martes, 8 de marzo de 2016

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

John Gomez / Shutterstock.com

De la brecha salarial a la conciliación

Por YODONA.COM


Desde que en 1975 se estableciese el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, las reivindicaciones han cambiado mucho, pero lo esencial permanece: la desigualdad sigue existiendo, pero ha adquirido formas más sutiles.

Por eso, las mujeres siguen manteniendo el espíritu reivindicativo de esta jornada. Aunque derechos como el sufragio universal o la igualdad legal están ya muy consagrados, las batallas continúan. Y ahora, las mujeres tienen un arma de comunicación mucho más potente: internet. Las redes sociales y plataformas como Change.org sirven para denunciar el machismo en red. Estas son algunas de las reivindicaciones que siguen activas, desde las más cotidianas a las estructurales.

1. La violencia contra la mujer. Poner más medios y medidas más efectivas para erradicar la violencia de género sigue siendo otra de las prioridades sociales. Solo en 2015 murieron 57 mujeres a manos de sus parejas. Erradicar este tipo de agresiones entre los más jóvenes también se ha convertido en un objetivo primordial, después de que algunos estudios indicasen que los adolescentes siguen reproduciendo los mismos estereotipos machistas que la generación anterior.

2. Micromachismos. El sexismo sigue estando presente de forma explícita en la publicidad o en el cine, pero el machismo también se ha diluido en comportamientos cotidianos que pasan desapercibidos. Temas como los piropos han sido ampliamente debatidos en las redes sociales.

3. La brecha salarial. La diferencia salarial entre hombres y mujeres sigue siendo un hecho y se sitúa ya en el 24 por ciento. En los últimos años, lejos de tender a cerrarse, la crisis ha hecho que se amplíe aún más.

4. Proteger la libertad sexual. Durante el último año se han realizado más campañas para definir bien los límites del consentimiento. Es importante que los hombres aprendan desde jóvenes que 'no' significa 'no'. Testimonios como el de la actriz Lady Gaga, quien sufrió una violación a los 19 años, ayudan a romper la espiral de silencio en torno a la víctima.

5. Adiós a la superwoman. Según el estudio 'Estudio sobre la Mujer Española Actual' presentado por Ipsos hace solo unas semanas, las jóvenes se van desprendiendo de las exigencias de esa 'superwoman' que salía al mercado de trabajo a competir con los hombres, pero seguía cargando a sus espaldas con toda las tareas del hogar y la crianza de los hijos. La batalla por la conciliación es otro de las grandes guerras que quedan por ganar.

6. Presumir de las imperfecciones. Según el mismo estudio, la mujer contemporánea ya 'no aspira a la perfección', sino a una destrucción del exigente canon de belleza. La irrupción de las modelos 'curvies' en las pasarelas son un ejemplo de cómo la perfección se resquebraja. Y no, a ellas tampoco les gustan las etiquetas.

7. El fin de la dictadura de la imagen. Muchas asociaciones llevan años luchando contra la imposición de un canon tan restrictivo e inalcanzable que hace que muchas mujeres adelgacen de manera insana para poder adaptarse a él. Un ejemplo de ello es el de Anna, que decidió abrir una petición de Change.org para que Inditex retirara unos maniquís "anoréxicos".

8. La maternidad: un derecho íntimo y personal. La maternidad es uno de los temas que más debates desatan en la red. Una de las principales quejas de las madres es el exceso de críticas que se vierten sobre ellas, desde todos los ámbitos, desde el familiar hasta las propias redes sociales. Elegir tener hijos o noo dar el pecho o el biberón son algunos de los temas que hacen que las mujeres se sientan juzgadas por los demás.

9. Educar en igualdad. Los roles de género persisten en la infancia a través de los juguetes: el sexismo se manifiesta en los anuncios de cocinas para niñas y de coches para los niños. Además de hacer campañas denunciando el machismo, algunos colectivos han querido visibilizar la aportación de las mujeres a la historia. Especialmente, en el campo de la informática, la ingeniería o las ciencias, donde sigue habiendo una mayoría masculina.

10. Mostrar más mujeres en el ámbito profesional. Los medios de comunicación también son responsables de perpetuar los roles de género. El informe 'Los estereotipos de género en la publicidad', que ha publicado el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), afirmó que las mujeres mayores y las trabajadoras eran ignoradas por la mayoría de anuncios.

No hay comentarios: