domingo, 25 de octubre de 2015

Tony Blair pide perdón por fiarse de datos 'erróneos' para invadir Irak

El ex primer ministro británico, Tony Blair, en una imagen de archivo en el año 2011. DAVID J. SALAS

El ex premier británico no se disculpa por la muerte de Sadam

Reconoce que el conflicto propició el ascenso del IS


Por CARLOS FRESNEDA Corresponsal Londres


Tony Blair ha pedido por primera vez perdón por los "errores de la guerra de Irak" y ha reconocido implícitamente que la intervención militar propició el ascenso del Estado Islámico (IS). El mea culpa del ex premier británico, en una entrevista que emite este domingo la CNN, se interpreta como un movimiento de piezas ante la publicación del informe elaborado por John Chilcot sobre el papel del Gobierno británico en la invasión militar para derrocar a Sadam Husein en 2003.

Blair ha reconocido que la "información de inteligencia" sobre la existencia de armas de destrucción masiva en suelo iraquí era "errónea". El ex líder laborista ha pedido también perdón por "los errores en el planeamiento y, ciertamente, por el error a la hora de entender lo que ocurriría tras la caída del régimen".

"¿Fue la guerra de Irak la principal causa del ascenso del Estado Islámico?", pregunta a Blair el analista de la CNN Fareed Zakaria. "Pienso que hay elementos de verdad en esa conclusión", reconoce el ex mandatario británico. "No se puede decir que quienes derrocamos a Sadam en 2003 no tengamos responsabilidad por la situación en el 2015", añadió incluso Blair, que hasta ahora había negado sistemáticamente la relación entre la guerra de Irak y el ascenso de IS.

Una portavoz del propio Blair se esforzó sin embargo en matizar que no ha habido un cambio de contenido o de tono en sus declaraciones: "El siempre ha pedido disculpas por los errores de inteligencia, pero siempre ha dicho -y lo vuelve a decir aquí- que no fue un error derrocar a Sadam".

La citada portavoz insistió en que Blair no ha establecido la relación directa entre la guerra y el IS y recordó cómo Irak era en 2009 "un país relativamente estable". "Lo que ocurrió después fue una combinación de dos factores: la política sectaria del Gobierno iraquí y la "primavera árabe", que dio pie a la insurrección en Siria, donde el IS se hizo fuerte y luego volvió a Irak".

Blair vuelve a estar en el ojo del huracán por las recientes revelaciones (contenidas en un informe elaborado por el ex secretario de Estado Colin Powell) que demuestran una complicidad aún mayor con el ex presidente Bush en los prolegómenos de la invasión, hasta el punto de haber dado el "visto bueno" a la guerra un año antes, en 2002.

Su vuelta a primer plano ha sido duramente criticada por la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon: "Blair se dedica a retorcer a los hechos, mientras el país espera la verdad. El retraso del informe Chilcot es un escándalo".

El informe encargado por el ex premier Gordon Brown a John Chilcot y un grupo de expertos lleva efectivamente seis años en "elaboración" y aún no ha trascendido a la opinión pública, cuando debería haber concluido en 2010.

No hay comentarios: