lunes, 16 de mayo de 2016

China y Rusia suben sus reservas de oro ante la devalulación del dolar

Lingotes de oro en Suiza. Reuter

Los bancos centrales de Pekín y Moscú aumentan sus depósitos por temor a una devaluación del dólar


LUCA COSTANTINI - Madrid

Rusia y China van a la búsqueda del oro. Sus bancos centrales llevan meses comprando ingentes cantidades del material precioso, principalmente por temor a un debilitamiento del dólar en el corto plazo. En los últimos quince meses, China ha incrementado sus posesiones de este metal en un 70%, hasta las 1.700 toneladas, y ha adelantado a Rusia como sexto país del mundo con más oro en sus arcas. Por su parte, Moscú ha incrementado sus reservas áureas un 21%, hasta las 1.460 toneladas.

En cada crisis económica el valor del oro sube por efecto de la mayor demanda de un activo considerado seguro. Entre 2009 y 2015, China adquirió entre seis y ocho toneladas de oro de media cada mes. A partir de julio del año pasado duplicó, sin embargo, sus pedidos, hasta las 15 toneladas mensuales, según datos facilitados por la consultora británica Capital Economics. La adquisición de oro por parte de Rusia empezó en cambio a principio de 2015 y se fue creciendo a medida que caía el precio del petróleo.

En ambos casos la compra del metal precioso responde al objetivo de contrarrestar la dependencia del dólar, "aunque en general se trata de cantidades muy limitadas por el peso que tienen en cuanto a base monetaria", comenta Carlos Fernández, profesor de IEB. Tanto Rusia como China tienen ingentes cantidades de deuda en dólares y su intención es diferenciar sus carteras para estar más protegidos, agrega el catedrático.

"La cantidad de oro en los bancos centrales se calcula sobre la base monetaria extranjera que cada país tiene, y está claro que un país estable como Estados Unidos tiene en sus cajas poca moneda extranjera", señala Fernández. Por esto Estados Unidos es el país que dispone de más oro, con más de 8.000 toneladas, que corresponden al 74,9% de sus reservas. Siguen Alemania, con 3.381, Italia, con 2.451, y Francia, con 2.435. Por el contrario, el peso del oro en el banco central de China solo alcanza el 2,2% del total de las reservas.

Buen comienzo de año

El oro vive un buen comienzo de año. Entre enero y marzo selló su mejor avance trimestral desde hace más de treinta años. En el primer trimestre de 2016, la demanda global del metal precioso marcó otro récord. Alcanzó las 1.290 toneladas, con un aumento del 21% con respecto al mismo periodo del año anterior, según las cifras publicadas el viernes por el Consejo Mundial del Oro (World Gold Council).

"Prevemos que la incertidumbre del mercado y las políticas monetarias no convencionales seguirán empujando la inversión y la demanda de oro por parte de los bancos centrales", sostuvo Alistair Hewitt, analista del Consejo Mundial del Oro en un comunicado de la entidad. "Esto, combinado con la recuperación esperada en India [uno de los mayores consumidores de oro del mundo], debería sostener la demanda del metal a lo largo de 2016", apuntó.

La compra de oro por parte de los bancos centrales ha contribuido en un 13% a la demanda global de oro, opina Simona Gambarini, analista de Capital Economics y autora de un informe sobre el sector. "Los países emergentes son los protagonistas de estas compras: lo hacen para fortalecer la credibilidad de sus divisas en un contexto de volatilidad", agrega la analista. Muchos. aunque no todos, porque, por ejemplo, Venezuela experimenta una fase totalmente diferente. En los últimos quince meses, el país sudamericano ha liquidado 94 toneladas de oro, un 25% de sus reservas.

No hay comentarios: