martes, 26 de abril de 2016

Irán arremete contra EEUU por la apropiación "ilegal" de sus activos

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el titular de Exteriores iraní, Javaz Zarif. AFP

IRÁN: Para indemnizar a las víctimas de dos atentados

El Supremo estadounidense ha condenado a Teherán a pagar 2.000 millones a las víctimas de un atentado en un cuartel en Beirut en 1983

rán pide a EEUU compensaciones por los daños causados desde 1953

Por ZAHIDA MEMBRADO Teherán - @zahidamembrado


El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha condenado a Irán al pago de 2.000 millones de dólares para indemnizar a las víctimas y familiares del brutal atentado contra un cuartel estadounidense en Beirut (Líbano) en 1983, que se saldó con 241 marines muertos.

El ataque fue perpetrado por la milicia chií Hizbulá, pero Estados Unidos condena a Irán por los lazos "probados" entre la República Islámica y la organización libanesa.

Sin embargo, lo que podría quedarse en una sentencia de difícil ejecución, al tratarse de una condena procedente de un tribunal extranjero, va más allá, pues la Corte estadounidense ha fallado que los fondos para indemnizar a los 1.300 estadounidenses que en 2002 interpusieron la demanda contra Irán por el atentado en la capital libanesa, procedan de los millones de activos congelados que la República Islámica tiene en bancos de EEUU.

De este modo, Irán queda desarmado ante la posibilidad de negarse a pagar al no poder acceder a sus fondos. Dichos fondos, que pertenecen al Banco Central de Irán pero que durante años han estado congelados en EEUU por las sanciones impuestas a la República Islámica y que deberían haber empezado a ser transferidos a Teherán tras el levantamiento del embargo el 16 de enero.

Pero la transferencia de activos no sólo no se ha producido con la celeridad que espera el régimen de Irán, tras cumplir con su parte del acuerdo atómico con una notable reducción de su programa nuclear, sino que ésta es la segunda vez en dos meses que EEUU condena a Irán por una causa terrorista.

El mes pasado un tribunal de Nueva York condenó a Irán al pago de 10.000 millones de dólares a las víctimas del 11 de septiembre de 2001 al considerar probada su implicación en los atentados. Irán rechazó vehementemente la sentencia.

Ahora, tras conocerse el nuevo fallo, el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, ha expresado hoy su preocupación por el"incumplimiento" por parte de EEUU de su parte del acuerdo, reteniendo los activos iraníes a través de sentencias judiciales.

"EEUU es responsable de proteger los activos iraníes y reclamaremos daños y perjuicios en el caso de que se produzca una invasión de nuestra la propiedad", ha asegurado este lunes en Teherán en una conferencia de prensa conjunta junto a su homólogo macedonio, Nikola Poposki.

Zarif ha remarcado que Irán no reconoce el fallo judicial y ha añadido que"cualquier invasión de los activos iraníes es ilegal". El ministro ha anunciado que el Gobierno iraní formará una comisión especial para seguir el tema.

Por su parte, el primer vicepresidente de Irán, Eshaq Jahangiri, puso este domingo sobre la mesa la posibilidad de demandar a EEUU por esta causa, asegurando que el país "utilizará todos los medios legales" para recuperar los activos incautados. "EEUU sabe que podemos hacerlo", aseveró Jahangiri, acusando a Washington de"robar" los fondos del Banco Central de Irán.

Como consecuencia de las sanciones impuestas por EEUU, la República de los ayatolás tiene congelados en varios países millones de dólares procedentes de transacciones comerciales, sobre todo por la venta de petróleo, que Irán no ha podido cobrar bajo el régimen de sanciones. Se han barajado varias cifras -algunas fuentes estiman que el cómputo global alcanza los 100.000 millones de dólares-, pero fuentes oficiales iraníes aseguran que los activos congelados en el extranjero no ascienden a más de 50.000 millones de dólares.

Tres días después de la implementación del acuerdo nuclear, Irán anunció que había transferido miles de millones de dólares en activos congelados en bancos japoneses y surcoreanos a entidades en Alemania y Emiratos Árabes Unidos.

Pero el pasado sábado, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, aseguró ante una audiencia compuesta por el 'lobby' judío 'J Street' -de los pocos grupos judíos estadounidenses que apoyaron a Obama durante la negociación del acuerdo nuclear- que los fondos iraníes desbloqueados hasta la fecha ascienden a 3.000 millones de dólares, según dijo, el 5% del total.

No hay comentarios: