacia de los misiles a grandes distancias, de casi 1.500 kilómetros", aeguró Shoigu.

MÁS INFORMACIÓN
Rusia ataca en Siria a varios grupos enemigos del régimen de El Asad
Aviones rusos bombardean en territorio sirio
El choque sobre El Asad marca el diálogo sirio de Obama y Putin

La de este miércoles es la primera vez en que Rusia informa del uso de misiles crucero en su operación militar contra los yihadistas en Siria, de la que hoy se cumple una semana. Hasta ahora, todos los ataques contra objetivos de las distintas organizaciones terroristas que figuran entre los objetivos rusos se hicieron mediante bombarderos y aviones de asalto.

Putin apuntó que aún es demasiado pronto para hablar de los resultados de las operaciones que Rusia ha emprendido en Siria, y aseguró que ha ordenado al ministro de Defensa que continúe cooperando con EE UU, Turquía, Arabia Saudí, Irán, Irán y Siria.

Por su parte, Shoigu ha hecho balance de la primera semana de bombardeos. "Desde el 30 de septiembre hasta hoy, se han llevado a cabo bombardeos aéreos contra 112 objetivos", aseguró el ministro, que también remarcó que la intensidad de estos ataques "va en aumento". Se han destruido, ha dicho, 12 depósitos de armas, 71 piezas de armamento pesado, así como fábricas de explosivos.

Cooperación con la oposición moderada

Por otro lado, el presidente ruso aseguró que Moscú estaría dispuesta a unir sus fuerzas con la oposición moderada siria que lucha contra los terroristas, en concreto con el Ejército Libre Sirio.

"Si se trata del ala militar de la oposición moderada, unir los esfuerzos en la lucha contra organizaciones terroristas como el Estado Islámico o el Al Nusra sería un buena base para el posterior arreglo político en Siria", dijo Putin, que subrayó que Moscú ni siquiera sabe dónde están sus posiciones ni quién los dirige.

Vladimir Putin (izquierda) y el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, en Sochi, este miércoles. / RIA NOVOSTI (REUTERS)

Rusia inició su campaña aérea en Siria asegurando que su objetivo es combatir a los yihadistas del Estado Islámico. Sin embargo, sus aviones han bombardeado a grupos rebeldes que se oponen al presidente Bachar El Assad, aliado de Moscú.

Los países occidentales, los países árabes y Tuquía, que combaten por su parte al EI pero que también buscan que El Assad desaloje el poder, sostienen que Rusia está utilizando al Estado Islámico como un pretexto para apuntar a otros enemigos de El Assad. Mientras, el Gobierno de Putin afirma que el Gobierno de El Assad debe ser la pieza central de los esfuerzos internacionales para combatir el extremismo islamista.

No hay comentarios: