martes, 3 de noviembre de 2015

Ecuador debe pagar 1.000 millones a petrolera OXY

Sede de la petrolera OXY. / REUTERS

El país debe indemnizar a la compañía por haber suspendido su operación en territorio nacional de forma unilateral en 2006

SORAYA CONSTANTE Quito


El litigio que durante nueve años ha enfrentado a Ecuador con la petrolera Occidental (OXY) llega a su fin. Este lunes, el Tribunal del Centro Internacional de Arreglos y Diferencias relativas a las Inversiones (Ciadi) ha decidido que Ecuador debe indemnizar a la petrolera estadounidense con 1.061 millones de dólares por haber suspendido su operación en el país de forma unilateral en 2006. Este es el último y definitivo dictamen del tribunal de arbitraje del Banco Mundial, que en octubre de 2012 ya falló a favor de la petrolera y dictaminó que Ecuador debía pagar 1.768 millones de dólares. El Gobierno ecuatoriano hace una lectura positiva de la resolución y se felicita porque parte de la sentencia fue declarada nula y el monto de indemnización se ha reducido un 40%. La cifra final, además, dista bastante de los 3.370 millones de dólares que inicialmente pretendía OXY.

El presidente Rafael Correa, a través de redes sociales, adelantó que ha presentado una nueva propuesta a la petrolera estadounidense para concretar “un arreglo amistoso”. De este último ya habló en su habitual rendición semanal de cuentas. “Tenemos mucha fe de que el tribunal haya acogido nuestra petición de nulidad, pero en caso de que no sea así, también estamos preparados”, dijo. Hasta ahora, sin embargo, no ha trascendido los detalles de la propuesta ecuatoriana de pago. El mensaje del presidente en redes sociales cierra con frases como “esto es un atentado a nuestra soberanía nacional” y asegura que es consecuencia de la “larga y triste noche neoliberal” que precedió a su mandato.

El argumento para su destierro fue que había violado el contrato y la Ley de Hidrocarburos en 2000 al ceder acciones a Alberta Energy Corporation sin autorización del Ministerio de Energía

El caso de OXY se remonta a mayo de 2006, cuando el Gobierno de Alfredo Palacios declaró la caducidad del contrato de la compañía estaodounidense para la exploración y explotación del bloque 15 (que incluye una parte de entrada al Yasuní, la reserva de Limoncocha, el área de amortiguamiento del Cuyabeno, y el bosque de Paniacocha, en las provincias de Sucumbíos y Orellana). El argumento para su destierro fue que había violado el contrato y la Ley de Hidrocarburos en el año 2000 al ceder el 40 % de sus acciones a la empresa Alberta Energy Corporation (más tarde Encana) sin autorización del Ministerio de Energía.

Occidental el mismo mes de mayo de 2006 acusó al Estado Ecuatoriano de violar el Tratado Bilateral de Protección de Inversiones entre Ecuador y Estados Unidos, al haber confiscado sus bienes con la declaratoria de caducidad. La petrolera en ese entonces producía cerca de 100.000 barriles diarios y su operación pasó temporalmente a Petroecuador y luego a la estatal Petroamazonas. El Tribunal del Banco Mundial en 2012 reconoció que OXY violó la Ley de Hidrocarburos ecuatoriana, pero señaló que la caducidad de su contrato fue una sanción “desproporcionada”.

Con el fallo a favor de OXY, las deudas se acumulan para Ecuador. En diciembre además debe cumplir con el pago de los Bonos Global 2015 y la nómina y el sobresueldo de la burocracia. Todo esto suma alrededor de 1.500 millones de dólares, según el exministro de Finanzas Fausto Ortiz. Correa al ser interpelado por estos desembolsos en un debate económico que tuvo la semana pasada con la oposición dijo que el Gobierno honrará sus deudas. “Estamos preparados, somos gente sensata y el pago de los Bonos Global 2015 se va a cumplir en diciembre (...) y vamos a cumplir con los sobresueldos en el mes de diciembre”, destacó el primer mandatario.

No hay comentarios: